Enlaces accesibilidad

Guerra civil en Siria

Alepo, cronología de una pesadilla

  • Alepo llegó a tener dos millones y medio de habitantes antes de la guerra
  • 250.000 personas han sufrido el asedio militar de la zona oriental desde 2012
  • La intensidad de los bombardeos ha llevado a compararla con la Gernika española
  • La guerra en Siria, año a año

Por
Una mujer herida tras un bombardeo aéreo en la zona oriental de Alepo en abril de 2016
Una mujer herida tras un bombardeo aéreo en la zona oriental de Alepo en abril de 2016 REUTERS

Tras cuatro semanas de ofensiva, las fuerzas gubernamentales sirias apoyadas por el ejército ruso han rendido la ciudad sitiada de Alepo. Este martes, mandos rebeldes confirmaban un acuerdo de evacuación poco antes del anuncio por parte de Rusia del cese de las hostilidades.

Sin embargo, pocas horas después de hacerse público el pacto ha saltado por los aires tras ser boicoteado por Al Asad y producirse la reactivación de los ataques contra los últimos reductos rebeldes.

Alepo registra cuatro años de combates en una de las batallas más sangrientas de la guerra civil de Siria. Una definitiva victoria de Bachar al Asad se saldará con una ciudad en ruinas, miles de muertos y un tanto estratégico para su Gobierno. La mayor ciudad del norte de Siria necesita despertar de una pesadilla de cuatro años.

2011. Primaveras árabes y primeras protestas

En marzo de 2011, al calor de las primaveras árabes en Túnez, Egipto y Libia, manifestaciones masivas recorren la capital, Damasco. Los sirios reclaman al régimen de Al Asad reformas, derechos civiles y la liberación de los prisioneros políticos. TVE consigue grabar en directo la primera concentración en Damasco.

Las protestas contra el régimen se extienden por Siria

Aunque las protestas se extienden a otras ciudades, Alepo permanece en relativa tranquilidad. Deraa y Hama son los principales focos de la sublevación. Desde el primer momento, el régimen reprimió con violencia las manifestaciones, lo que mereció la condena de la Naciones Unidas y del resto de la comunidad internacional.

En octubre, los desertores del Ejército sirio crean el Ejército Libre Sirio, la principal milicia rebelde, lo que marca el inicio de la lucha armada. A finales de año, la ONU estima que ya hay 4.000 muertos y califica el conflicto de guerra civil.

2012. La llegada de los rebeldes a Alepo

A comienzos de 2012, milicianos rebeldes se hacen con el control de zonas rurales al norte de la ciudad. Sitian la base aérea militar de Minegh y las localidades chiíes de Nubl y Zahra.

En julio de ese año, los manifestantes sufren los primeros ataques y las fuerzas rebeldes inician la lucha por la ciudad. Los distritos orientales, más pobres, son los primeros en caer en sus manos. Los combates en el casco antiguo dañan irreparablemente el histórico mercado.

2013. El terror de las bombas de barril

Las facciones insurgentes toman el control de la principal salida de Alepo hacia el sur, la autopista que une esta urbe, la mayor del norte, con la capital, Damasco. Esto obliga al ejército de Asad a establecer rutas alternativas rodeando la ciudad. En el momento en que las fuerzas opositoras cortan estos accesos alternativos, la parte oeste de Alepo, dominada por las fuerzas afines al régimen, quedan temporalmente bajo asedio de los rebeldes. En octubre, Asad y sus aliados recuperan sus rutas hacia Alepo y refuerzan sus posiciones.

Comienza el ataque sistemático a la ciudad con las devastadoras bombas de barril, explosivos sin precisión cuyo principal efecto es una indiscriminada mortandad entre los civiles. En abril de ese año, el minarete de la Mezquita de los Omeyas, un monumento con 1.000 años de antigüedad, se derrumba tras ser golpeado por los bombardeos.

Alepo, la vida bajo los barriles bomba

Los ataques con barriles bomba en Alepo son indiscriminados e impredecibles.

anterior siguiente
8 Fotos 1 / 8 ver a toda pantalla
  • Un bombero trata de apagar el incendio provocado por un barril cargado de dinamita.

    Un bombero trata de apagar el incendio provocado por un barril cargado de dinamita.

     A civil defence member attempts to put out a fire from a burning vehicle at a site hit by what activists said was a barrel bomb dropped by forces loyal to Syria's President Bashar al-Assad in the Qadi Askar neighbourhood of Aleppo March 5, 2015. REUTERS/Abdalrhman Ismail (SYRIA - Tags: CIVIL UNREST POLITICS CONFLICT) 

  •  Vista general de la destrucción en la zona rebelde de Alepo.

    Vista general de la destrucción en la zona rebelde de Alepo.

     A general view seen through a hole in the wall shows a damaged street with a cloth hung used as a barrier from snipers in Aleppo's Saif al-Dawla district March 6, 2015. REUTERS/Hosam Katan (SYRIA - Tags: POLITICS CIVIL UNREST CONFLICT) 

2014. Los bandos se afianzan, los ataques aéreos se intensifican

En este período, el ejército de Asad toma el control de los cielos. Helicópteros y aviones desatan un infierno de bombardeos contra posiciones rebeldes. “Un barril bomba es como un bidón para transportar petróleo, que se llena de explosivos y metralla y se lanza sobre la población civil. Es imposible hacer puntería. No se dirige a un objetivo determinado. Se lanza en zonas muy pobladas para hacer el mayor daño posible”, explicaba en un informe Carlos Francisco, coordinador de las operaciones de Médicos Sin Fronteras para Siria desde la frontera.

Human Rights Watch documenta más de 1.000 bombardeos con barriles de dinamita en Alepo ese año, desde que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó por unanimidad la resolución 2139, que exigía detener estos ataques.

Alepo, una ciudad fantasma tras cuatro años de guerra

Después de tomar la importante ciudad de Raqqa, en 2014 el Estado Islámico proclamó un califato desde Alepo hasta la provincia iraquí de Diyala, dirigido por Abu Bakr al Bagdadi y regido por la ley islámica, en su versión más rigorista.

2015. Los rebeldes avanzan y Rusia entra en juego

Los avances rebeldes en el noroeste del país, donde se encuentra la ciudad de Alepo, ponen al Gobierno de Asad contra las cuerdas.

En octubre de ese año, Moscú entra definitivamente en escena y los primeros bombardeos aéreos rusos contienen la ofensiva opositora, obligando a las facciones rebeldes a replegarse.

Según la ONU, más de 220.000 personas han muerto en Siria y once millones se han visto obligadas a abandonar sus hogares.

Los bombardeos en Alepo matan a casi 100 niños en la última semana y dejan a la ciudad sin médicos

2016. Alepo sitiada y arrasada

En febrero, los avances del ejército sirio apoyado por la aviación rusa recuperan la base aérea de Minegh y cortan la principal vía de comunicación terrestre entre los rebeldes de Alepo oriental y Turquía. Las fuerzas de Asad también liberan los localidades de Nubl y Zahra del control rebelde y compromenten el sistema de abastecimiento de las facciones opositoras.

El 27 de julio, el ejército gubernamental cierra por primera vez el cerco militar a la zona oriental de Alepo, pero el asedio es roto diez días después tras un contraataque rebelde en el distrito de Ramusah que abre una precaria ruta de acceso por el sur. Rápidamente, las fuerzas rusas apoyadas por milicias libanesas e iraquíes recapturan Ramusah y en septiembre restablecen el cerco por completo.

Médicos sin Fronteras recrea un ataque aéreo en el Hospital de La Paz de Madrid

El hospital M10, uno de los principales en la zona este de la ciudad siria de Alepoqueda totalmente fuera de servicio después de haber sido atacado con bombas de racimo, quedando solo cinco hospitales en funcionamiento en los distritos asediados de la localidad.

Según el Observatorio, mas de 1000 personas han muerto desde que empezó la ofensiva final por Alepo el pasado 15 de septiembre, entre ellos más de 220 niños. En cuatro días de noviembre, el número de personas que huyeron de sus casas en el este de la ciudad siria llegó a 50.000, según la ONG.

La guerra civil en Siria dura ya más de cinco años y deja cientos de miles de muertes

Noticias

anterior siguiente