Enlaces accesibilidad

Casado no "blanqueará" el acuerdo de Sánchez con Podemos porque "sería letal para España"

  • Sánchez se ha reunido con el líder popular y con la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas
  • El martes llamará a los presidentes autonómicos y el PSOE prevé iniciar una ronda con el resto de partidos

Por
Casado y Arrimadas insisten en su negativa a investir a Sánchez si sigue negociando con ERC

El líder del PP, Pablo Casadoha asegurado que no está dispuesto a "blanquear" el acuerdo del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para un Ejecutivo de coalición "comunista" que dependa del independentismo, "porque sería letal para España y un suicidio" para su partido. Lo ha dicho después de reunirse este lunes con el líder socialista y antes del encuentro de Sánchez con la diputada de Ciudadanos Inés Arrimadas.

Unas reuniones en las que el líder socialista ha pedido a Casado su abstención en una futura investidura y a Arrimadas su voto afirmativo para no depender de ERC. La reunión de Sánchez con Casado, la primera tras las elecciones generales del 10 de noviembre, ha comenzado sobre las 09:40 de la mañana y ha terminado unos 45 minutos después en el Congreso de los Diputados. Los dos líderes han mostrado sus caras más serias ante la prensa gráfica.

Tras reiterar su 'no', Casado -que se ha ido de la reunión con la impresión de que Sánchez no podría romper el acuerdo con Podemos porque no podría explicarlo ni a sus bases ni en público, según fuentes del PP- ha insistido a Sánchez en pedir que conforme un gobierno en solitario con la abstención -o voto a favor- de Ciudadanos y la de Navarra Suma. Un gobierno, ha proseguido, que no dependa de ERC y que no pase por una coalición con un partido que sea la "llave" de los partidos independentistas y nacionalistas y que pretende impulsar una "reforma constitucional" en materia territorial que los populares, dice, es "inadmisible".

"Sánchez ha unido su destino a Podemos y espera un certificado de la cárcel"

Casado asegura que el PP no puede abstenerse ante "un gobierno del PSOE y de los comunistas de Podemos"

A su juicio, el líder socialista -que, según han revelado más tarde fuentes populares, ha pedido a Casado las abstenciones necesarias para la investidura en lugar de un apoyo completo- "ha unido su destino a Podemos" y lo único que espera "es un certificado que venga desde la cárcel -en referencia al líder de ERC condenado por el 'procés', Oriol Junqueras- para rubricar un acuerdo que libre y voluntariamente ha elegido excluyendo al PP". En este sentido, ha advertido contra la intención de Sánchez de "domar al tigre" del soberanismo, porque "puede acabar devorado".

"Aún está a tiempo de no hacerlo, por eso tendemos la mano a la gobernabilidad", ha manifestado en rueda de prensa desde el Congreso, insistiendo en los once pactos de Estado que ha puesto en varias ocasiones sobre la mesa.

Sin embargo, ha insistido en que Sánchez se está situando "fuera de la Constitución" y ha lamentado que el socialista está "atrapado en un callejón sin salida" tras su acuerdo con Podemos. Por eso, cree que la reunión entre ambos es un "simulacro": "Sánchez ha elegido y está en el 'no es no' al PP".

Por otro lado, Casado ha rechazado el "gran acuerdo constitucionalista" que propone Arrimadas y que pasa por sumar una mayoría de 221 diputados entre los del PSOE, PP y Ciudadanos para que el Gobierno no dependa de Podemos ni del independentismo. Una vía que "no entiende", por lo que no piensa "ir de farol" al respecto.

Arrimadas ofrece un acuerdo con cuatro puntos

 Pedro Sánchez e Inés Arrimadas

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, antes de su reunión con la portavoz parlamentaria de Ciudadanos, Inés Arrimadas. Javier Soriano/ AFP

Precisamente Arrimadas -que ha pedido reiteradamente a Sánchez una reunión en persona- ha vuelto a insistir en la "vía 221" como "alternativa a la vía del insomnio" que propone Sánchez, en referencia a las declaraciones del socialista cuando dijo que "el 95% de españoles no podría dormir con Podemos en el Gobierno" y ha entregado a Sánchez un documento con cuatro puntos para negociar un gobierno "moderaedo".

Casado y Arrimadas son los dos únicos líderes con los que el socialista se reunirá en persona, ya que el resto de conversaciones que mantendrá su equipo con el resto de partidos serán entabladas por la vicesecretaria de Organización del PSOE, Adriana Lastra. Vox, sin embargo, ha anunciado que no participará en la ronda de contactos.

Sánchez también tiene previsto iniciar este martes una ronda de llamadas con los presidentes autonómicos, incluido el catalán, Quim Torra, con quien no habla desde hace un año.

Mientras, los socialistas están a la espera de una nueva reunión con ERC para lograr la abstención de sus 13 diputados, imprescindibles para la investidura. Temen, sin embargo, que estas conversaciones se alarguen sin llegar a un acuerdo mientras surgen las voces críticas y tensiones entre algunos barones del partido. 

Esquerra, por su parte, mantiene un nivel de negociación bajo a la espera de lo que ocurra judicialmente con Junqueras y hasta su congreso federal del próximo 21 de diciembre. Su portavoz ha advertido este martes a los socialistas que no aceptará "chantajes" ni "presiones", en referencia a la urgencia con la que el líder del PSC, Miquel Iceta, pidió a la formación republicana que primero facilitara la investidura y luego llegaría el diálogo.

Noticias

anterior siguiente