Enlaces accesibilidad

Cumbre del Clima

Los jóvenes presionan para que se cumplan los objetivos de la Cumbre de Madrid

Por
Los jóvenes activistas toman la palabra

La Cumbre del Clima de Madrid ha arrancado con el protagonismo institucional propio de estas citas, aunque también ha dejado claro desde el primer momento que está dispuesta a dar voz y a escuchar a los jóvenes, más que ninguna hasta ahora. Los organizadores aluden a la "justicia intergeneracional", un término que se basa en una idea muy básica: serán los jóvenes de hoy quienes hereden el mundo del mañana, y por tanto ellos también deberían participar en las decisiones que se tomen en la lucha contra el cambio climático.

Esta misma idea ha sido la que ha movilizado desde hace meses al movimiento Fridays for future (Viernes por el futuro, en español), cuya iniciadora y cara más visible es la adolescente sueca Greta Thunberg. Después de una travesía muy complicada en catamarán para atravesar el Atlántico (ya que no usa el avión por sus emisiones contaminantes) está previsto que llegue a Lisboa, desde donde viajará a Madrid para sumarse a las actividades previstas con motivo de la cumbre.

Fridays for Future es el epicentro de esa corriente mundial juvenil que alerta de que aún no hemos llegado al punto de retorno, pero estamos cerca, y reclama una mayor ambición climática, intentando presionar a los gobiernos para que adopten medidas contundentes. También exige que los jóvenes formen parte de la toma de decisiones sobre la crisis climática.

Para ellos, esta cumbre que se celebra en Madrid es especial. "Esta COP25 es la primera a la que venimos como movimiento con fuerza y con toda la trayectoria de movilizaciones en las que hemos sacado a millones de personas en todo el mundo", expresa a RTVE.es Alejandro Martínez, de Fridays for Future Madrid, y recuerda que fue en la COP24 de Katowice, celebrada en 2018 en la ciudad polaca, donde Greta Thunberg dio su discurso que se hizo viral, y a raíz de sus palabras comenzó a surgir con fuerza su movimiento en muchos otros países, más allá de Suecia.

Alejandro Martínez (I) y Maider Blanco (D), miembros de 'Fridays for Future'.

Alejandro Martínez (I) y Maider Blanco (D), miembros de 'Fridays for Future'. RTVE.es

Ejemplo de Greta Thunberg

Sus multitudinarias protestas se han convertido en uno de los movimientos más contundentes en la lucha contra el calentamiento global y el cambio climático. Y en todas ellas, siempre está presente el ejemplo de la joven sueca.

"Greta para mí es una inspiración. En el momento en el que vi el famoso discurso de ¿Cómo os atrevéis?, a mí me cambió la forma de ver el cambio climático, y me dije que tenía que hacer algo", confiesa a RTVE.es Maider Blanco, una estudiante de Ingeniería Agrónoma de Pamplona que se ha desplazado a Madrid con motivo de la Cumbre del Clima.

"Me sirvió para decir: si esta niña, porque es una niña, tiene esa capacidad de luchar así, y de defenderlo hasta el final con uñas y dientes, por qué los demás no vamos a poder hacerlo. Para mí es un ejemplo a seguir, y me parece que lo que ha hecho es impresionante, porque ha conseguido movilizar a gente de todo el mundo", añade.

Negación indirecta del cambio climático

Respecto a las voces que tienden a subestimar la labor de Greta Thunberg, y a considerarla como un mero instrumento, Fridays for Future lo tiene claro. Cree que la verdadera cuestión de fondo es negar indirectamente el cambio climático. "Es muy fácil criticar a la figura o a la persona, para que se deje de hablar del mensaje, de lo que ella está diciendo", opina Alejandro Martínez.

"La emergencia climática es algo innegable, y puesto que ya no pueden atacar esas ideas, porque son irrefutables, no solo porque la comunidad científica lo dice, sino porque ya estamos sufriendo en el día a día las consecuencias, lo que hacen es criticar a la figura de Greta y a la persona para intentar acallar el mensaje que está transmitiendo", agrega este estudiante de Bellas Artes.

Si hay una misión que los miembros de Fridays for Future tienen clara es la de ejercer toda la presión posible, siempre de manera pacífica y festiva. Por ello, una vez más, han convocado una gran protesta este 6 de diciembre, centrada en Santiago de Chile y en Madrid. "Este viernes y todos los días queremos que se nos escuche, que se vea que hay gente comprometida", dice Maider Blanco, "queremos ejercer presión sobre los gobiernos y que cumplan lo que ya han prometido y lo que van a prometer durante esta Cumbre de Madrid".

"Además de dar ejemplo con nuestro día a día, nosotros lo máximo que podemos hacer es dar la alarma y presionar", prosigue, "porque quienes se tienen que centrar son los gobiernos y las multinacionales, que son las que realmente generan la mayor cantidad de gases de efecto invernadero y de residuos. Nosotros no podemos decir a las empresas que dejen de hacer una cosa u otra, eso lo tienen que hacer los gobernantes".

Pueblos indígenas y pequeñas organizaciones

Fridays for Future es también uno de los organizadores de la Cumbre Social por el Clima, un evento que se celebra en paralelo a la COP25. Por ello, como otro de sus cometidos más importantes, el movimiento juvenil se ha propuesto dar voz a todas aquellas personas que tienen menos espacio dentro de la cumbre oficial, como pueblos indígenas o pequeñas organizaciones. "Para asegurarnos de que sus voces son escuchadas y para permitirles también hacer presión a las decisiones que se van a estar tomando en este espacio oficial", aclara Alejandro Martínez.

Sobre el resultado de la COP25, tanto Maider como Alejandro creen que aún se está a tiempo para encontrar una solución a la emergencia climática, y reiteran la responsabilidad de los políticos en este asunto. "Esperamos que se encuentren soluciones y se lleven a cabo. Estamos a tiempo. Los científicos así lo señalan, pero todo depende de lo que los gobiernos acepten para lograrlo", determina Maider Blanco. "Los gobiernos tienen que cambiar sus objetivos", añade Alejandro Martínez, "y tienen que ser mucho más ambiciosos".

Importancia de los jóvenes en la lucha climática

Justicia intergeneracional ha sido también uno de los principales temas en el que se ha centrado una mesa redonda en la que diferentes expertos han puesto de manifiesto la importancia de este concepto en la emergencia climática y el papel de los jóvenes en esta batalla a largo plazo. La charla ha sido uno de los actos programados para esta primera jornada de la COP25.

"Queremos y tenemos una voz", ha explicado Álvaro Alfaro, del movimiento '#WeAreAction', pero esto "no siempre se traduce en voto y en presencia en las negociaciones", por lo que es necesario "sentarse en la mesa en igualdad de condiciones" y que "cada cumbre tenga más presencia de juventud en los paneles".

"Esta crisis climática es de todas las generaciones", ha proseguido el joven chileno, "las diferentes generaciones están muy unidas en este sufrir del cambio climático, y por tanto también tenemos que estar unidos en las soluciones al cambio climático. La cooperación intergeneracional es muy importante".

"Tenemos que restaurar nuestro planeta, para que nosotros los jóvenes y nuestros hijos puedan disfrutar del mismo planeta que muchos de ustedes ya disfrutaron, que podamos decir que nuestros hijos van a poder ver una tortuga en el mar y no en un museo de historia natural", ha concluido.
 

Noticias

anterior siguiente