Enlaces accesibilidad

Elecciones europeas

Salvini, de Italia al asalto de Europa

  • M5S y Liga forman gobierno y son rivales en las europeas con Matteo Salvini, líder de la ultraderecha para cambiar Europa
  • Con más divisiones que sintonía, la pregunta es si el Gobierno sobrevivirá después del 26M | Especial: Elecciones Europeas

Por
El líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, junto al vicepresidente de Italia, Matteo Salvini, en febrero
El líder del Movimiento Cinco Estrellas, Luigi Di Maio, junto al vicepresidente de Italia, Matteo Salvini, en febrero. EFE / FABIO FRUSTACI

Las elecciones europeas en Italia suenan casi más a elecciones nacionales que las celebradas en 2018. Ante un votante indeciso -casi 2 de cada 3-, y en general falto de entusiasmo por Europa, el ministro del Interior y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, juega sus cartas con habilidad y mucho populismo.

Un lenguaje que nadie como él sabe dominar en la tercera economía de la eurozona. Por no hablar de las redes sociales, donde tiene hasta su propio concurso, VinciSalvini (gana Salvini) cuyo premio top es, adivinen, una charla con él por teléfono.

"Visto que en Italia ahora hay un sistema de partidos débiles, lo único que cuenta es la personalidad y Salvini la tiene. Es el hombre fuerte, el único que atrae, los demás son mucho más débiles y lo confirmarán las europeas", opina el analista de la Universidad Luis de Roma, Giovanni Orsina. Lo reflejan las encuestas, que dan ganador a su partido con más de un 30% de votos, el doble del año pasado.

Cinco continentes - Italia: laboratorio populista

El auge de la Liga

En otro tiempo secesionista líder de la Liga -entonces Liga Norte- es ahora el más italiano de los italianos, acude a las europeas con el mismo lema, "Italia primero", y el objetivo de cambiar Europa, "porque siempre han gobernado los mismos, socialistas o populares. Que Europa se ocupe mejor de algunos asuntos como la inmigración, la defensa de fronteras o que la suerte de nuestros agricultores, pescadores o comerciantes se decida aquí, no en Estrasburgo o Bruselas" repite una y otra vez él, que tanto sabe explotar el tema de la inmigración, sus "puertos cerrados" y amenaza ahora con multas a quien rescate vidas en el mar.

Para lograr el asalto a Europa necesita sumar aliados y lo son, entre otros, la francesa Marine Le Pen, Alternativa para Alemania, o el húngaro Viktor Orban, que le ha llamado directamente "héroe".

Menos alianzas tienen sus socios de gobierno, el Movimiento 5 Estrellas, que también reivindican un cambio en Europa para acercarla, dicen, a los ciudadanos con democracia directa, menos privilegios de la élite, un salario mínimo común y reforma de las instituciones.

Los antisistema italianos ganadores el año pasado pierden ventaja con algo más del 22% según encuestas. Sin levantar cabeza siguen los tradicionales, el centro izquierda del Partido Democrático que tiene a Nicola Zingaretti como nuevo líder y el centro derecha de Forza Italia con el incombustible Silvio Berlusconi que, a sus 82, vuelve a ser candidato para "salvar a Europa de la deriva populista y soberanista". Él, que ha sido el gran populista.

Italia aprueba la polémica ley de inmigración y seguridad de Salvini

¿Qué piensa el elector italiano?

"Vivimos un momento de mucha confusión, los italianos se sienten parte de la Unión Europea (UE), pero tienen una percepción muy crítica porque les preocupa sobre todo la economía y la inmigración. Hay cierta perplejidad, se sienten de alguna manera víctimas de Europa", explica la investigadora del Instituto de Estudios Políticos y Sociales (Eurispes), Raffaella Saso. 

Según su último informe, la mitad cree que formar parte de la Unión Europea tiene cosas buenas y malas. Un 14% piensa que es solo negativo y habría que salir frente al 17% que lo ve positivo. Y otro dato, uno de cada cuatro no sabe qué opinar.

Los italianos se sienten de alguna manera víctimas de Europa

Los más europeístas son los votantes del centro izquierda o izquierda, los jóvenes que disfrutan de una Europa sin fronteras y quienes tienen estudios superiores. El euroescepticismo se ha amortiguado algo en estos dos años a raíz del Brexit, ya que "muchos han visto que salir de la UE traería más complicaciones y el 61% está a favor de permanecer aunque un 23% es partidario de salir de la moneda única", explica Saso.

Con el crecimiento económico más bajo de la UE y la segunda mayor deuda pública después de Grecia, los italianos se quejan de que les han dejado solos ante la inmigración, que el euro ha encarecido demasiado la vida -no pueden devaluarlo como hacían con la lira-, y que la austeridad impuesta por Bruselas les ha perjudicado. "muchos lo sienten como una imposición, una prisión que hace pagar la cuenta a los ciudadanos y defienden que Italia luche por cambiar las normas para que les favorezcan", apostilla la analista.

Todo Noticias - Mañana - Los planes de Bannon exasesor de Trump desde Italia

El futuro del Gobierno italiano, pendiente del 26M

Quizá esto explique el desapego y por qué Italia es el primer país fundador de la Unión con un Gobierno populista y antisistema. A punto de cumplir un año e inmerso en continuas y tensas diferencias entre sus dos socios -cuesta encontrar algo que les una-, muchos se preguntan si estallará después del 26M, si Salvini romperá la baraja tentado por sus buenos resultados. 

"Los italianos amamos discutir de política tanto como de fútbol, los medios están llenos de hipótesis todos los días, es cierto que hay un desequilibrio fuerte en el Gobierno, pero veo difícil la ruptura y nuevas elecciones, no hay tiempo antes del verano y después hay que aprobar la ley de presupuestos" opina el profesor Orsina.

Quién sabe, Italia sigue siendo ese país donde todo es posible, con una política tantas veces al borde del precipicio que al final evita lo peor. Como decía el genial Ennio Flaiano, "la situación es grave pero no es seria".

Noticias

anterior siguiente