Enlaces accesibilidad

Sanfermines 2019

Las mujeres también corren en Sanfermines

Por
Una moza corre delante de los toros en Sanfermines
Una moza corre delante de los toros en la calle Mercaderes con la calle Estafeta, durante un encierro de Sanfermines. EFE Jesús Diges

Tradicionalmente los Sanfermines han sido cosa de hombres, y resulta muy difícil localizar corredoras a simple vista, a pesar de que desde hace 45 años está permitida la presencia de mujeres en el recorrido de los encierros. De hecho, solo un 6% de los participantes son féminas, una cifra que se mantiene estable en los últimos años.

[Sigue el especial de los Sanfermines 2019 en RTVE.es]

Algunas se lanzan a correr animadas por amigos, otras por su pasión por el mundo del toro, o porque hay cierta tradición en la familia, pero tienen claro que una vez que prueban a correr en un encierro, repiten.

"Empecé a correr porque me incitó el padre de mi hija que es corredor de encierros también. La primera vez que le vi correr, lo vi desde la televisión. Entonces decidí que iba a probar a correr yo también", confiesa a RTVE.es Mar Heredia, de 44 años y natural de Catellón, que lleva corriendo en Pamplona cinco años.

En el caso de Iradi Agirre, de 19 años y de Burlada (Navarra), su padre y su abuelo también habían sido corredores. El año pasado se estrenó corriendo encierros en Pamplona y este año piensa repetir "todos los días".

"El año pasado fue un poco improvisado, aunque estoy en forma porque entreno habitualmente al balonmano. Decidí entrar por probar, fui con un amigo que corría, y me gustó. Desde entonces he ido a varios pueblos a correr, sobre todo vaquillas", cuenta a RTVE.es.

En cambio, en la familia de Melany San José, de 31 años y de Mayorga (Valladolid), no hay tradición familiar ninguna, pero lleva corriendo encierros 12 años, de los que en cinco ha estado en Sanfermines, aunque desde pequeña ha ido a suelta de vaquillas de su pueblo.

Melany San José, corriendo en los Sanfermines.

Melany San José, en la esquina inferior, corriendo en los Sanfermines. Melany San José

Bien recibidas por los otros corredores

Por el momento, ninguna se ha sentido mal recibida en este mundo tan masculino, aunque no faltan "señores mayores" que tratan de "protegerlas". "A veces hay alguien que te mira y te dice ‘chica que te va a pillar’. Sobre todo son señores mayores, pero mis amigos me han tratado siempre como uno más, así que no he tenido problemas", asegura Melany San José.

Iradi Agirre reconoce que el primer día que entró a correr, un hombre la cogió y la apartó y casi no pudo correr, pero después del encierro, sus amigos hablaron con él y "les dijo que lo hizo porque le iba a coger el toro". En cambio, el segundo día, no tuvo ningún problema y la trataron como una más.

Mar Heredia, en cambio, nunca ha tenido ningún incidente por ser mujer: "Me tratan igual o casi mejor", asegura.

"Antes de correr, tienes miedo"

A la hora de afrontar el encierro, ellas disfrutan corriendo tanto como ellos, y coinciden en que antes de empezar se sienten "muchos nervios" y se tiene "mucho miedo".

"Antes de cada encierro se sienten muchos nervios. Y en San Fermín, pasas mucho miedo porque no ves al toro venir. Sabes que se acercan porque ves los flashes de las cámaras en los balcones", explica Melany San José.

"Todos tenemos miedo antes de correr el encierro. Quien te diga lo contrario, miente. Tienes miedo porque sabes a lo que te expones. De hecho, siempre me pregunto que qué hago ahí, que tengo dos hijos. Me entran taquicardias, pero si no entro, lo paso peor. No puedo verlo porque me da ansiedad", asegura Mar Heredia.

Preparándose para Sanfermines

Sobre las peculiaridades de Sanfermines, todas las corredoras reconocen que no son los mejores encierros donde iniciarse en este mundillo, por la cantidad de gente que acude.

"Sanfermines no es el mejor sitio donde estrenarse. Es la madre de los encierros, pero tienes que tener más cuidado porque va muchísima gente, gente que en muchas ocasiones que no tiene ni idea", afirma Mar Heredia.

Las mujeres que corren en Sanfermines solo representan un 6% del total de corredores

Una mujer que va a correr en los Sanfermines realiza estiramientos. EFE JIM HOLLANDER

Y al igual que los corredores hombres que se preparan para participar en Sanfermines, también las mujeres entrenan para estar a punto para las encierros, y acuden regularmente al gimnasio para mantenerse en forma.

Iradi Agirre, al vivir cerca de Pamplona, aprovecha incluso para correr por el recorrido durante el año. Melany San José acude regularmente al gimnasio, lo mismo que Mar Heredia, a hacer fitness.

Historia de la participación femenina en Sanfermines

Hasta 1974, estaba prohibido por la normativa sobre festejos taurinos del Ayuntamiento de Pamplona de 1867 que las mujeres participasen en los encierros. Esa ley, decía que mujeres, ancianos y niños no podían situarse “en las calles que ha de recorrer el ganado”. Finalmente en 1974 esa ley se derogó y las mujeres pudieron participar.

Las primeras mujeres que se lanzaron a correr en los Sanfermines lo hicieron en 1975. Según cuentan las crónicas de la época fueron una feminista, Mariví Mendiburu, y una corresponsal de la revista Cambio 16, Alicia Rivas.

Y aunque ahora nadie impide a las mujeres correr, en 1975 para poder correr, se metieron en medio de un grupo de hombres que evitaron que otros corredores pudieran echar a las dos mujeres.

En estos 45 años de participación femenina en los encierros, solo cuatro mujeres han resultado heridas por asta de toro, todas ellas extranjeras:

  • Anne Karlin Kvan, noruega, de 24 años, fue alcanzada por un toro de Salvador Guardiola en la curva de Telefónica el 8 de julio de 1991.
  • Jennifer Smith, estadounidense de 29 años, fue herida en la calle Estafeta el 7 de julio de 2001.
  • Elinzey Sain, estadounidense de 19 años, fue alcanzada en la curva de Telefónica el 7 de julio de 2002.
  • Jessica Escarlet, australiana, es la última mujer herida por asta de toro registrada el 14 de julio de 2013.

Noticias

anterior siguiente