Enlaces accesibilidad

Bruselas rechaza el presupuesto de Italia en una decisión sin precedentes

  • Por primera vez, la Unión Europea devuelve a un país de la eurozona su plan presupuestario
  • El Gobierno de Italia dispone ahora de tres semanas para remitir el proyecto presupuestario actualizado

Por
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en Bruselas
El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en Bruselas. REUTERS/Francois Lenoir

La Comisión Europea (CE) ha pedido a Italia un nuevo borrador de presupuestos para 2019, tras confirmar que el Gobierno de Roma no tiene intención de cambiar el presentado hasta ahora, que incumple las normas comunitarias y que prevén un déficit del  2,4 % del producto interior bruto (PIB).

"Por primera vez la Comisión está obligada a pedir a un país de la eurozona que revise su plan presupuestario", ha afirmado el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Euro, Valdis Dombrovskis.

Dombrovskis ha explicado que las clarificaciones aportadas por el Ejecutivo de Roma "no fueron convincentes" para cambiar su conclusión de que hay un "incumplimiento particularmente grave" de las recomendaciones que Bruselas hizo al país.

"El Gobierno italiano está yendo abierta y conscientemente contra los compromisos que hizo consigo mismo y con otros Estados miembros", ha asegurado.

Mientras en Estrasburgo, el eurodiputado de la ultraderechista Liga Angelo Ciocca recuperó los papeles que había leído el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovivi, al censurar el presupuesto de Italia, los puso sobre una mesa, tomó uno de sus zapatos con la mano y los pisoteó ante la prensa.

"He pisoteado con una suela 'Made in Italy' la montaña de mentiras que Moscovici ha escrito contra nuestro país", ha dicho el Ciocca de esa formación euroescéptica del Gobierno italiano en la red social Twitter. "Italia merece respeto y estos 'euroimbéciles' lo tienen que entender. ¡No bajemos más la cabeza! ¿He hecho bien?", ha agregado Ciocca.

Un eurodiputado de la Liga Norte pisotea los papeles del comisario tras vetar los presupuestos

Promesa electoral

El líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y vicepresidente de Italia, Luigi Di Maio, ha afirmado que su Gobierno "está en lo correcto" al defender su plan presupuestario para 2019 y ha dicho que "no se rendirá" a pesar de que la Comisión Europea haya pedido un nuevo borrador.

"Sabemos que si nos rendimos, los expertos a favor de los bancos y de la austeridad volverán con rapidez y por eso no nos rendiremos. Sabemos que estamos recorriendo el camino correcto, por eso no pararemos",  ha dicho Di Maio en un mensaje en las redes sociales.

El líder del Cinco Estrellas argumentó que la intención del Ejecutivo italiano, formado por su partido y la ultraderechista Liga, trabaja para "salvaguardar los derechos sociales de los italianos" y ha subrayado que no defraudará a los votantes.

El otro vicepresidente del Gobierno y líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, que se encuentra de viaje en Bucarest, ha dicho: "el único organismo que podrá decidir sobre los presupuestos y mejorarlos es el Parlamento italiano" y no las instituciones europeas.

Salvini ha añadido que el Ejecutivo que preside el jurista Giuseppe Conte "seguirá adelante" a pesar del rechazo de la Comisión y seguirá defendiendo sus cuentas para poder aplicar políticas que mejorarán la vida de los ciudadanos y que necesitan de un aumento del gasto público.

"No tenemos intención de salir del euro ni de la UE pero queremos cambiar las reglas de Bruselas que dañan a Italia", ha expuesto.

El Ejecutivo italiano prevé un déficit del 2,4 % del PIB, una deuda del 130 % del PIB y un crecimiento del 1,5 % para 2019.

El aumento de la deuda "hace vulnerable"

El vicepresidente comunitario Valdis Dombrovskis ha insistido en que las reglas "son las mismas para todos" y ha destacado que, si bien romperlas "puede proporcionar una ilusión de liberación", el aumento de la deuda "hace vulnerable" y puede poner fin a toda "libertad".

En este sentido, ha subrayado que la deuda italiana es la segunda más alta de la Unión Europea (131,2 % del PIB).

Los altos niveles de deuda y déficit, ha afirmado, "no proporcionan un crecimiento duradero" y pueden incluso "tener el efecto contrario".

Dombrovskis ha avanzado que la Comisión podría tener que estudiar si abre un procedimiento de déficit excesivo al país, un proceso por el que se estrecha la vigilancia sobre sus finanzas, debido a los "cambios" que supone el borrador presupuestario de 2019 con respecto a la situación anterior.

En mayo la Comisión había decidido no abrir este procedimiento pese a la alta deuda pública italiana debido a que el país cumplía en general con sus compromisos bajo el Pacto de Estabilidad y Crecimiento -las normas europeas de disciplina fiscal-.

Sin embargo, el plan actual "es un cambio material que pude necesitar una nueva evaluación de esta conclusión", ha dicho, y ha insitido en que en las próximas semanas mantendrán un diálogo "constructivo" con las autoridades italianas.

Noticias

anterior siguiente