Enlaces accesibilidad

Guerra en Siria

Al menos 19 muertos en nuevos combates en Guta tras la tregua sin fecha de inicio exigida por la ONU

  • Merkel y Macron han apremiado a Putin a "ejercer la máxima presión" sobre Siria
  • Irán afirma que la lucha contra los terroristas en la periferia de Damasco continuará
  • El papa dice que la situación en Guta es "inhumana" y pide el cese de los ataques

Por
Los bombardeos continúan en Guta Oriental pese a la tregua aprobada en la ONU

Una serie de combates han estallado entre las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, y el grupo Ejército del Islam en la región de Guta Oriental, en la periferia de Damasco, en los que se han producido al menos 19 muertos. Los choques se han producido horas después de que la ONU haya exigido una tregua humanitaria de 30 días en Siria que no tiene fecha de inicio.

Las fuerzas gubernamentales, que asedian Guta Oriental, se enfrentaron al grupo Ejército del Islam en la localidad de Al Marsh, en el sureste de la región, y al Movimiento de los Libres de Sham en Harasta, en el noroeste del enclave rebelde, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

A pesar de estos enfrentamientos armados, el Observatorio ha afirmado que la pasada noche fue la más tranquila desde el comienzo de la escalada militar en Guta Oriental hace una semana -y que ha provocado la muerte de más de 500 personas- puesto que no se registraron víctimas mortales.

Francia, Alemania y Rusia harán esfuerzos conjuntos para aplicar la tregua

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este sábado una resolución en la que se exige a todas las partes beligerantes un cese de las hostilidades humanitario durante 30 días en todo el país, incluyendo de forma expresa Guta Oriental.

Sin embargo, donde antes ponía en un plazo de 72 horas, ahora habla de "sin retraso", con lo que no hay un plazo para implementar esa tregua, que excluye además la lucha contra los grupos terroristas Estado Islámico (EI) y Organismo de Liberación del Levante, alianza creada en torno al Frente al Nusra, nombre de la antigua filial siria de Al Qaeda que, según el Gobierno sirio, está presente en Guta Oriental.

Sobre la aplicación de esta tregua han hablado este domingo el presidente de Francia, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; y el presidente de Rusia, Vladímir Putin. Los tres han acordado "fortalecer el intercambio de información" sobre Siria, según un comunicado emitido por el Kremlin y recogido por la agencia AFP.

Los tres dirigentes, según la misma fuente, han "subrayado la continuación de los esfuerzos conjuntos en interés de establecer plenamente y lo antes posible" la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Según fuentes de la Cancillería alemana, citadas por Efe, Merkel y Macron han apremiado a Putin a "ejercer la máxima presión" sobre Siria para lograr el cese inmediato de los ataques aéreos y combates en ese país.

Irán: la lucha contra los terroristas en la periferia de Damasco continuará

Horas antes, también en un comunicado, Moscú había pedido a los países que apoyan a la oposición siria que ejerzan su influencia en estos grupos para garantizar el cumplimiento de la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad. La nota, sin embargo, no hace ninguna referencia a los bombardeos realizados contra Guta Oriental.

"Confiamos en que los patrocinadores extranjeros de los grupos armados (de la oposición) hagan por fin sus deberes y garanticen el cese de la actividad militar de sus patrocinados, para un tránsito de convoyes humanitarios lo más rápido y seguro posible", señala un comunicado difundido por el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso y recogido por Efe.

Irán, por su parte, ha advertido de que la lucha contra los terroristas en la periferia de Damasco continuará hasta su erradicación. "Los grupos terroristas de la periferia de Damasco no están incluidos en el alto el fuego", por lo que "los ataques por parte del Ejército de Siria continuarán", ha declarado a la prensa el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, Mohamad Baqerí.

El papa pide que se detenga la violencia

Por su parte, el papa Francisco ha calificado de "inhumana" la situación que se vive en Guta Oriental y ha realizado un llamamiento para que se detenga la violencia. El pontífice ha recordado que "este mes de febrero ha sido uno de los más violentos en siete años de conflicto, cientos, miles de víctimas civiles, niños, mujeres, ancianos" y ha denunciado que "han sido atacados hospitales, la gente no tiene nada que comer".

"Todo esto es inhumano. No se puede combatir el mal con otro mal, y la guerra es un mal. Por eso, dirijo mi dolorido llamamiento para que cese inmediatamente la violencia, se permita el acceso de ayudas humanitarias -comida y medicinas- y puedan ser evacuados los heridos y los enfermos", ha afirmado tras el rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro.

Noticias

anterior siguiente