Enlaces accesibilidad

El PSOE inicia el camino hacia su reconstrucción con un Congreso Federal los días 17 y 18 de junio

  • Este sábado quedará aprobado el calendario político del PSOE
  • Ni Susana Díaz ni Pedro Sánchez han dado el paso para liderar el partido
  • Un sector del PSOE busca una candidatura de unidad para cerrar la crisis
  • La participación o no del PSC en esas primarias podría ser definitiva

Por
La gestora del PSOE pondrá fecha al Congreso en el Comité Federal de este sábado

El PSOE inicia este sábado el camino hacia su reconstrucción con un Comité Federal del que saldrá el calendario político para los próximos meses, incluida la fecha del 39º Congreso Federal -que se celebrará los días 17 y 18 de junio-, que marcará el futuro de un partido que aún "cose" los jirones de la guerra interna que estalló en 2016 y vivió la madre de todas las batallas el pasado 1 de octubre con la dimisión de Pedro Sánchez.

Desde entonces, una gestora ha dirigido los designios de una formación centenaria que busca este 2017 remontar tras un año en el que el PSOE ha tocado todos los suelos electorales posibles. Un PSOE aún traumatizado por el casi 'sorpasso' de Podemos y que ha enfadado a gran parte de la militancia tras la díficil travesía de pasar del 'no es no' a la abstención para dar el gobierno al PP de Mariano Rajoy, a cambio de nada.

¿Qué se decide en el Comité Federal?

Este Comité Federal marcará la fecha en el calendario para que el PSOE, un nuevo PSOE, eche a andar con un nuevo líderuna nueva Ejecutiva y un nuevo proyecto que le haga recuperar la sangría de votos perdidos y que, según las últimas encuestas, siguen perdiendo.

Antes de ese Congreso, el PSOE celebrará en mayo las primarias que elegirán al nuevo o nueva líder que ocupará la Secretaría General. Serán las segundas primarias de elección directa en el PSOE, tras las que auparon a Sánchez como líder en julio de 2014.

La gestora quiere poner fin este sábado al debate abierto sobre la fecha del Congreso y espera que, una vez se apruebe la misma, los críticos con la actual dirección provisional- que ven en el retraso del mismo una clara intención de desactivar a Pedro Sánchez y de calmar a la militancia cabreada- "acaten" la decisión. La gestora ha dicho que quiere empezar a superar esa endogamia histórica de la que adolece el PSOE "para centrarse en los problemas que realmente le preocupan a la gente".

En un año marcado por la ausencia de procesos electorales, todos los partidos se mirarán a sí mismos para decidir sus proyectos y sus líderes. Todos lo harán en febrero, menos el PSOE que, de forma oficial, solo ha avanzado que será antes de verano y se barajan esas fechas de junio, mientras que los críticos no quieren que se vaya más allá de abril. "El tiempo de la gestora ha acabado", dicen, repetidamente.

El presidente y portavoz de la gestora del PSOE, Javier Fernández y Mario Jiménez.

El presidente y portavoz de la gestora del PSOE, Javier Fernández y Mario Jiménez. EFE

¿Tomará Susana Díaz el mando de Ferraz?

Experta en amagar y no definir, la presidenta de Andalucía y líder del PSOE andaluz (la federación con más importancia en el seno socialista y sin cuyo apoyo es practicamente imposible mandar en Ferraz), aún está deshojando la margarita. En este caso sería más sorpresa que Susana Díaz no se postulase a que lo hiciera. Desde la dimisión de Pedro Sánchez, absolutamente todas las miradas, desde dentro del PSOE y desde fuera, están puestas en ella.

En el fatídico comité federal del 1 de octubre la división se estableció claramente entre 'susanistas' y 'sanchistas' y la mayoría de 'barones' no esconde que la ven como la elegida para coger las riendas de un desnortado PSOE. La andaluza cuenta con el apoyo absoluto de los principales líderes territoriales y los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, además de otros pesos pesados como el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba.

Susana Díaz, en primer plano, en un antiguo Comité Federal del PSOE.

Susana Díaz, en primer plano, en un antiguo Comité Federal del PSOE. EFE

Ella se deja querer en el partido pero no da el paso definitivo y cerró 2016 diciendo que tomaría la decisión cuando se abriera el proceso congresual. Eso sí, se ha mostrado convencida de que "indudablemente habrá primarias y competición". No se le escapa a Díaz que parte de la militancia que aún sigue enfadada la ve como la figura indiscutible del 'bando' que prefirió abstenerse en la investidura de Rajoy y que cortó la cabeza a Sánchez, convertido casi en mártir para una parte del socialismo.

¿Tiene Pedro Sánchez alguna opción?

Si Susana Díaz no ha desvelado sus intenciones, tampoco lo ha hecho Pedro Sánchez, que ha perdido algunos de los apoyos importantes que le quedaban en el partido. Figuras como su exnúmero dos, César Luena; el líder del PSC, Miquel Iceta; la presidenta balear, Francina Armengol; o la secretaria general del PSE, Idoia Mendía, que claramente se posicionaron a su lado antes de su traumática dimisión e incluso después, han matizado sus posturas y, aunque no se ponen del lado de Díaz, tienen serias dudas sobre si el exsecretario pueda salvar al PSOE.

El defensor a ultranza del 'no es no' se marchó pero pareció dejar claro, en un principio, que volvería. Tras dejar su acta como diputado para no verse en la díficil encrucijada de votar 'abstención' o de desobedecer el mandato de un comité federal, ofreció una rueda de prensa- la única hasta la fecha- en la que dejó entrever que volvería a optar a la Secretaría General. Fue más claro aún en su entrevista al programa Salvados, de La Sexta, donde señaló que tenía "ganas, voluntad y fuerza" para ser de nuevo secretario general. Pero el tiempo parece que ha enfriado los ánimos.

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez.

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez. EFE

Anunció entonces que volvería a recorrer España con su coche para convencer a los militantes, pero sólo ha protagonizado dos actos, en Valencia y Asturias, en los que instó a la gestora a convocar con urgencia el congreso.

Mientras, se han lanzado más de 45 plataformas de militantes por diferentes comunidades que piden 'primarias y congreso ya' con apoyo de algunos de sus defensores como los diputados Odón Elorza, Zaida Cantera o Margarita Robles; y unos 70 cargos del PSOE se reunieron el pasado diciembre para pedir a Sánchez que lidere una alternativa. Él sólo se limitó a agradecer el apoyo recibido pero no desveló su intención final de concurrir o no a las primarias.

¿Tercera vía? ¿Candidatura única?

Muchos socialistas se niegan a entrar en la dicotomía Sánchez-Díaz o Díaz-Sánchez y han planteado en estos meses otras opciones como una tercera vía, con nombres como Patxi López y Eduardo Madina, que siempre saltan en estas quinielas pero que no parecen muy por la labor de lanzarse a la, nada fácil, arena socialista.

Madina ha sido el más claro al decir que "segundas partes nunca fueron buenas". Él ya cayó derrotado en las primarias de 2014 por un prácticamente desconocido Pedro Sánchez que, paradojas de la vida, se alzó como líder gracias al apoyo de Susana Díaz.

Patxi López ha guardado silencio en los últimos meses aunque nada hace presagiar que vaya a dar el paso al frente para echarle el pulso a Susana Díaz, sabedor de que la presidenta de Andalucía cuenta con muchos y poderosos apoyos y que contra el aparato de Ferraz es difícil competir y ganar.

Además de esta tercera vía, se ha hablado de una posible 'candidatura única' comandada por la andaluza, por la que abogan 'barones' como Guillermo Fernández Vara (Extremadura) y Emiliano García Page (Castilla-La Mancha), además del propio Madina y Ramón Jáuregui.

La gestora, aunque se esfuerza en mostrar neutralidad, ve con buenos ojos esa candidatura única porque "daría fuerza al partido" y porque "los ciudadanos premian la unidad".

Crisis de identidad: ¿Mirar hacia PP o hacia Podemos?

Los socialistas no solo deben resolver su profunda crisis de liderazgo, también centrarán el debate en los próximos meses en una crisis de identidad entre los que abogan por un partido de Estado que acabe con los complejos a la hora de pactar con el PP o una formación que vuelva a ser la referencia de la izquierda en España y recupere el espacio que le ha 'robado' Podemos.

El partido no esconde que, más allá de caras y liderazgos, hay que centrarse en el debate para la "renovación" de su proyecto socialdemócrata, ya que el actual ha ido perdiendo apoyos en las urnas, con un alejamiento peligroso de los ciudadanos más jóvenes y de las grandes ciudades.

Un 'comité de sabios' elabora desde hace tiempo un documento político con las bases de una nueva hoja de ruta que recupere al electorado perdido que no ve la forma de engancharse de nuevo al PSOE. Coordinado por Mario Jiménez, forman el comité Ramón Jáuregui, Rafael Simancas, Eduardo Madina, Rosa Conde, Matilde Fernández, Ignacio Urquizu, José Andrés Tomás Mora y Luz Rodríguez, entre otros. La gestora les encargó la eleboración de un documento en el que se diera respuesta a las principales preguntas que se hacen en Ferraz: ¿Qué nos ha pasado? y ¿hacia dónde vamos?

La gestora ha tratado de destacar en lo que va de legislatura el papel central que ocupa el PSOE a la hora de tomar cualquier decisión política autoproclamándose como "el agente del cambio".

Al PP no le vale sólo el apoyo de Ciudadanos y debe contar, para lo importante, con el soporte del PSOE. Pero los socialistas son conscientes de que Rajoy puede cansarse en cualquier momento si no le dejan gobernar y convocar elecciones a partir de mayo, algo que, según las encuestas, sería nefasto para el PSOE. El juego de equilibrios, por tanto, es complicado para los socialistas, que nunca ocultaron que uno de los motivos de la abstención a Rajoy fue el desastre absoluto que vaticinaban los sondeos electorales en unas terceras elecciones generales.

Tras permitir, por tanto, el Gobierno de Rajoy, el PSOE ha pactado con el PP asuntos como el objetivo de déficit y de deuda y el techo de gasto, el aumento del salario mínimo interprofesional y la prohibición por ley el corte de luz a las familias más vulnerables, entre otras cuestiones. Parece que la línea roja por la que ya no van a pasar estará- eso dicen hasta la fecha- en el apoyo a los Presupuestos Generales, aunque el PP no pierde la esperanza de que finalmente pueda sacar las cuentas de la mano del PSOE.

La purga de 'díscolos'

La gestora se niega a hablar de 'purga' o 'castigo' a los 15 díscolos del PSOE afínes a Pedro Sánchez que desobedecieron "por conciencia" el mandato del Comité Federal y no se abstuvieron en la investidura, pero lo cierto es que casi todos ellos han sufrido las consecuencias de su rebeldía. Son seis diputados del PSOE, siete del PSC y dos independientes.

Diputados críticos con la actual gestora del PSOE.

Diputados críticos con la actual gestora del PSOE. noticias

Además de la apertura de expediente disciplinario y la imposición de la multa más alta- 600 euros- estos diputados han visto cómo iban siendo relegados en algunas de las responsabilidades parlamentarias que ocupaban. Así, las diputadas Susana Sumelzo, Sofía Hernanz y Adriana Lastra salieron de la Diputación Permanente del Congreso. Sumelzo fue, además, relevada como portavoz de Cooperación Internacional.

La díscola del PSC Meritxell Batet fue apartada de la dirección del Grupo Parlamentario Socialista, aunque posteriormente fue nombrada vicepresidenta de la Comisión Constitucional del Congreso. El resto de díscolos también fue relevado, en su gran mayoría, de sus portavocías correspondientes.

¿Participará el PSC en las primarias del PSOE?

Mientras, PSOE y PSC dirimen cúal debe ser su relación después de que los socialistas catalanes decidieran ir por libre y votar 'no' a Rajoy, convirtiéndose el PSC en el mayor aliado de Pedro Sánchez en sus horas más bajas.

Actualmente, y de forma paralela al proceso interno que vive el PSOE, ambos partidos hermanos trabajan en una comisión de diálogo que avanza hacia una relación que, ambos reconocen, debe tener mayor "simetría".

El PSC, hasta ahora, ha tenido capacidad de decisión y está representado en los órganos del PSOE, pero el partido catalán es absolutamente autónomo. Esto es, el PSC vota en las primarias del PSOE, pero no al revés.

Los socialistas catalanes reconocen la desigualdad existente en una relación que dura ya 40 años, pero quieren mantener cierta independencia de cara a la toma de decisiones.

Está por decidir, por tanto, si el PSC podrá o no votar en las primarias de los próximos meses, lo que podría ser definitivo para que Pedro Sánchez u otro candidato alternativo a Susana Díaz se decidiese a dar un paso al frente. El PSC es, detrás de la federación andaluza, la segunda en número de militantes, por lo que su participación o no es clave en el proceso.

El censo para votar en las primarias quedará sin cerrar tras este Comité Federal, por el PSC podría salir de él. Aún queda por convocar otro Comité Federal, que será el que convoque oficialmente primarias y Congreso y cierre ese censo definitivo.

Miquel Iceta y Susana Díaz hablan en el patio de la sede del PSOE en Ferraz

Miquel Iceta y Susana Díaz hablan en el patio de la sede del PSOE en Ferraz TVE

Último capítulo: la sede 'fantasma' en Ferraz

La apertura de una sede fantasma en el número 10 de la calle Ferraz, a escasos metros de la sede nacional, es la trama del último capítulo vivido en el seno socialista. Un grupo de críticos con la gestora han alquilado un local desde donde quieren promover la afiliación al partido ya que denuncian que ciudadanos que quieren militar se encuentran con problemas en el proceso.

Un grupo de críticos socialistas montan una sede para animar a la afiliación.

Un grupo de críticos socialistas montan una sede para animar a la afiliación. EFE

Bajo el lema 'Recupera PSOE. Afíliate. Que nadie decida por ti' han iniciado su campaña, aunque se han visto obligados a suprimir de sus ventanas las siglas y los símbolos del PSOE ya que el partido denunció "usurpación de imagen". Niegan que Pedro Sánchez esté detrás de esta iniciativa crítica con el aparato.

Esta próxima semana abrirán la sede, ya sin las siglas socialistas, para fomentar las afiliaciones de cara a esas primarias que elegirán al futuro líder del PSOE y marcarán un antes un después en la historia del socialismo español.

Noticias

anterior siguiente