Enlaces accesibilidad

Debate de investidura

Sánchez insta a Podemos a culminar un acuerdo "de izquierdas" en un discurso social y sin referencias a Cataluña

Por
Debate de investidura: Sánchez insta a Podemos a culminar un acuerdo "de izquierdas" y la abstención de PP y Cs

Sin llegar todavía a un acuerdo con Unidas Podemos para conformar un Gobierno de coalición, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha reconocido durante el debate de investidura la "dificultad" en llegar a un "punto de encuentro" con esta formación pero ha pedido a sus dirigentes "sacar adelante la promesa de la izquierda" y "culminar" los acuerdos alcanzados hasta el momento. "Nada que merezca la pena es fácil, y lo que tenemos por delante merece mucho la pena", ha afirmado.

[Así te hemos contado minuto a minuto la actualidad sobre el debate de investidura]

Esta ha sido la única mención que ha hecho Sánchez al partido de Pablo Iglesias en las casi dos horas que ha durado su intervención. Lo ha hecho al final de la misma e, inmediatamente después Sánchez ha pedido la abstención a PP y Ciudadanos, a quienes ha instado a que se alejen de la "ultraderecha", en referencia a Vox. Tras su discurso, fuentes de Podemos han admitido que se sienten molestos por la actitud de "superioridad" del candidato y se han mostrado pesimistas sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo. El diputado de esta formación Rafa Mayoral ha afirmado en un tuit: "Solo tenemos dos mejillas".

Precisamente, este lunes Podemos ha dado por "estancadas" las negociaciones que mantiene con el PSOE para sacar adelante la investidura porque considera que las ofertas de los socialistas para un Gobierno de coalición son "simbólicas". Unas negociaciones que debe llevar a buen puerto para que la investidura prospere el próximo jueves, cuando tenga lugar la segunda votación.

Sánchez apela a Podemos a "unir sus fuerzas" e insta a PP y Cs a que "permitan que haya Gobierno"

Obvia Cataluña y pide reformar la Constitución para evitar bloqueos

El pleno arrancaba pasadas las 12:00 -la primera vez que se reúne desde la constitución de las Cortes hace dos meses- con el estreno de Vox y flores amarillas en las bancadas de JxCat y ERC por la situación de sus diputados presos y suspendidos.

Sánchez ha priorizado a lo largo de su comparecencia una propuesta para un Gobierno "progresista, feminista, ecologista" y por la "justicia social". Pero ha obviado el conflicto en Cataluña, sobre el que PSOE y Podemos discrepan en profundidad y por el que los partidos independentistas, de quienes Sánchez no quiere depender, mantienen sus exigencias como hablar de la autodeterminación. El resto de partidos ha criticado con dureza la escasez de mención a Cataluña.

Los partidos reprochan a Sánchez que no hable de Cataluña

Al inicio de su intervención, Sánchez ha pedido a los partidos facilitar su investidura para impulsar en primer lugar un "pacto de Estado" para reformar el artículo 99 de la Constitución con el objeto de evitar futuros bloqueos de investidura, así como otros en materia de Educación, por la Industria o las Infraestructuras. Entre otras reformas constitucionales, propone la supresión de los aforamientos y retirar la palabra "disminuido" de la Carta Magna.

Pide la abstención a quienes se han "atado a la ultraderecha"

La primera mención a partidos políticos ha sido a PP y Ciudadanos. Así, ha mostrado su deseo de que el resultado de las urnas "sirviera para que los dos partidos de la bancada conservadora se alejaran de las redes autoritarias y la corriente reaccionaria que impregna la política europea y desgraciadamente también ha entrado en la Cámara", en referencia a Vox.

Sánchez pide a PP y Ciudadanos en su discurso de investidura que se alejen de "la ultraderecha"

Ha criticado que PP y Cs han "institucionalizado en ayuntamientos y algunas comunidades autónomas la foto de la Plaza de Colón de Madrid", que "se olvidaron de los discursos que hablaban de la lista más votada" y "expulsaron del constitucionalismo a quienes no pensaban como ellos": "Con el mismo cordón sanitario que pusieron al Partido Socialista, se han atado a la ultraderecha", ha apostillado.

Para ellos también ha sido la última mención para pedir su abstención. "No les pido que apoyen este proyecto, les pido que retiren las barreras. Les pido que permitan que España tenga un Gobierno. Lo que les pido, lo que les exijo, es que España avance", ha añadido.

Más feminismo y "justicia social"

Tras considerar que hay un "riesgo más que evidente" de "involución", ha criticado que PP y Cs permitan que se "pongan en cuestión" los derechos y libertades. Por eso, ha abogado por más feminismo y por avanzar en la "justicia social". "España tiene que ser un referente mundial del feminismo y de la lucha por la igualdad", ha manifestado. 

Sánchez se compromete a situar a España como "referente mundial" del feminismo

Ha estructurado en seis sus prioridades y desafíos a tener en cuenta para gobernar España: el empleo digno y la sostenibilidad del sistema público de pensiones, la revolución digital y tecnológica, la "emergencia climática", la "realidad efectiva entre hombres y mujeres", la desigualdad social y la realidad de Europa y la Unión Europea. 

"Frente al desempleo y la precariedad, empleo digno en una economía competitiva, pensiones dignas y un sistema público sostenible; frente al reto tecnológico, transformación digital; frente al cambio climático, transición ecológica; frente a la discriminación de la mujer, feminismo; frente la desigualdad, justicia social; y frente a los desafíos globales, una España unida y diversa en una Europa diversa y unida", ha resumido.

Entre algunas de sus propuestas, Sánchez defendido seguir subiendo el Salario Mínimo Interprofesional "hasta situarlo al final de la legislatura en el 60% del valor del salario medio", garantizar que la inversión educativa sea del 5% del PIB "al margen de la coyuntura económica y de los sucesivos gobiernos", se ha comprometido a reducir el défitit al 2% y la deuda al 95%, eliminar el déficit de la Seguridad Social "en un plazo de cinco años", o "ley de familias" para las "nuevas realidades".

También ha advertido de que "nadie va a parar Madrid Central" y ha prometido impulsar una nueva ley para que las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan también su zona de exclusión a los vehículos. Entre otras propuestas, promover una ley de eutanasia, la modificación de la tipificación de los delitos sexuales para que no haya "manadas ni lobos solitarios" en las calles, la derogación de la ley mordaza o impulsar medidas para la "reparación de las víctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura".

Noticias

anterior siguiente