Enlaces accesibilidad

La hambruna afecta a 100.000 personas en Sudán del Sur en su cuarto año de guerra, alerta la ONU

  • Más de un 40% de la población padece hambre en el país
  • Sudán del Sur se encuentra en guerra desde 2013
  • FAO y UNICEF, entre otras agencias de la ONU, denuncian la situación

Por
Agop Manut, niño sur sudanés de 11 meses, afectado de malnutrición, fotografiado en Awell, Sudán del Sur
Agop Manut, niño sur sudanés de 11 meses, afectado de malnutrición, fotografiado en Awell, Sudán del Sur AFP ALBERT GONZALEZ FARRAN

Unas 100.000 personas sufren hambruna y otro millón está a punto de padecerla en varias zonas de Sudán del Sur debido a la guerra y al colapso de la economía, han alertado este lunes varias agencias de la ONU.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) sostuvieron en un comunicado que se necesita una acción urgente para evitar que más personas mueran de hambre.

La hambruna ha sido declarada en varias partes del Estado de Unidad, en el norte del país africano, donde se estima que el número de personas que pasan hambre aumentará a 5,5 millones el próximo julio si no se hace nada para solucionar la crisis alimentaria.

Entre paréntesis - 4,3 millones de personas sufren desnutrición en Sudán del Sur

Casi la mitad de la población pasa hambre

La declaración de hambruna significa que ya existen personas que han empezado a morir de hambre en Sudán del Sur, que se halla en su peor catástrofe de este tipo desde que estalló la violencia hace más de tres años.

Actualmente hay 4,9 millones de personas, más del 40% de la población sursudanesa, con necesidad urgente de alimentos, según el índice que mide la inseguridad alimentaria en una escala de cinco niveles (IPC, por sus siglas en inglés), difundido hoy por el Gobierno, las tres agencias de la ONU y otros socios humanitarios.

Para que se declare la fase 5, la máxima y correspondiente a la hambruna, se debe certificar que al menos un 20% de la población sufre extrema escasez de alimentos, la malnutrición aguda es superior al 30% y la tasa de mortalidad diaria es de más de dos personas por cada 10.000, cuatro veces más alto de lo normal.

Entre paréntesis - Sudán del Sur celebra su quinto aniversario en medio de una terrible crisis humanitaria

La asistencia humanitaria, una prioridad

Las organizaciones de Naciones Unidas consideraron que frenar la expansión de la hambruna solo es posible si se aumenta la asistencia humanitaria cuanto antes llegando a los más vulnerables.

"Los peores temores se han cumplido. Muchas familias han agotado todos los medios que tenían para sobrevivir", dijo el representante de la FAO en Sudán del Sur, Serge Tissot.

La mayoría son agricultores o ganaderos que han perdido sus medios para continuar con sus actividades. La malnutrición crónica se ha convertido en una emergencia de salud pública, con 14 de las 23 zonas analizadas con índices mayores al 15% de la población y en algunos casos de hasta el 42%.

Un millón de niños desnutridos

Más de un millón de niños están desnutridos en el país y pueden morir si no obtienen ayuda urgentemente, según la nota. El PMA ha destacado que esta hambruna ha sido "creada por el hombre" y ha recordado que la comunidad humanitaria ha intentado evitar por todos los medios esa catástrofe a pesar de la ausencia de paz y seguridad.

Los tres años de conflicto han dañado gravemente la producción de cultivos, mientras que el aumento de la inflación (de hasta el 800% anual) y los fallos del mercado han golpeado lugares que dependían del comercio para abastecerse de alimentos.

El conflicto en Sudán del Sur estalló en diciembre de 2013, cuando el presidente Salva Kiir, de la etnia dinka, denunció un intento de golpe de Estado por parte de su vicepresidente Riek Machar, perteneciente a la tribu nuer.

Organizaciones humanitarias alertan de que la violencia puede reactivarse en Sudán del Sur

Éxodo masivo

Un total de 131.000 sursudaneses huyeron a Sudán desde el Sur en 2016 debido a la guerra civil, ha indicado este lunes la oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El informe de la OCHA ha cifrado en 305.000 las personas que se refugiaron en Sudán desde que se inició el conflicto en 2013, con el fin de pedir asilo en el país vecino, según datos recogidos por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

El organismo ha detallado que un 49% de los refugiados se encuentra en el estado de Darfur del Este y un 25% en el estado de Nilo Blanco, ambos fronterizos con Sudán del Sur.

La agencia prevé el desplazamiento a Sudán de al menos 60.000 personas este año y, por ese motivo, está preparando un plan de emergencia para responder a la situación humanitaria.

Los refugiados sursudaneses se encuentran en Uganda (698.000), Etiopía (342.000), Sudán (305.000), Kenia (89.000), la República Democrática del Congo (68.000) y la República Centroafricana (4.900).

Noticias

anterior siguiente