Enlaces accesibilidad

Calviño: "A este ritmo, la brecha de género no se cerraría en más de 200 años"

Por
Imagen de archivo de la ministra de Economía, Nadia Calviño.
Imagen de archivo de la ministra de Economía, Nadia Calviño. EFE

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha presentado el Libro Blanco de las Mujeres en el Ámbito Tecnológico y ha defendido la necesidad de acciones desde el Gobierno para acelerar la corrección de la brecha de género, que, al ritmo actual, tardaría más de 200 años en cerrarse a nivel global. [Puedes descargarte aquí el Libro Blanco de las mujeres en el ámbito tecnológico (en .pdf)].

La ministra ha defendido también la necesidad de recuperar los derechos perdidos durante la crisis, cuando España pasó de encontrarse en la décima posición del índice mundial de brecha de género elaborado por el Foro de Davos a la vigésimo novena el año pasado y a ocupar la posición 129 de las 149 economías analizadas en igualdad salarial.

Calviño ha argumentado que apostar por la igualdad no es solo un "asunto de principios", sino económico ya que una economía paritaria permitiría aumentar el PIB de España un 15%.

Tras la intervención de la ministra, el secretario de Estado de Avance Digital, Francisco Polo, ha moderado una mesa con integrantes en el sector en la que se ha destacado la importancia de realizar acciones para incentivar a que las mujeres entren en el sector tecnológico e introducir conceptos de género en el desarrollo de algoritmos.

Una brecha en aumento

Según la consultora Carlota Tarín (Quanticae), la brecha en los estudios tecnológicos se sigue agrandando y actualmente solo el 3% de las universitarias españolas se deciden por una carrera tecnológica, mientras que en el caso de los hombres, lo hace un 15%.

Sin embargo, Tarín ha destacado que las mujeres que entran en el sector tecnológico en España sufren una menor discriminación salarial que las profesionales de otros sectores, aunque siguen suponiendo únicamente un 3% de los trabajadores del sector, por un 6% de la media europea.

Por su parte, el economista José Ignacio Conde-Ruiz ha afirmado que, progresivamente, existe un mayor número de empleos que requieren una formación tecnológica, lo que se traduce en que, si esta tendencia continúa en el tiempo, las mujeres tendrán más dificultades a optar a empleos.

Falta de referentes femeninos

Conde Ruiz ha manifestado la necesidad de que existan referentes femeninos para las niñas y ha puesto como ejemplo el denominado "Efecto Scully", descubierto por un estudio en el que dos tercios de las profesionales del sector tecnológico de Estados Unidos declararon haberse visto influenciadas por la protagonista de la serie "Expediente X" para elegir su futuro profesional.

La directora de MujeresTech, Cristina Aranda, ha puesto énfasis en que no es necesario haber estudiado una carrera tecnológica para trabajar en este sector, ya que a la hora de escribir algoritmos o programar la inteligencia artificial, los perfiles de humanidades como la lingüística o la ética son muy demandados.

La autora del informe, Sara Mateos, ha propuesto que las políticas de incentivo del estudio de carreras tecnológicas se hagan en las primeras etapas de la escolarización que es cuando se empiezan a formar las vocaciones científicas y tienen un mayor impacto en el futuro de las niñas.

Noticias

anterior siguiente