Enlaces accesibilidad

El paro en España

La creación de empleo se frena en el peor mes de julio desde la crisis

  • El paro cayó en 4.253 personas, su menor descenso desde 2008, y sigue por encima de los tres millones
  • La afiliación sube en 15.514 personas, la menor subida desde julio de 2012, aunque vuelve a marcar récord

Por
El paro baja en 4.235 personas, su menor caída en julio desde 2008, y se mantiene por encima de los tres millones

La creación de empleo en España se estancó en el mes de julio, que registra las menores cifras de reducción del paro y de nuevos afiliados a la Seguridad Social desde la crisis, en un mes que tradicionalmente aprovecha el impulso de la temporada turística de verano. Así, el paro bajó apenas en 4.235 personas, su menor descenso en un mes de julio desde 2008, y se mantiene por encima de los tres millones de desempleados, mientras que la Seguridad Social se anota 15.514 nuevos cotizantes, la cifra más baja en el séptimo mes del año desde 2012, aunque eleva el récord que inauguró en junio hasta los 19,53 millones de ocupados.

Los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social refrendan la mejoría que ha experimentado el mercado laboral en los últimos años, ya que el número de parados se sitúa en 3.011.433 personas, la cifra más baja de desempleados en España desde noviembre de 2008. Y en comparación con julio del año pasado, el desempleo se reduce en 123.588 personas, un 3,94 %.

Sin embargo, también dejan clara la pérdida de impulso en la creación de puestos de trabajo, que ya se apreciaba desde el mes pasado y en la última Encuesta de Población Activa: el paro apenas se reduce un 0,14 % respecto a junio y, en términos desestacionalizados, es decir, eliminando el efecto del calendario, el desempleo aumentó en julio en 2.915 personas. Una falta de vigor que ha impedido perforar el umbral de los tres millones de desempleados, como prometía el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en su fallida investidura: "Todo indica que, este mismo mes de julio, el número de parados caerá por debajo de los tres millones por primera vez desde 2008", dijo. 

La misma atonía se advierte en la afiliación a la Seguridad Social, que alcanza un nuevo máximo con 19.533.211 cotizantes de media en el mes de julio, pero con un magro crecimiento de solo el 0,08 % respecto a junio; de hecho, en número de nuevos cotizantes, la subida es la segunda más pequeña de toda la serie histórica y contrasta con el alza del año pasado, cuando en el mismo mes hubo 35.819 trabajadores ocupados más. De esta forma, la creación de empleo en los últimos doce meses se queda en 490.401 puestos de trabajo, un 2,58 %, ya por debajo del medio millón que alcanzaba siempre cada mes en los últimos tres años.

La reducción del paro se concentra en los jóvenes

Cuando se desmigan las cifras, se constata que la reducción del paro en julio se ha centrado exclusivamente en los jóvenes: el desempleo de los menores de 25 años se ha reducido en 4.714 personas respecto a junio, lo que supone una bajada del 2,1 %, mientras que entre los trabajadores de 25 años o más se ha registrado una subida de 461 parados, un leve 0,02 % más, aunque también revelador del estancamiento del mercado laboral.

El desempleo ha bajado más en julio entre las mujeres, que registran 2.684 paradas menos (-0,15 %), hasta dejar el total en 1.794.946. Hay, además, 1.569 hombres parados menos (-0,13 %), lo que sitúa el desempleo masculino en 1.216.487 personas.

Sin embargo, si se atiende a la afiliación a la Seguridad Social, hay 43.912 menos contratos de mujeres, de forma que la media de cotizantes queda en 9.006.924, todavía por encima de la barrera de los nueve millones que se franqueó en mayo. Entre los hombres, hay 59.426 contratos más, lo que eleva los ocupados hasta una media en julio de 10.526.287 trabajadores.

Más parados en servicios pese a la temporada turística

Por sectores, el paro registrado se reduce sobre todo entre los trabajadores que no tenían un empleo anterior, ya que hay 5.599 solicitantes menos que en junio, un 2,08 % menos, y en la industria, con 3.528 parados menos, lo que representa una caída del 1,35 %. Sin embargo, el paro sube en la agricultura (1,11 %), en la construcción (0,68 %) y en los servicios, pese a la temporada turística, aunque sea un aumento leve del 0,07 %, con 1.531 parados más.

Desde el punto de vista de la afiliación, crece el Régimen General, con 20.940 contratos más, lo que representa un incremento del 0,13 %. Los ocupados aumentan sobre todo en actividades sanitarias y servicios sociales, con 56.465 más (3,46 %), en comercio y reparación de vehículos de motor y motocicletas, con 40.417 más (1,64 %), y en hostelería, con 29.262 más (2,02 %), mientras que bajan especialmente en educación, un sector en el que se aprecia el final del curso lectivo: hay 108.616 ocupados menos, un descenso del 11,74 %.

Del resto de regímenes, bajan el agrario, que nota el final de las campañas agrícolas con 48.541 afiliados menos (-6,24 %); el de empleadas del hogar, con 4.188 menos (-1,03 %), el de autónomos, que se deja 7.767 (-0,24 %), así como el del carbón, con 17 personas menos. Tan solo se salva el régimen especial del mar, que suma 2.356 ocupados, lo que significa un aumento del 3,5 %.

Más contratos temporales  

Por otro lado, también empeora la temporalidad, puesto que, por sexto mes consecutivo, baja la proporción de contratos indefinidos registrados en el Servicio Público de Empleo Estatal -el antiguo INEM-, que fueron 185.713, el 8,52 % del total, frente a temporales y de formación, que suman 1.993.814, el 91,48 % de todos los que se firmaron a lo largo de julio.

Y por Comunidades Autónomas, el reparto es desigual. El paro baja sobre todo en Cantabria, con 1.663 parados menos (-4,99 %); en Asturias, con 2.160 (-3,2 %); y en Galicia, con 4.328 demandantes menos (-2,79 %), aunque también se registran descenso más moderados en Andalucía, Castilla - La Mancha, Castilla y León, Extremadura y Murcia.

Del lado de las subidas, destaca Baleares, con 1.133 parados más en plena temporada turística, lo que representa un repunte del 3,12 %, si bien también hay aumentos significativos del desempleo en Aragón, Navarra, País Vasco, Ceuta y Melilla.

En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social por regiones, los mayores aumentos en julio corresponden a Galicia (12.290), Cataluña (12.193), Islas Baleares (11.371) y Castilla y León (9.593), mientras que los ocupados se reducen en Madrid (-16.849), Andalucía (-14.712) Canarias (-4.465) y País Vasco (-3.873).

El Gobierno defiende el "dinamismo" del mercado laboral

Este viernes de agosto, en contra de lo habitual, ni la secretaria de Estado de Trabajo, Yolanda Valdeolivas, ni el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio garandos, han valorado los datos laborales. En su lugar, ha sido la ministra en funciones de Economía, Nadia Calviño, quien ha ofecido la visión del Gobierno desde la rueda de prensa del Consejo de Ministros, en la que ha defendido que el "dinamismo del mercado laboral sigue siendo muy notable" en España, a pesar de que ha reconocido una "tendencia a la estabilización".

Calviño ha achacado la menor creación de empleo, en primer lugar, a la "moderación del crecimiento económico", ya que, si bien ha reiterado que "España está capeando mejor que otros países la situación menos positiva" en el ámbito internacional, ha admitido que el ciclo está llegando a su cénit y que son encesarias reformas para relanzar el crecimiento.

Además, la ministra en funciones ha aludido al "aumento de la población activa", al recalcar que la cantidad de personas que trabajan o buscan trabajo ha crecido el doble en los últimos doce meses que entre julio de 2017 y julio de 2018, lo que, pese a ser positivo, "ralentiza la creación de empleo", ha subrayado. Así, Calviño ha destacado que "en julio se ha registrado una continuación de la senda decreciente del desempleo", aunque ha llamado a "huir de la complacencia" y ha recordado que tres millones de parados "es una cifra demasiado elevada, tenemos que continuar reduciendo el paro".

Sin embargo, los sindicatos han advertido de las amenazas que acechan al mercado laboral, según recoge Europa Press. UGT ha señalado que los datos reflejan "claramente" la estacionalidad del empleo y un incremento de la "mala calidad" del mismo, con "más precariedad" derivada del abuso de la temporalidad y de la contratación a tiempo parcial involuntaria.

Desde Comisiones Obreras, la secretaria de Empleo, Lola Santillana, ha señalado que se detecta un "deterioro en los ritmos de creación de empleo y bajada del paro", que ve "influidos por el menor crecimiento económico y por el impasse de la situación política a la espera de la constitución del Gobierno", por lo que ha reclamado la formación de un Ejecutivo "cuanto antes".

Noticias

anterior siguiente