Enlaces accesibilidad

El expolicía José Amedo muestra su "total arrepentimiento" por los GAL y reniega de su pasado en una carta

  • Los GAL "fueron creados, amparados y financiados por el Estado", señala
  • Pide al Estado que reconozca este hecho para la "disolución de ETA"
  • El 'capataz' de los GAL ha escrito una carta publicada en el diario El Mundo

Por
El expolicía José Amedo llegando a la Audiencia Provincial de Madrid, en una imagen de archivo
El expolicía José Amedo llegando a la Audiencia Provincial de Madrid, en una imagen de archivo EFE/J.L. Pino

El exsubcomisario de la Policía Nacional, José Amedo Fouce, ha mostrado su "total arrepentimiento" por participar en la organización de los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación) -grupos 'parapoliciales' que se crearon para hacer lo que se conoció como "terrorismo de Estado" o "guerra sucia" contra la banda terrorista ETA- y ha renegado de todas las acciones que llevó a cabo en dicha organización.

Así lo escribe el propio Amedo en una misiva que ha publicado este viernes el diario El Mundo, en la que, además de mostrar su sentimiento de culpa y arrepentirse, pide que el Estado reconozca que los GAL "se crearon desde la cúpula de Interior".

Desde la "reflexión" que le ha proporcionado su "madurez", escribe Amedo, considera que los GAL "no debieron existir", así como tampoco ETA, y dice "renegar completamente" de su pasado "vinculado a este grupo parapolicial", de lo que dice estar "totalmente arrepentido".

Los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) estuvieron activos entre los años 1983 y 1987, es decir, durante los primeros años de los gobiernos del socialista Felipe González, a quien Amedo apuntó como uno de los creadores de estos grupos parapoliciales. Posteriormente, además, Amedo acusó al magistrado Garzón de intentar encarcelar al exvicepresidente socialista Rubalcaba en 1996.

A los GAL se les responsabiliza de alrededor de una treintena de asesinatos, así como diversos secuestros o torturas, dirigidos principalmente contra militantes y simpatizantes de ETA y cometidos sobre todo en el País Vasco francés, aunque también en algunas zonas de España.

El que fuera subcomisario de la Policía, José Amedo, fue considerado el 'capataz' del GAL Azul (Policía). Dentro de los GAL, existieron tres grupos: Verde (Guardia Civil), Marrón (Cesid, lo que es ahora el CNI) y Azul (Policía).

"Fueron creados, amparados y financiados por el Estado"

Palabras de arrepentimiento pero también de denuncia y de petición de "justicia" esboza Amedo en esta misiva, en la que culpa al Estado no solo de crear los GAL, sino también de su "financiación y amparo", así como de no haber llevado a cabo medidas o investigaciones para reconocer y explicar estos hechos ante la sociedad española.

El exsubcomisario sostiene que los GAL "fueron creados, amparados y financiados por el Estado", algo que fue "totalmente deleznable", dice, solicitando que se asuman responsabilidades para explicar a la ciudadanía las causas de esta lucha "ilegal e inmoral" contra ETA y, con ello, contribuir a su "disolución y desarme".

«Considero ineludible que el Estado asuma la responsabilidad en la creación de los GAL y explique a la sociedad española sin ningún tipo de ambages las causas que llevaron a su Gobierno a decidir luchar contra ETA de manera ilegal e inmoral», señala de forma contundente Amedo y añade que ésto "contribuiría de manera sustancial a la disolución y desarme" de la banda terrorista ETA.

Poniendo en contexto los intentos de negociaciones que diversos Gobiernos en nuestro país llevaron a cabo con ETA -habla, por ejemplo, de aquel 17 de mayo de 2005 cuando el Congreso de los Diputados aprobó dialogar con ETA a cambio de su desarme- apela a la unión de todos los partidos para llegar a ese fin para "mirar adelante" y "no agrandar las grietas".

Pide que el trato de las víctimas de ETA sea el mismo para las de los GAL

No solo exige responsabilidades al Estado, sino que, además, Amedo solicita también en su carta que el trato para las víctimas de los grupos parapoliciales "sea el mismo" que para las víctimas de ETA, ya que, según señala, el sufrimiento "ha sido igual para todas ellas".

El expolicía subraya que el sufrimiento "carece de ideologías o bandos" y el dolor causado a familiares es idéntico "para unos y otros".

"El intenso dolor y el inconmensurable daño que para el resto de la vida se causa a los familiares es idéntico para unos y otros. Es incuestionable que el sufrimiento del ser humano carece de ideologías, bandos o bien tendencias partidarias", señala Amedo, y añade: "es tan profundo e intenso como el disparo que lo produce".

Llama en el final de su carta a la "paz definitiva"

Para terminar su carta, publicada en el diario El Mundo este viernes, el expolicía Amedo hace un llamamiento a la "paz definitiva" y a la convivencia y pide perdón por todo el sufrimiento "que haya podido causar".

Después de haber dedicado "toda su vida" a la lucha contra el terrorismo de ETA y de haber sido víctima de "cinco intentos frustrados de asesinato por parte" de esta banda terrorista, José Amedo remarca que "ahora es tiempo para la paz definitiva, la convivencia y el perdón".

El considerado 'capataz' de los GAL Azul finaliza su misiva pidiendo perdón y perdonando "a quienes intentaron" asesinarle: "Pido perdón por el sufrimiento que haya podido causar y al mismo tiempo perdono sinceramente a quienes intentaron asesinarme en cinco ocasiones".

Actualmente es gestor inmobiliario y escritor

José Amedo Fouce, exsubcomisario de Policía, fue detenido en el año 1988 tras la orden emitida por el juez Baltasar Garzón por contribuir en la "guerra sucia" contra la banda terrorista ETA. Fue condenado a 108 años de prisión, de los que cumplió finalmente 12. En la actualidad, Amedo se dedica a la gestión inmobiliaria y a escribir.

Noticias

anterior siguiente