Enlaces accesibilidad

Elecciones en Bolivia

Se confirma la victoria de Evo Morales, que invita a la comunidad internacional a recontar "voto por voto"

  • El presidente boliviano ha conseguido el 47,8% de los votos, un porcentaje suficiente para evitar la segunda vuelta
  • La comunidad internacional ha pedido otra ronda para despejar las sospechas de fraude

Por
Evo Morales gana oficialmente las elecciones en Bolivia

El órgano electoral de Bolivia ha cerrado este viernes el recuento de votos de las elecciones, que confirman la victoria en primera vuelta del presidente Evo Morales frente al opositor Carlos Mesa con un porcentaje suficiente como para evitar la disputa de una segunda. Horas antes, el mandatario había invitado a la comunidad internacional y a la oposición de su país a recontar "voto por voto" para que demuestren si hubo fraude electoral en el conteo de los comicios, que se celebraron el pasado domingo en el país.

El cómputo había quedado pendiente de tan solo el 0,01% del recuento, correspondiente a cuatro actas de votación en la región amazónica de Beni, que fueron incluidas para cerrarlo al 100%, dando ese mínimo porcentaje restante a Morales.

El presidente, candidato a la reelección por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), queda con el 47,8% de los votos, frente al 36,51% del opositor Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana.

Esa diferencia del 10,57% le es suficiente al mandatario para ganar en primera vuelta, con tan solo un 0,57% de margen, tras los comicios del pasado domingo. 

La ley electoral boliviana

La ley electoral exige el 50% de los votos más uno o el 40% con 10 puntos de ventaja sobre el segundo para vencer en primera vuelta, pero cuando no se logran estos porcentajes se va a segunda ronda entre los dos más votados.

El Tribunal Supremo Electoral, que no informaba desde el pasado miércoles, ha convocado de imprevisto una comparecencia ante los medios para la tarde de este viernes en su sede central en La Paz.

Mesa ha advertido de que no reconocerá estos resultados por considerarlos fraudulentos al estar el órgano electoral al servicio del presidente, por lo que exige una segunda vuelta con Morales.

La comunidad internacional pide una segunda vuelta

La forma en que se transmitieron unos resultados parciales entre el domingo y el lunes es en gran media el origen de las sospechas, porque primero auguraban una segunda vuelta entre Morales y Mesa, quedaron horas paralizados y después dieron el triunfo en primera al presidente.

Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, la Unión Europea, Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos, entre otros, apoyan esa segunda vuelta para despejar las sospechas de fraude.

Como respuesta, el órgano electoral de Bolivia ha anunciado que aceptará una auditoría, tanto de partidos políticos del país como de organismos internacionales.

"Sean gobiernos, sean instituciones, organismos internacionales, ellos tienen la obligación de respetar nuestra Constitución, la voluntad del pueblo boliviano", había advertido Morales durante un acto en la región central de Cochabamba horas antes de que se hiciera oficial el resultado.

También ha subrayado este viernes que "si tienen algunas dudas, bienvenidos, (..) que empiecen la auditoría, el conteo voto por voto". "Convocamos a organismos, opositores, a partidos, a ir municipio por municipio, voto por voto", ha recalcado.

El presidente boliviano, que ha recibido el respaldo de aliados políticos como Cuba, Rusia y Venezuela, había reiterado su disposición a ir a una segunda vuelta si se demostrara un fraude, pero se mostraba convencido de que había "un ganador en la primera vuelta".

El mandatario ha llamado a sus seguidores a "la resistencia, la defensa de la democracia, la defensa del triunfo del pueblo". "Ellos buscan muertos para echarnos la culpa", ha denunciado en referencia a movilizaciones convocadas por la oposición, y ha pedido que "respeten los resultados, la Constitución y la democracia".

Bloqueos en las principales ciudades del país

Bolivia vive una jornada de paros en apoyo a la petición de la oposición y movimientos cívicos de una nueva cita en las urnas, y que de momento se desarrolla con bloqueos en las principales ciudades del país pero sin incidentes destacables.

Desde las 08:00 hora local (14:00 horas de España), manifestantes contrarios al presidente del país, Evo Morales, han cortado vías en la ciudad que alberga la sede del Gobierno y el Parlamento de Bolivia, unas movilizaciones que han impedido la circulación de vehículos, en demanda de que se celebre una segunda vuelta electoral.

"Morales no se quiere marchar del Gobierno. Si no pacta una segunda vuelta, será responsable de la sangre que se pueda derramar", ha denunciado a Efe Emma Mogro, profesora jubilada que protestaba en el barrio de Obrajes, una zona residencial de clase media de La Paz.

En cada bloqueo han participado decenas de ciudadanos que durante toda la mañana han impedido el paso a los vehículos, mientras gritaban consignas como "Mi voto se respeta" o "Dictadura no, democracia sí".

"He venido a defender la democracia frente a la dictadura. Ayer la policía reprimió a los estudiantes y no queremos una Venezuela aquí", ha apuntado a Efe Cinthia, estudiante de comercio exterior de Calacoto, que ha preferido no dar su apellido por temor a represalias.

Noticias

anterior siguiente