Enlaces accesibilidad

Cinco linces mueren en menos de una semana, tres de ellos atropellados

  • Otro ha fallecido atrapado en un lazo ilegal y un quinto por causas naturales
  • WWF pedirá a Fomento soluciones para evitar los atropellos

Por
Imagen de archivo de un lince atropellado en una carretera.
Imagen de archivo de un lince atropellado en una carretera. EFE

En menos de siete días han muerto cinco ejemplares de lince, tres de ellos atropellados, otro atrapado en un lazo ilegal y un quinto por causas naturales. La organización ecologista WWF ha informado que ante las últimas muertes por atropello en diferentes puntos negros de las carreteras en España ha solicitado una reunión urgente con el Ministerio de Fomento para solicitar la puesta en marcha inmediata de soluciones a los puntos negros en las vías.

De seguir a este ritmo, al finalizar este año se podría llegar a los 36 linces muertos.

Dentro de los trabajos de reintroducción de lince ibérico, este año está previsto que se vuelvan a liberar 40 ejemplares con el objetivo de reforzar la poblaciones de las zonas linceras, anunció la pasada semana el programa Life Iberlince en su pagina web. Sin embargo, WWF ha denunciado que de seguir a este ritmo, al finalizar este año se podría llegar a los 36 linces muertos, una cifra superior a los 22 atropellados en 2014.

De ello quieren advertir al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, a quien quieren exponer la necesidad urgente de que se pongan en marcha las inversiones comprometidas para mejorar las carreteras de los lugares donde habitan los linces.

El programa Life+Iberlince ha informado hoy que el ejemplar de lince ibérico 'Kaplán', uno de los primeros liberados en Castilla-La Mancha en el marco del programa de reintroducción de esta especie en las áreas en las que tradicionalmente había estado, ha sido hallado muerto en una finca cinegética de Viso del Marqués (Ciudad Real).

'Ni un lince más atropellado'

WWF ha informado en un comunicado de un atropello que se produjo el pasado 12 de enero en el punto negro "reiteradamente denunciado" en la N-420. WWF inició hace casi dos años una campaña para denunciar la grave amenaza que suponen los atropellos para la conservación de esta especie. Para ello, la organización lanzó la campaña de recogida de firmas 'Ni un lince más atropellado', que ha logrado el apoyo de 22.000 activistas.

WWF ha señalado que, pese a las buenas palabras y la disponibilidad de los técnicos de Fomento y a la puesta en marcha de distintas medidas menores (como la reparación de vallados, el desbroce de los márgenes, la adecuación de infraestructuras trasversales o la señalización de tramos), todavía no se han iniciado la las principales obras para garantizar la permeabilidad de infraestructuras como la A-4 o la N-420 (pasos de fauna).

La organización ha manifestado que exigirá al nuevo ministro que no solo cumpla con las medidas prometidas por su Departamento para las que ya existe financiación comprometida -fondos procedentes de medio ambiente-, si no que establezca la financiación necesaria para permeabilizar nuevas infraestructuras.

Noticias

anterior siguiente