Enlaces accesibilidad

El juez del 'caso Villarejo' imputa al BBVA por los presuntos espionajes encargados al excomisario

  • El magistrado de la Audiencia investiga al banco por presunto cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios
  • El BBVA, que contrató los servicios de Villarejo entre 2004 y 2017, defiende que su imputación no es una "acusación formal"

Por
El juez del 'caso Villarejo' imputa al BBVA por presunto cohecho, revelación de secretos y corrupción

El juez de la Audiencia Nacional que investiga el caso Villarejo ha imputado al BBVA como persona jurídica por los delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios por contratar y pagar al excomisario de Policía para realizar, presuntamente, trabajos de espionaje, según han confirmado fuentes jurídicas a Radio Nacional y TVE. Unos encargos que habrían comenzado en 2004 para evitar el desembarco de la constructora Sacyr en el banco y que se habrían prolongado durante 13 años.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, ha aceptado de este modo la petición realizada por la Fiscalía Anticorrupción el pasado miércoles para investigar al banco dentro de la pieza del caso Tándem relativa a las contrataciones de la entidad financiera a Villarejo, que comenzaron en 2004 ante una OPA hostil de Sacyr y se alargaron hasta 2017.

Tanto el comisario, en prisión preventiva desde noviembre de 2017, como el BBVA han reconocido la contratación de trabajos de inteligencia e investigación pero siempre han negado que se tratara de espionajes o de actividades ilícitas, informa Araceli Sánchez, de RNE. Tras conocer su imputación, el BBVA ha negado que suponga una "acusación formal" y ha reiterado que su prioridad es esclarecer los hechos.

Boletines RNE - La Audiencia Nacional imputa al BBVA en el 'caso Villarejo'

Según la investigación, durante este periodo la empresa Cenyt, de Villarejo, habría espiado unas 15.000 llamadas telefónicas de políticos, periodistas, banqueros y empresarios en el marco de los trabajos para el BBVA. Entre ellos, el exministro de Industria Miguel Sebastián, personado como acusación en la causa.

El juez ha pedido al BBVA que designe a una persona como representante ante el juzgado pero ha rechazado la petición de la entidad de personarse como perjudicado en la causa.

La Fiscalía solicitó la imputación del banco la semana pasada después de analizar la documentación incautada en los registros practicados en noviembre de 2017 y la aportada por el BBVA. Documentos que, a juicio de Anticorrupción, acreditarían que los pagos "ilícitos" a la empresa de Villarejo, Cenyt, "afectaron a varias áreas sensibles del banco y a diversos ejecutivos de la entidad durante un prolongado período temporal" y se produjeron cuando Villarejo estaba aún en activo en la Policía.

Delito de cohecho activo porque Villarejo aún era policía en activo

La Fiscalía asocia el delito de cohecho activo a que las contrataciones a Villarejo tuvieron como objeto "múltiples servicios de inteligencia y de investigación de naturaleza patrimonial y carácter ilícito" cuando el excomisario -en prisión desde noviembre de 2017- aún era policía en activo y por tanto su cargo era incompatible con estas labores, informa Efe.

Los "múltiples" delitos de descubrimiento y revelación de secretos derivarían de la información a la que consiguió acceder Villarejo de manera ilegal para aportar al BBVA, que supone, según la Fiscalía, "una reiterada injerencia en los derechos fundamentales de las personas mediante seguimientos personales y acceso a sus comunicaciones o a su documentación bancaria".

En cuanto al delito de corrupción en los negocios, según Anticorrupción, este se pudo producir porque alguno de los directivos del BBVA investigados "habría percibido dádivas del entorno del Grupo Cenyt por la facilitación de tales contrataciones".

.Varios cargos actuales y pasados del banco están investigados en esta causa, que es secreta, incluido el exconsejero delegado Ángel Cano y el exjefe de seguridad Julio Corrochano, que abonó una fianza de 300.000 euros para no entrar en prisión.

De hecho, este mismo lunes ha declarado como investigado el exdirector de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias del banco Antonio Béjar, que anunció el pasado viernes su intención de colaborar con el juez y que este lunes ha aportado nuevos documentos a la causa. A raíz de su comparecencia, la Fiscalía ha retirado la petición de libertad bajo fianza de 500.000 euros que solicitó el viernes para Béjar, recién cesado como presidente de Distrito Castellana Norte (DCN).

El BBVA responde que su imputación no implica una acusación formal

El BBVA ha señalado este lunes que su imputación por cohecho, revelación de secretos y corrupción entre particulares en la pieza en la que se investiga el espionaje supuestamente encargado por el banco al excomisario José Villarejo, no supone la acusación formal por ningún delito. "La condición de investigado no implica, en esta fase preliminar del procedimiento, la acusación formal por ningún delito", subraya en un comunicado el banco ahora presidido por Carlos Torres Vila.

Sobre la negativa del juez a que pueda personarse como parte perjudicada, el banco considera que lo ha hecho "por el momento" y "en esta fase incipiente de la investigación". Es más, el banco destaca que la decisión definitiva sobre esta cuestión ha quedado pospuesta a una fase posterior.

BBVA aprovecha para insistir en que su prioridad es esclarecer los hechos y colaborar con la justicia e incide en que ha aportado información a la causa desde su inicio y ha compartido también con la justicia de manera proactiva hallazgos relevantes de la investigación "forensic" encargada a Garrigues, Uría Menéndez y la consultora PwC.

Tanto el escrito de la Fiscalía Anticorrupción en el que se pedía la imputación de la entidad como el auto, destaca el banco, citan la colaboración activa de BBVA en la causa.

Noticias

anterior siguiente