Anterior Las medidas del pacto de Estado contra la violencia de género Siguiente Rajoy niega al juez el cobro de sobresueldos y dice que "jamás" conoció la existencia de una caja B Arriba Ir arriba
La dirigente del PSC, Meritxell Batet, a su llegada a la reunión del Consell Nacional
La dirigente del PSC, Meritxell Batet, a su llegada a la reunión del Consell Nacional. EFE

El PSC ratifica el "no" a Rajoy por unanimidad y el PSOE lo califica de "ruptura unilateral"

  • El Consell Nacional respalda el "no" con 241 votos a favor y una abstención

  • Además de los siete del PSC romperán la disciplina al menos 4 diputados más

  • El PSOE reunirá a sus diputados antes del debate para reafirmar la abstención

|

El PSC ha ratificado este martes por unanimidad el "no" a Mariano Rajoy en el debate de investidura de tal forma que los siete diputados socialistas catalanes romperán la disciplina de voto y no se abstendrán en la segunda votación para facilitar la reelección del dirigente del PP como acordó el sábado el Comité Federal del PSOE, cuya gestora ha calificado esta decisión de "ruptura unilateral de la leal y exitosa unidad de acción" de ambas formaciones.

El Consell Nacional del PSC, el máximo órgano entre congresos, en una reunión de dos horas en la que han pedido palabra hasta 18 consejeros, ha respaldado por 241 votos a favor y solo una abstención la posición de la dirección liderada por Miquel Iceta.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha intervenido en la reunión para defender el "no" a Rajoy, aun siendo consciente de que provocará un "problema" con el PSOE, pues conllevará que los siete diputados catalanes del grupo socialista del Congreso desobedezcan la decisión del Comité Federal.

La resolución votada por unanimidad expresa el rechazo a Mariano Rajoy por sus políticas económicas y sociales y por ser "en gran medida" responsable de la falta de diálogo de los gobiernos catalán y español.

El texto pide específicamente a los diputados del PSC en el Congreso que "voten negativamente la investidura de Mariano Rajoy en primera y segunda votación", alegando que la Constitución no contempla un "mandato imperativo" a los parlamentarios.

Una resolución que se enviará al presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández, según ha explicado en rueda de prensa la secretaria de Organización del PSC, Assumpta Escarp. Después del Consell Nacional, Iceta se ha reunido con los siete diputados catalanes.

Ferraz habla de "ruptura unilateral de la leal y exitosa unidad"

La gestora del PSOE ha asegurado que la decisión del Consell Nacional del PSC de votar no a Mariano Rajoy en las dos votaciones de la investidura supone "una ruptura unilateral en la leal y exitosa unidad de acción" que ambos partidos mantiene desde 1978.

En un comunicado, Ferraz lamenta "profundamente" el paso dado por el máximo órgano de los socialistas catalanes al considerar que va contra el mandato del Comité Federal del PSOE de abstenerse ante Rajoy en la segunda de las votaciones el próximo sábado.

La gestora que preside Javier Fernández pide a los siete diputados del PSC, a los que recuerda que no tienen grupo propio en el Congreso, que deben "obedecer" el mandato del PSOE y votar "conforme a lo acordado de manera democrática y mayoritaria" por el máximo órgano el pasado domingo.

También apela "a la sensatez, a la historia común" entre ambas formaciones y a la tarea común desarrollada durante casi cuatro décadas de colaboración. "No existe, por tanto, justificación alguna para contravenir el acuerdo adoptado por el Comité Federal", sentencia la gestora ante el desafío planteado por la formación que lidera Miquel Iceta.

Ferraz advierte de que, "en la cultura del PSOE, las decisiones de los órganos del partido han sido defendidas en todo momento por el conjunto de la organización, sean cuales hayan sido".

Una docena de diputados el "no" a Rajoy en la investidura

Además de los siete diputados del PSC -Meritxell Batet, Manuel Cruz, Lídia Guinart, José Zaragoza, Mercé Perea, Marc Lamuà, Joan Ruiz- hay al menos otros cinco que ya han dicho públicamente que mantendrán el "no" a Rajoy.

Los diputados Odon Elorza y Margarita Robles han manifestado que votarán en conciencia en virtud de lo que establece el reglamento interno del grupo parlamentario.

También ha garantizado el no la diputada por Zaragoza Susana Sumelzo y la excomandante Zaida Cantera, apuesta personal del exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez que tiene escaño como independiente por Madrid.

Otros cinco parlamentarios están dispuestos a rechazar a Rajoy, pero prefieren apurar los plazos para tomar una decisión definitiva. En este grupo, están los dos representantes por Baleares, Sofía Hernanz y Pere Joan Pons, y tres diputadas de Castilla y León, Mar Rominguera (Zamora), Esther Peña (Burgos) y Luz Martínez Seijo (Palencia).

Luena y Lastra acatarán la disciplina del voto

Algunos de los fieles a Sánchez de su anterior Ejecutiva, como César Luena y Adriana Lastra, han anunciado que acatarán la disciplina de voto, aunque lo hicieron antes de la reunión del Comité Federal y de que la gestora se haya mostrado inflexible sobre la posibilidad de que haya una abstención mínima de once diputados.

Otros que siguen alineados con el rechazo a Rajoy son la gallega Pilar Cancela, la murciana María González Veracruz y el valenciano José Luis Ábalos, si bien no han confirmado qué postura adoptarán en la segunda votación.

La gran incógnita es saber qué hará Pedro Sánchez, que no ha dado pistas de si acatará, de si se reafirmará en el no o de si se ausentará de la votación.

El PSOE reunirá a sus diputados para reafirmar la abstención en bloque

El grupo parlamentario del PSOE se va a reunir este miércoles antes del comienzo del debate de investidura para comunicar a los diputados que deberán abstenerse en bloque ante Mariano Rajoy en la segunda votación, que será previsiblemente el próximo sábado.

La dirección del grupo hará saber a los diputados que tendrán que acatar el mandato del Comité Federal de facilitar la investidura de Rajoy, a pesar de que una parte del grupo defiende que la abstención sea mínima, de once diputados, para que el resto pueda votar no.

La gestora del PSOE ha cerrado la puerta a esta posibilidad y también a que algunos diputados voten en conciencia. Ferraz considera que el voto de conciencia puede aplicarse a debates de ámbito moral o ético, como podría ser la eutanasia, pero "no puede ser un paraguas para romper la disciplina de voto", han señalado fuentes de la gestora.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente