Enlaces accesibilidad

Cuarenta años de visibilización LGTB: de la clandestinidad al orgullo

  • La primera manifestación gay se celebró en 1977 en las Ramblas de Barcelona
  • La FELGTB reivindica la aprobación de la ley de Igualdad y de no discriminación

Por
Inicios del movimiento gay en España

No se puede entender el activismo sin el orgullo y no se puede entender el orgullo sin la herramienta más poderosa que es la visibilización”, explica Jesús Generelo, presidente de la Federación de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) para señalar el gran valor simbólico que tiene la celebración este año del World Pride en Madrid, cuando se cumplen los 40 años de la primera manifestación gay en las Ramblas de Barcelona.

La lucha de los colectivos FELGTB por su derechos se visibilizó un 26 de junio de 1977. En estos 40 años, España ha pasado de ser una sociedad “represora” a ponerse "a la cabeza del mundo como sociedad respetuosa con la diversidad de género", asegura Generelo, quien también advierte sobre lo mucho que falta para alcanzar una “igualdad real” en la sociedad.

Dado el primer paso hacia la visibilización tras la primera movilización en España, en las décadas siguientes hubo importantes logros, sobre todo en el ámbito legal, como la legalización del matrimonio sexual, y todavía quedan retos. Jesús Generelo y Armand de Fluvià, uno de los fundadores del movimiento gay en España, coinciden en señalar como principal reto la lucha contra las fobias desde la educación.

El presidente de la FELGTB advierte de que la enseñanza está yendo “muchos pasos por detrás de la evolución social” porque no se trabaja sobre la diversidad sexual en los centros escolares “ni se considera que sea una cuestión estructural”.

Un nuevo paso hacia la igualdad

Por eso, hay una parte específica sobre enseñanza dentro de la ley de Igualdad y de no discriminación, un texto impulsado por la FELGTB que fue registrado en el Congreso de los Diputados por el grupo parlamentario Unidos Podemos, y que en estos momentos aguarda su tramitación. Una iniciativa cuya aprobación espera la FELGTB como el paso definitivo hacia la igualdad real. 

Pese a todo, ya se han producido dos logros cruciales para la igualdad entre los colectivos LGTB y el resto de la sociedad: la aprobación respectivamente en 2005 y 2007 de la ley del matrimonio homosexual y la ley de identidad de género, por la que las personas transexuales pueden cambiar su nombre y sexo en el DNI sin necesidad de operarse.

El primer hito legal se produjo en 1979: la despenalización de la homosexualidad y la transexualidad al eliminarse de la Ley de peligrosidad y rehabilitación los artículos que contemplaban la homosexualidad como ilegal, aunque la ley no se derogó por completo hasta 1995.

Uno de los fundadores del movimiento gay en España, Armand de Fluvià, explica en declaraciones recogidas por Efe, que ser homosexual en el régimen de Franco era “muy difícil y muy arriesgado” y que exigía “llevar una doble vida”. Armand de Fluvià asistió a todas las movilizaciones por los derechos de la comunidad LGTB y asegura que “por suerte”, nunca ha vivido un episodio de discriminación por su condición sexual.

De la clandestinidad a las primeras asociaciones

En 1978, solo un año después de aquella primera marcha en Barcelona, Armand de Fluvià se convirtió en la primera persona en salir del armario de forma pública en España, en el circuito catalán de Televisión Española, en los programas “De bat a bat” y “Vosté pregunta”. El paso de declarar públicamente su homosexualidad, según explica a Efe, no le resultó difícil, porque lo hizo poco a poco en distintos círculos, la familia, los amigos y el trabajo.

Primera manifestación homosexual en España convocada en Barcelona por el

Primera manifestación homosexual en España convocada en Barcelona por el "Front D'alliberament Gai de Catalunya" el 26 de junio de 1977. EFE

Precisamente, fue De Fluvià quien fundó en la clandestinidad la primera organización gay en 1970, el Movimiento Español de Liberación Homosexual (MELH), y tras la despenalización de la homosexualidad fueron apareciento todavía bajo la ilegalidad las primeras asociaciones LGTB. El movimiento comenzó a organizarse y fue cobrando fuerza.

Sin embargo, en esa misma década de los 80 también hubo un punto de inflexión, la pandemia del Sida que golpeó duramente al colectivo LGTB, sobre todo al homosexual, e hizo “rebrotar una homofobia total debilitando mucho al movimiento”, recuerda Jesús Generelo en declaraciones a Efe. Así lo recuerda también De Fluvià quien señala el SIDA como “un gran trauma para muchos que produjo la desmovilización del colectivo”.

Pese a todo, la pandemia del Sida hizo surgir “toda la resiliencia”, el colectivo LGTB vio que era imprescindible “trabajar unidos por pura supervivencia” y “visibilizó los problemas de la lucha por la igualdad”.

La homofobia que persiste

Aún en la actualidad, el paso de revelarse homosexual ante los demás, sigue siendo una decisión muy difícil para la mayoría. Marcos Dosantos, dinamizador del Área Joven de la FELGTB, recuerda cómo en el instituto lo "machacaban" sus compañeros, y al volver del recreo se encontraba pintadas en su mesa en las que se podía leer "Marcos maricón".

Entonces fue, recuerda Marcos en declaración a la agencia Efe, cuando planeó seguir en el armario hasta el bachillerato y después hacer su vida en Madrid, en lo que algunos llaman el "sexilio". Con 18 años le dijo a su familia que era homosexual y asegura que al final "todo salió bien", aunque tuvo que afrontar problemas de homofobia y soportar la presión social.

Las generaciones actuales de LGTB disfrutan de los avances legales alcanzados por las anteriores, pero todavía tienen que luchar por la igualdad social para que haya igualdad real, señala Marcos Dosantos.

En estos cuarenta años, "un período de tiempo muy corto", señala Jesús Generelo, "la lucha de los colectivos LGTB ha cambiado el paradigma social" y se ha logrado el reconocimiento de la diversidad sexual de género y de familia. Su lucha por la igualdad real en todos los ámbitos de la sociedad espera ahora como paso decisivo, la aprobación en el Congreso de los Diputados de la ley de igualdad y de no discriminación.

Noticias

anterior siguiente