Enlaces accesibilidad

Oxfam ignoró denuncias de abusos sexuales contra voluntarios en Reino Unido

  • Una exresponsable de Oxfam desvela detalles de las denuncias de abusos
  • El gestor británico de las ONG abre una investigación
  • El gobierno británico amenaza con retirar los fondos

Por
Logo de Oxfam en Glasgow, Reino Unido.
Logo de Oxfam en Glasgow, Reino Unido. AFP PHOTO / Andy Buchanan

El escándalo sexual en que se ha visto envuelta la ONG británica Oxfam Internacional ha sumado un nuevo capítulo con las revelaciones de una antigua responsable. Helen Evans, que entre 2012 y 2015 dirigía una sección encargada de investigar acusaciones contra personal de la ONG, ha revelado en el canal de televisión Channel 4 las denuncias de las que tuvo conocimiento, tanto en Haití como en el Reino Unido, y como la dirección de la ONG le negó los medios necesarios para ponerles coto.

Entre los abusos de los que Evans tuvo noticia se encuentran testimonios de violación o intento de violación en Sudán del Sur, así como el de una mujer a la que un cooperante coaccionó para mantener sexo a cambio de ayuda en Haití. Y al menos tres acusaciones sobre supuestos abusos cometidos contra menores en tiendas de Oxfam en Reino Unido.

Según Evans, su departamento carecía de los medios necesarios para investigar y detener los abusos y la dirección no atendió sus peticiones de ayuda. "Sentía que nuestra falta de recursos ponía a la gente en riesgo - ha declarado en Channel 4 - Intento comprender por qué no respondieron inmediatamente a nuestra petición de recursos adicionales".

La ONG ha respondido a las acusaciones lamentando no haber respondido "más rápido y con más medios" y asegurando que su trabajo llevó a la organización a prestar más atención a estos problemas.

Peligran los fondos de Oxfam

Las revelaciones del diario The Times amenazan la propia actividad de Oxfam y los fondos con los que se financia.

La entidad británica que regula a las ONG y su financiación pública, la Charity Commission, abrió este lunes una investigación sobre los sucesos de Haití. La comisión ha mostrado su preocupación por lo que Oxfam pudo ocultar en 2011, por su gestión del escándalo y por la falta de confianza del público.

La ministra de Cooperación Internacional del Gobierno británico, Penny Mordaunt, ha pedido a Oxfam que muestre "liderazgo moral" y ha amenazado con retirar las ayudas.

La organización, que percibe anualmente unos 300 millones de libras (338 millones de euros) de fondos públicos británicos ha negado que tratara de ocultar los hechos.

Dimisiones sin consecuencias

The Times ha informado de que Oxfam aceptó la dimisión de tres hombres y despidió a otros cuatro en el marco de la investigación del escándalo.

Uno de los hombres que abandonó su cargo sin recibir ninguna acción disciplinaria fue el entonces director de la ONG en Haití, Roland van Hauwermeiren, que según el diario admitió haber mantenido encuentros con prostitutas en una "villa" alquilada para él por la organización humanitaria.

La subdirectora de la ONG, Penny Lawrence, dimitió de su cargo al admitir que se sentía "avergonzada".

La labor de Oxfam en Haití formó parte del esfuerzo internacional para paliar los efectos del terremoto que sacudió Puerto Príncipe, que dejó 220.000 muertos, 300.000 heridos y 1,5 millones de personas sin hogar.

Noticias

anterior siguiente