Enlaces accesibilidad

El líder republicano del Senado propone un juicio político comprimido para Trump

  • Con un calendario tan restringido, los demócratas necesitan a cuatro senadores republicanos para tener una oportunidad
  • Tras tres años en la presidencia, Donald Trump será el tercer presidente en ser sometido a un juicio político

Por
El senador Mitch McConnell abraza al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un evento en Lexington, Kentucky.
El senador Mitch McConnell abraza al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en un evento en Lexington, Kentucky. Yuri Gripas/REUTERS

El líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense, Mitch McConnell, ha propuesto un calendario comprimido para el juicio político al presidente estadounidenseDonald Trumpque podría llegar a su fin a finales de la próxima semana si no se presentan pruebas o testigos adicionales.

El plan de McConnell ofrecería un total de 24 horas a los fiscales de la Cámara de Representantes y a la defensa de la Casa Blanca, pero concentrados en dos días, con lo que las jornadas se extenderían hasta la medianoche.

Tras esto, habría un período de preguntas y respuestas de 16 horas, seguido por un debate y una votación acerca de si se debe considerar pruebas y testigos adicionales.

El partido republicano cuenta con mayoría en el Senado de 53 votos frente a 47, por lo que los demócratas necesitarían el respaldo de cuatro senadores republicanos para rechazar la iniciativa de McConnell y prolongar el proceso con nuevos documentos y testigos.

Los nombres que se barajan para empezar a presionar son un grupo de senadores republicanos moderados, entre los que la prensa estadounidense ha señalado a Mitt Romney (Utah), Susan Collins (Maine), Lamar Alexander (Tennessee) y Lisa Murkowski (Alaska), que podrían ser la clave para prolongar el procedimiento judicial.

Una propuesta que no contenta a los demócratas

Esta propuesta será sometida a votación mañana este martes, en lo que se traduce como el arranque formal del juicio político, que estará presidido por el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y donde los 100 senadores actuarán a modo de jurado.

Minutos después de conocerse la resolución, los demócratas han criticado duramente la inflexibilidad del calendario previsto por el líder republicano. "Está claro que el senador McConnell está empecinado en hacer mucho más complicado conseguir testigos y documentos y en apresurar todo el juicio", ha afirmado Chuck Schumer, el líder de la minoría demócrata en un comunicado.

Juicio político a Trump: qué es y cómo funciona el 'impeachment'

Sus relaciones con Ucrania, a juicio

Los cargos políticos contra Trump fueron aprobados en diciembre de 2019 por la Cámara Baja, de mayoría demócrata, tras meses de investigación por parte de los legisladores sobre las presiones del mandatario a Ucrania. Estos fueron aprobados en enero de este año, después de elegir a los siete congresistas que ejercerán la acusación, a modo de fiscales.

El caso se destapó por una queja de un informante a los servicios de Inteligencia después de una llamada en julio entre Trump y su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, en la que el estadounidense solicitó a Kiev que iniciara pesquisas sobre uno de sus rivales políticos, el exvicepresidente Joe Biden, actual precandidato demócrata a los comicios de este año, y su hijo Hunter, por presunta corrupción en ese país.

Según la oposición progresista, Trump condicionó la entrega de casi 400 millones de dólares en ayuda a Ucrania y la programación de una reunión en la Casa Blanca con Zelenski a su exigencia de que Kiev anunciara públicamente que planeaba investigar a Biden

Después de que Trump llegara al poder hace tres años, en 2017, se ha convertido en el tercer presidente de la historia del país en ser sometido a un juicio político después de Bill Clinton (1993-2001) y Andrew Johnson (1865-1869), ambos exonerados por la Cámara Alta.

Noticias

anterior siguiente