Enlaces accesibilidad

La jueza archiva gran parte del caso Máster, pero mantiene imputada a Cifuentes

  • Archiva la causa por los delitos de prevaricación y cohecho impropio, tras la decisión del Supremo
  • La magistrada mantiene a la expresidenta madrileña y a otras cuatro personas imputadas por falsedad documental

Por
La jueza archiva gran parte del caso máster pero mantiene imputada a Cifuentes

La jueza del caso Máster, Carmen Rodríguez-Medel, ha archivado la causa en relación a los delitos de prevaricación y cohecho impropio, pero ha decidido continuar investigando a la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes y a otros cuatro imputados por el delito de falsedad documental.

En concreto, siguen imputados el catedrático Enrique Álvarez Conde, las profesoras Cecilia Rosado y Alicia López de los Mozos y la exasesora del Gobierno regional Teresa Feito Higueruela. La instructora acuerda sobreseer provisionalmente la causa por prevaricación y cohecho impropio para todos los investigados, incluidos los alumnos, tanto en autos principales como en otra pieza abierta.

La magistrada ha tomado esta decisión en un auto tres días después de que el Tribunal Supremo decidiese no investigar al líder del PP, Pablo Casado, por su máster en la URJC. El Alto tribunal no vio elementos consistentes de que Casado pudiera haber cometido los delitos de prevaricación administrativa y cohecho impropio que apuntaba como posibles la juez Rodríguez-Medel.

Sin acuerdo previo ni cooperación necesaria

La Sala de lo Penal asumía así el criterio de la Fiscalía y concluía que no concurría el concierto de voluntades previo o simultáneo que requiere el delito de prevaricación administrativa. Se argumenta que la cooperación necesaria en el delito de prevaricación administrativa se produce cuando el sujeto coopera a la ejecución de un delito con un acto sin el cual no se habría ejecutado.

Para el Supremo, el hecho de que Casado se matriculara en el máster, aportara la documentación necesaria, entre ella su expediente académico, y pagara la matrícula “son actos neutrales que fueron ejecutados de la misma forma por todos los alumnos y que, en sí mismos, carecen de sentido delictivo”.

A este respecto, en el auto conocido este lunes la jueza Rodríguez-Medel se refiere a que, dado que el Supremo entiende que el hecho de permitirse a alumnos como Casado no asistir a clase no es un “regalo concertado” si no hay acuerdo previo, “carece de sentido” proseguir la investigación tanto contra el presidente del PP como contra otros alumnos que estaban siendo investigados.

La instructora sostiene que “descartada la existencia de indicios suficientes del concierto previo o simultáneo al acto prevaricador, carece de sentido analizar si los alumnos hacen una aportación esencial a su ejecución (que sería negativa, no hacer nada académicamente, además de actos neutrales, como matricularse, pagar las tasas)”.

Noticias

anterior siguiente