Enlaces accesibilidad

Detienen en Brasil a García Juliá, uno de los autores de la matanza de los abogados de Atocha

  • Fue condenado por la Audiencia Nacional a 193 años de prisión como autor material de cinco asesinatos
  • Contaba con una orden requisitoria internacional por su participación en cinco asesinatos en 1977

Por
Detenido en Brasil Carlos García Juliá, uno de los autores de la matanza de Atocha

Las fuerzas de seguridad brasileñas han detenido a Carlos García Juliá, sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura internacional por su participación en la matanza en 1977 de los abogados de Atocha.

García Juliá, que contaba con 24 años cuando perpetró los asesinatos de los abogados de Atocha,  fue condenado por la Audiencia Nacional a 193 años de prisión como autor material de cinco asesinatos en el despacho de los abogados laboralistas.

Fuentes de la embajada de España en Brasil han confirmado a Efe que García Juliá fue detenido este miércoles en el estado brasileño de Sao Paulo por agentes de la Policía Federal. El español está bajo custodia de la Policía Federal, cuyo superintendente en Sao Paulo tiene previsto ofrecer una rueda de prensa este viernes junto con policías españoles que se han desplazado a Brasil.

El español, que era buscado desde hacía algún tiempo en Brasil, fue localizado en la noche del miércoles en una residencia en Barra Funda, barrio de la zona oeste de la mayor ciudad brasileña, en la que se le identificó y se le detuvo, según ha informado la Policía Federal en un comunicado.

"La Policía Federal identificó que ese individuo estaría residiendo en Brasil con falsa identidad y comenzó a buscar su paradero con el apoyo de sus agentes que actúan en la Interpol", según señala la nota.

Asesinatos en un despacho de abogados

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional lo condenó en 1980 junto con Francisco Albaladejo, José Fernández Cerrá y Leocadio Jiménez Caravaca al considerar probado que constituían un "grupo activista e ideológico, defensor de una ideología política radicalizada y totalitaria, disconforme con el cambio institucional que se estaba operando en España". Ese cambió concluyó un año después con la llegada de la Constitución de 1978.

Los cuatro integrantes del comando de ultraderecha fueron condenados a penas de entre 73 y 193 años.

Los hechos se produjeron el 24 de enero de 1977, cuando dos pistoleros irrumpieron en el despacho laboralista de Comisiones Obreras en el número 55 de la calle Atocha.Tres abogados laboralistas, Enrique Valdelvira Ibañez, Luis Javier Benavides Orgaz y Francisco Javier Sauquillo, el estudiante de Derecho Serafin Holgado y un administrativo, Angel Rodríguez Leal, fueron las víctimas mortales. Y hubo además cuatro heridos graves.

Condenas que suman más de 400 años de cárcel

El hecho conmocionó al país y pasó a la historia de la Transición como "la matanza de Atocha". Cada año, el 24 de enero, se recuerda en Madrid la matanza de Atocha con actos en la plaza de Anton Martín, donde una escultura, El Abrazo, de Juan Genovés, rinde memoria a los abogados muertos y las víctimas del atentado.

El juicio en España por la matanza de Atocha se celebró en 1980 y la sentencia sumó 464 años de cárcel: condenó a José Fernández Cerrá y a García Juliá a 193 años como autores materiales.

Los dos principales encausados cumplieron unos 14 años de condena, ya que García Juliá se fugó durante un permiso penitenciario y huyó a Bolivia donde fue encarleado por un delito relacionado con el narcotráfico, mientras Cerrá fue puesto en libertad y también se fue a Sudamérica.

Mientras se encontraba huido en Bolivia, la Audiencia Nacional dictó una orden de extradición para Juliá y en diciembre de 2016 actualizó esta petición ante el Ministerio de Justicia para que fuese trasladado a España para cumplir condena.

La Fundación Abogados de Atocha exige que cumpla condena en España

Tras conocer la noticia de la detención de García Juliá, el secretario general del PCE, Enrique Santiago, ha expresado su satisfacción, pero ha exigido que se investigue "si hubo algún tipo de connivencia oficial" y cómo fue posible que disfrutara de impunidad tantos años.

En declaraciones a Efe, Santiago ha recordado que los cinco asesinados militaban en el PCE y el despacho de abogados laboralistas estaba vinculado al Partido Comunista y al sindicato Comisiones Obreras.

Mientras, el director de la Fundación Abogados de Atocha, Francisco Naranjo, ha exigido que Carlos García Juliá cumpla en España lo que le queda de los 193 años de prisión y ha cuestionado el interés de las autoridades españolas en detenerle.

En declaraciones a Efe, Naranjo ha reconocido que el juicio sobre la matanza de Atocha tuvo "sus luces y sus sombras", fue "ejemplar" en el sentido de "sentencia ejemplar" pero al mismo tiempo hubo "un juez muy cercano a los acusados, que les concedía muchos permisos".

Por su parte, la abogada Cristina Almeida, que ejerció la acusación particular en el caso de la matanza de Atocha, ha señalado a Efe, en relación a la detención de García Juliá, que sus "herederos ideológicos" son los que "hoy abucheaban a los presidentes de izquierdas a las puertas del Congreso" en el acto por el 40 aniversario de la Constitución. Almeida ha insistido en que "los herederos compinches" de aquel asesinato poco tienen que ver con la Constitución, "que votaron en contra".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha celebrado la detención de García Juliá a través de un tuit en el que señala que "el fascismo quiso poner de rodillas a la Democracia. Pero la Democracia y la Justicia siempre vencen a sus enemigos".

Noticias

anterior siguiente