Enlaces accesibilidad

Trump saca a EE.UU. del Acuerdo de Asociación Transpacífico

  • El presidente ha firmado una orden ejecutiva que retira al país del tratado
  • La salida de EE.UU. pone en riesgo la continuidad del acuerdo para el Pacífico
  • Trump ha prometido reducir en un 75% las regulaciones para las empresas
  • También ha recordado que impondrá aranceles para promover un comercio "justo"

Por
Trump firma una orden ejecutiva para sacar EE.UU. del acuerdo comercial TTP

El presidente de Estados UnidosDonald Trump, ha cumplido este lunes con una de sus promesas de campaña y ha firmado en el Despacho Oval una orden ejecutiva para sacar al país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), pieza clave en el legado comercial y en Asia-Pacífico de su antedecesor, Barack Obama.

Trump ha firmado, además, otras dos órdenes ejecutivas contra el aborto y para congelar la contratación de funcionarios al tiempo que ha anunciado una fuerte reducción de las regulaciones y "fuertes aranceles" para estimular el establecimiento y la creación de empresas en el país".

Había mucha expectación sobre las órdenes ejecutivas que iba a presentar este lunes Trump, al inicio de su primera semana completa como presidente y después de que el mismo viernes, el día de su investidura, el magnate firmase una para comenzar a desmantelar la reforma sanitaria de Obama.

Trump ha afirmado que la salida de EE.UU. del TPP "es un gran paso para los trabajadores estadounidenses" y que han estado "hablando sobre esto durante mucho tiempo". El presidente estadounidense -que ha firmado la orden ante la presencia del vicepresidente, Mike Pence; su jefe de gabinete, Reince Priebus, y dos de sus asesores más cercanos, Steve Bannon y su yerno Jared Kushner- ya había anunciado su intención de dar marcha atrás al acuerdo.

Doce países en el tratado comercial transpacífico

El TPP fue firmado en febrero de 2016 después de seis años de negociaciones por 12 países: EE.UU., Canadá, México, Chile, Perú, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Brunei, Malasia, Singapur y Vietnam. El tratado prevé un periodo de dos años para su ratificación por los parlamentos de todos los países miembros. En EE.UU. todavía no había sido ratificado por el Congreso.

El tratado fue negociado por el Gobierno del expresidente Obama, que hizo de ese acuerdo una de sus prioridades en materia comercial dentro de su estrategia para profundizar los lazos con la región Asia-Pacífico.

Para que el acuerdo entre en vigor es necesario que los firmantes representen al menos el 85% del PIB del bloque, por lo que la retirada de Estados Unidos de esta iniciativa representa un serio tropiezo en el camino de un pacto que, entre otros objetivos, busca contrarrestar la expansión comercial de China, una de las naciones excluidas de esta iniciativa.

Pese a la promesa de Trump de sacar a EE.UU. del pacto, algunos de sus miembros han declarado su disposición a continuar con él. Por su parte, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha anunciado que su Gobierno negociará nuevos acuerdos comerciales bilaterales con los países firmantes del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Reducción en las regulaciones

Horas antes de firmar la orden de retirada del acuerdo, Trump ha prometido una fuerte reducción de las regulaciones y promover un comercio "justo" con los demás países. "Creemos que podemos reducir las regulaciones en un 75%, tal vez más", ha señalado Trump, después de una reunión con ejecutivos de empresas como Lockheed Martin, Ford y Tesla.

Según ha explicado el propio presidente a la prensa, el objetivo de esta reducción es poder aprobar grandes inversiones de grandes empresas en EE.UU. lo más rápido posible. "No habrá un país más rápido, mejor y más justo que, al mismo tiempo, proteja a sus ciudadanos", ha declarado.

Trump ha argumentado que el "problema" con las regulaciones actuales es que "no puedes hacer nada". En este sentido, el mandatario ha citado el caso de las protecciones medioambientales que ha considaro un asunto "fuera de control".

El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una reunión con empresarios estadounidenses en la Casa Blanca.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, en una reunión con empresarios estadounidenses en la Casa Blanca. EFE/Shawn Thew

"Vamos a imponer un impuesto fronterizo muy fuerte"

Por otra parte, el mandatario ha vuelto a lanzar una advertencia a las empresas que estén pensando en localizar su producción fuera de EE.UU.: "Vamos a imponer un impuesto fronterizo muy fuerte sobre el producto cuando llegue, lo cual creo que es justo".

Trump ha señalado que actualmente no hay libre comercio, ya que, a su juicio, EE.UU. es el único que facilita la entrada a productos extranjeros, mientras que "si quieres vender algo a China y otros países, es muy, muy difícil".

"Así que no llamo a eso libre comercio. Lo que queremos es comercio justo, comercio justo", ha enfatizado el presidente.

Trump firma otras dos órdenes: sobre aborto y funcionarios

Además de la relativa al TPP, Trump ha firmado este lunes otra orden ejecutiva que prohíbe el uso de fondos del Gobierno para subvencionar a grupos que practiquen o asesoren sobre el aborto en el extranjero, una política republicana que data de la década de 1980 y que Obama había cancelado.

Esta prohibición, que se conoce como "la política de la ciudad de México" porque se anunció en una conferencia de la ONU celebrada allí en 1984, representó una de las piedras angulares de la agenda social del republicano Ronald Reagan (1981-1989).

Trump, que hace unos años defendía el derecho de las mujeres a decidir sobre su embarazo, se ajustó durante la campaña presidencial a la oposición rotunda al aborto de los republicanos.

La tercera orden emitida este lunes por el mandatario congela las contrataciones de funcionarios del Gobierno federal, exceptuando las de las Fuerzas Armadas, en línea con su promesa de campaña de reducir el volumen de la Administración.

Noticias

anterior siguiente