Anterior Jon Rahm gana el CareerBuilder Challenge y suma su cuarto título como profesional Siguiente Puigdemont viaja de Bruselas a Copenhague pese al riesgo de ser detenido Arriba Ir arriba
Donald Trump y Hillary Clinton, durante el intenso debate
Donald Trump y Hillary Clinton, durante el intenso debate AFP
Elecciones en EE.UU. | Debate presidencial

Los mejores momentos del primer debate Trump-Clinton: pasado, correos y machismo

|

El primer cara a cara entre la candidata demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, en su preparación para las elecciones presidenciales, no ha fallado en cuanto a espectáculo se refiere y ha dejado varios momentos muy intensos y controvertidos. Desde acusaciones por sus respectivos pasados hasta las actuales polémicas por la declaración de la renta de Trump y los correos de Clinton.

Ya durante las primeras palabras, la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, ha mandado el primer 'recado' a Trump. La candidata demócrata ha citado a su padre y ha explicado cómo este creó su empresa, a base de esfuerzo, comparándolo con la fortuna que heredó Donald Trump y que le ayudó a crear el enorme patrimonio que tiene en la actualidad.

La familia tiene su lugar en el debate

Cambio climático y acuerdos comerciales

Momento curioso también el vivido cuando Clinton ha acusado a Trump de haber dicho que el cocepto del cambio climático fue creado por China para hacer menos competitivos a los productos manufacturados estadounidenses. Automáticamente el magnate contestó con un rotundo "No, eso es mentira". Y, esto no quedó aquí. La cuenta de Twitter de Hillary Clinton retuiteó un tuit de Donald Trump en 2012 en el que afirmaba la teoría sobre China. Sin duda las redes sociales son muy peligrosas, ya que pueden dejarte en evidencia.

El debate ha seguido por el terreno económico y Trump ha realizado su primer ataque de la noche, al asegurar que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), promovido por el marido de Hillary, Bill Clinton, fue "el peor de la historia". El magnate ha comentado que al igual que hiciera Bill en su momento, en esta ocasión Hillary iba a crear un grave problema al apoyar la firma del TPP (Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica).

Ante esto, la candidata demócrata se ha limitado a afirmar: "Donald, se que vives en tu propia realidad".

Declaración de la renta vs Correos

Tras darias varias vueltas por temas menos conflictivos, la tensión ha aumentado enormemente cuando el moderador, Lester Holt, ha preguntado a Trump por su declaración de la renta, que el magnate no ha publicado hasta el momento, como sí ha hecho Clinton. El magnate se ha defendido indicando que ya lo hará en su momento, y ha puesto sobre la mesa el tema de los correos privados de Clinton que contenían secretos de Estado. La candidata demócrata ha admitido su error y ha dejado claro que si pudiera volvería atrás para corregirlo.

Sin embargo, no ha quedado aquí, ya que la demócrata ha puesto en duda el porqué de que Trump no haya publicado su declaración de la renta. Para Clinton, esto podría deberse a que no tenga tantos ingresos como dice tener o que no pague los impuestos necesarios en alguno de sus negocios.

Correos vs Declaración de la renta

Precisamente el crecimiento de estos negocios ha sido criticado en numerosas ocasiones, ya que supuestamente el multimillonario no ha abonado, en algunas ocasiones, lo que debía a sus trabajadores. Esto ha sido aprovechado por Hillary Clinton, que ha comentado como en el público se encontraba un arquitecto al cual no habría pagado Trump al finalizar la construcción de una de sus casas y campos de golf.

El magnate ha respondido a esta acusación con la afirmación de que "Si no lo hice igual es porque no me gustó su trabajo".

El arquitecto entre el público

La nota cómica se ha producido a continuación, cuando Donald Trump ha 'promocionado' su nuevo hotel. En medio de un discurso sobre la forma de hacer negocios, el magnate ha recordado que acababa de inaugurar un hotel en la Avenida Pensilvania, frente a la Casa Blanca en la ciudad de Washington. Sin duda Trump no pierde una ocasión para promocionar sus negocios.

El hotel de Trump en Washington

Clinton acusa a Trump de racista y machista y este a ella de tener poca vitalidad

Sin duda el final del cara a cara ha levantado las más duras acusaciones entre los dos candidatos a la Casa Blanca. Hillary Clinton ha recordado el hecho de que Trump ha puesto en duda durante todos estos años que el actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fuera realmente un ciudadano estadounidense. Con este mensaje, Clinton ha querido acusar de tener una actitud racista al conservador, que lo ha negado totalmente.

En el siguiente 'recado' de la demócrata, esta ha calificado, aunque indirectamente, a Trump de 'machista'. Clinton ha afirmado que el candidato del Partido Republicano había comentado que las mujeres eran unas "perras" y que en una ocasión se había referido a una candidata de un concurso de belleza como la señora Peggy. La demócrata ha querido poner de nuevo sobre la mesa la importancia que tiene el voto de las mujeres en su campaña.

Trump, ¿racista y machista?

Por último, Trump ha sacado el que probablemente era el tema más esperado de las últimas semanas. El magnate ha puesto en duda que Clinton cuente con la vitalidad necesaria para negociar acuerdos comerciales o tener que imponerse en reuniones con dirigentes de todo el mundo, en clara referencia al vahído que sufrió la candidata demócrata durante el homenaje del 11-S.

Ante tal afirmación, Clinton no se ha amilanado y ha indicado que si viajar a lo largo de todo el mundo, participar en liberaciones de disidentes, negociar altos el fuego o testificar durante 11 horas frente a un Comité de Congreso no es tener aguante y vitalidad, no sabe qué lo será entonces.

La vitalidad de Clinton, en duda

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente