El cantaor Alonso Núñez "Rancapino", visita 'Duendeando'

  • Rancapino visitó a Teo Sánchez cargado de anécdotas
  • Escucha ya el programa completo
Ampliar foto Alonso Nuñez "Rancapino"

Alonso Nuñez "Rancapino"

TEO SÁNCHEZ (RADIO 3)TEO SÁNCHEZ (RADIO 3) 

Alonso Núñez, conocido artísticamente como Rancapino, visitó en Duendeando la semana pasada. Vino acompañado de su hijo Alonso, también cantaor, y el guitarrista Jesús Núñez del Puerto de Santa María.

A sus 68 años, Rancapino es una leyenda del mundo flamenco. Artista reconocido por los aficionados y también sus compañeros es un flamenco de los de antes. De aquellos que tuvieron que buscarse la vida en la calle y en fiestas particulares, aquellos que entendían el cante como forma de expresar el dolor, también la alegría.

Es un maestro de los cantes de la bahía de Cádiz, seguidor de la escuela de Aurelio Sellés y la Perla de Cádiz. También se ha mirado en los cantes de Manolo Caracol. En su biografía no se puede olvidar que desde niño vivió junto a su primo José, Camarón de la Isla las primeras correrías flamencas en La Venta de Vargas y otros lugares de la geografía andaluza como Sevilla. De todo ello hablaremos con Rancapino el próximo domingo en Duendeando de 18 a 19 h en Radio 3. Le escucharemos también cantar en directo.

Rancapino

El cantaor chiclanero es un gitano que vivió el cante en su familia y desde niño se buscó la vida pasando el platillo a cambio de su cante. Pronto aprendió a sobrevivir en unos años difíciles donde las fiestas particulares eran la principal fuente de ingresos para “ir tirando”. Sus modelos son La Perla de Cádiz, Aureliio Sellés y Manolo Caracol.

Grabó su primer cd en los años 70 y hasta 20 años después no volvió a un estudio de grabación. Lo hizo de la mano de Paco Cepero a la guitarra. El CD contó con una portada de Miquel Barceló.

Su voz ronca, afillá en términos flamencos, según afirma el cantaor es consecuencia "de haber andado mucho tiempo descalzo". Entre sus frases más populares podemos también destacar aquella en la que Rancapino sentencia: "El flamenco se canta con faltas de ortografía".

 

Comentarios

Espacio reservado para promoción
cid:27333