Anterior Al menos diez muertos en un atentado con coche bomba junto al palacio presidencial en Somalia Siguiente Las claves del discurso de Rajoy que apela a la "urgencia" de Gobierno y a la "responsabilidad" de todos Arriba Ir arriba
'Spotlight', 'El Renacido' y 'Mad Max', las grandes triunfadores de las 88 edición de los Oscar
Oscar 2016

'Spotlight' gana el premio a mejor película en unos Oscar muy repartidos

|

Spotlight, de Tom McCarthy, ha sido la ganadora del premio a mejor película en unos Premios Oscar 2016, muy repartidos en los que Mad Max: Furia en la carretera se ha llevado el mayor número de estatuillas, seis, todas técnicas, en una gala que ha resultado no tan blanca, con la reivindicación racial muy presente.

La película ganadora, que recrea la investigación periodística que destapó los casos de pederastia en la iglesia católica de Boston, se ha llevado dos estatuillas -película y guion original-, de las seis a las que optaba, mientras que El renacido se ha llevado tres de doce posibles premios -actor, para Leonardo DiCaprio, director, para Alejandro G. Iñárritu, y fotografía-.

De diez nominaciones, Mad Max: Furia en la carretera se ha ido con seis Oscars, todos técnicos: mejor vestuario, mejor diseño de producción, mejor maquillaje y peluquería, mejor montaje y mejor mezcla de sonido.

En la nómina de grandes perdedoras está Marte (The Martian), que se ha quedado a cero pese a sus siete nominaciones y Brooklyn, que también se ha ido de vacío pese a optar a tres premios, mientras que El puente de los espías, con seis candidaturas, La gran apuesta, con cinco, y La habitación, con cuatro, se llevan a casa solo una estatuilla cada una: actor secundario (Mark Rylance), guion adaptado y actriz (Brie Larson), respectivamente.

Y a España también nos ha llegado un pedacito de Oscar con el premio a mejor cortometraje de ficción para Stutterer, cuya música ha compuesto el español Nico Casal.

Premios históricos para Iñárritu y DiCaprio

Dentro de la tónica reivindicativa de la ceremonia conducida por Chris Rock, los productores de Spotlight han confiado en que el Oscar a mejor película "amplifique la voz de los supervivientes y se convierta en un coro que resuene en todo el camino hacia el Vaticano". "Papa Francisco, es hora de proteger a los niños y restaurar la fe", ha clamado Michael Sugar, mientras que Blye Pagon Faust ha reivindicado la "necesidad del periodismo de investigación".

Por su parte, el mexicano Alejandro G. Iñárritu ha entrado en la historia y en el Olimpo de los más grandes al ganar por segundo año consecutivo el Oscar a mejor director con El renacido -el año pasado fue Birdman-, algo solo logrado por John Ford y Joseph L. Mankiewicz. Y también por esta película, histórico ha sido el Oscar a mejor actor para Leonardo DiCaprio, cinco nominaciones después -tenía otra más-.

"No me puedo creer que ocurra esto", ha dicho el cineasta mexicano al recoger el premio, que ha compartido con el equipo de El renacido. "Leo, tú eres el renacido, gracias por entregar tu alma, tu arte y tu vida", ha dicho Iñárritu, que también se ha acordado de Tom Hardy y de los actores nativos americanos de la cinta. Pese a que a los 45 segundos le han puesto música, como a todos los nominados, para que acortarse su discurso, el cineasta ha seguido hablando para terminar con una reivindicación: "Vamos a asegurarnos de que una vez por todas el color de la piel se convierte en algo tan irrelevante como la longitud del pelo".

DiCaprio, al único que han respetado y no le han cortado con música un discurso que lleva 22 años esperando pronunciar -su primera nominación fue en 1994 por A quién ama Gilber Grape-, ha subrayado que su premio obedecía a los "esfuerzos increíbles del reparto y todo el equipo", y lo ha dedicado a su "hermano" y coprotagonista, Tom Hardy, a Iñárritu, del que dijo que está "haciendo historia del cine". El actor de 41 años ha concluido su mensaje con un llamamiento muy político a favor de la lucha por el medioambiente: "El cambio climático es real y está ocurriendo ahora mismo, es la amenaza más urgente que afronta nuestra especie. Debemos apoyar a los líderes de todo el mundo y luchar por los indígenas, la gente sin privilegios y la gente sin voz".

También hace historia con esta cinta el mexicano Emmanuel Lubezki, alias El Chivo, al ganar por tercera vez consecutiva el Oscar a mejor fotografía, tras los logrados por Birdman y Gravity. Es el primer director de fotografía que consigue este récord de tres premios seguidos y ha querido dedicárselo, como el año pasado, a Alejandro G. Iñárritu.

Rylance le arrebata el Oscar a Stallone

Junto al de DiCaprio, otro de los premios que estaban prácticamente asegurados era el de mejor actriz, para Brie Larson, por La habitación, ya que también se había llevado todos los galardones previos posibles. Con 26 años y una nominación, la actriz se ha impuesto a Cate Blanchett, Jennifer Lawrence, Saoirse Ronan y Charlotte Rampling y ha agradecido el premio al director del filme, Lenny Abrahamson, a su compañero de reparto, el jovencísimo Jacob Tremblay.

Cuando todo el mundo espera oír el nombre de Sylvester Stallone como ganador del Oscar a mejor actor secundario, el que finalmente ha pronunciado Patricia Arquette ha sido el de Mark Rylance, por su excelente interpretación de espía ruso en El puente de los espías. El actor inglés ha querido dedicar el premio al director de la cinta, Steven Spielberg, que se ha puesto en pie para aplaudir a su actor: "Es un gran honor trabajar con alguien tan grande, es un líder en todas las artes y oficios". Ahora, a Stallone le ha llegado rápidamente el apoyo de su colega Arnold Schwarzenegger vía Twitter: "Para mí tú eres el mejor, no importa lo que digan".

Paco Delgado se queda sin Oscar

El español Paco Delgado, en su segunda nominación al Oscar por La chica danesase ha vuelto a quedar sin el premio a mejor vestuario, que le ha arrebatado Mad Max: Furia en la carretera.

El único premio para la cinta británica, de los cuatro a los que optaba, ha sido para la actriz sueca Alicia Vikander que, en su primera nominación, ha ganado del Oscar a mejor actriz secundaria. En su papel, realmente protagonista, de Gerda Wegener, la esposa de Einar Wegener, Vikander eclipsa a su compañero Eddie Redmayne, a quien ha querido dedicarle el premio: "Gracias por ser el mejor compañero posible, tú has mejorado mi interpretación".

En animación, Pixar, con Del revés, se ha llevado su octavo Oscar a mejor película de animación, más de la mitad de los premios entregados desde que existe esta categoría hace 15 años, qué mejor modo de celebrar sus 30 años de historia -en 2006 la compró Disney-, desde su primera película, Toy Story. Precisamente han sido sus dos entrañables protagonistas, Woody y Buzz Lightyear, los encargados de anunciar el nombre de la película ganadora. Dos minutos habían sido los Minions los encargados de anunciar el Oscar a mejor corto de animación, que ha logrado la chilena Historia de un oso.

Y, para completar el reparto de personajes cinematográficos de ficción, también han pasado por el escenario del Dolby Theatre los robots más famosos de la historia: C-3PO y R2-D2, además de BB-8, la nueva incorporación robótica de la saga Star Wars.

Y otro de los premios que estaban más claros esta noche era el de mejor película de habla no inglesa, que se ha llevado la húngara El hijo de Saúl, la estremecedora y novedosa visión sobre el holocausto del debutante László Nemes. "Incluso en los momentos más oscuros de la humanidad, siempre hay una voz interna que nos permite seguir siendo humanos. Es la esperanza de esta película", ha dicho el director al recoger la estatuilla.

Emoción a ritmo de música

El Dolby Theatre puesto en pie ha ovacionado al maestro Ennio Morricone, al que finalmente se le hace justicia con el Oscar a mejor banda sonora por Los odiosos ocho. Era su sexta nominación al Oscar y hasta ahora solo había recibido el Oscar honorífico, en 2007. El compositor, de 84 años, se batía en duelo con otro maestro octogenario, John Williams. El italiano se ha abrazado a Williams antes de subir a recoger la estatuilla, que luego le ha dedicado, en su lengua materna, a su "querido" amigo.

Pocos minutos antes, Lady Gaga hacía llorar a parte del público con su emocionante interpretación al piano del tema "Till it happens to you", del documental contra los abusos sexuales The hunting ground, nominado a mejor canción original. Pese a que a la diva la ha presentado todo un vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden -también recibido en pie y que ha pedido un juramento para una campaña contra los abusos sexuales-, finalmente se ha quedado sin el Oscar.

La canción ganadora ha sido "Writing on the wall", de Sam Smith, que ha protagonizado un histórico discurso al confesarse homosexual -"recojo el premio como un orgulloso hombre gay"- y dedicar su premio a la comunidad LGTB. Se trata además del segundo Oscar para un tema de película de James Bond tras el de Adele hace dos años.

Polémica racial y límite a los agradecimientos

La polémica racial que precedía a la ceremonia y que había promovido el boicot a la misma por la falta de nominados de raza negra, ha centrado la fiesta del cine de Hollywood, que ha arrancado con un discurso reivindicativo de Chris Rock: "Bienvenidos a la ceremonia de los Oscar, conocida como los premios de los blancos", ha dicho el presentador de color nada más arrancar una gala que ha convertido este tema en hilo conductor, con gags y guiños sobre el asunto, además de guiar el discurso de la presidenta de los académicos de Hollywood, Cheryl Boone Isaacs. Pero no solo ha habido reivindicaciones raciales, también por los derechos del colectivo trasngénero, de los latinos o por la erradicación de las armas de fuego.

Este año, además, la gala se ha vuelto a ir más allá de las tres horas y media, pese a la medida de la Academia de limitar los agradecimientos a 45 segundos, ni uno más. En cuanto se sobrepasaba ese tiempo, comenzaba a sonar la música. Algo parecido se hizo en nuestra ceremonia de los Goya, aunque entonces no había un criterio de tiempo específico para cortar los discursos, lo que fue muy criticado, entre otros por Ricardo Darín.

Antes de la gala de la 88 edición de los Oscar, las estrellas han desfilado por una alfombra roja que ha vivido una batalla de escotes, en la que Charlize Theron ha sido la más espectacular.

Alfombra roja de los Oscar 2016

anterior siguiente
22 Fotos 1 / 22 ver a toda pantalla ver miniaturas
  • Fiel a su estilo, Rooney Mara ha optado por un vestido de Givenchy.

    Fiel a su estilo, Rooney Mara ha optado por un vestido de Givenchy.

    AFP
  • La elegancia de Cate Blanchett sobre la alfombra roja. La actriz está maravillosa en 'Carol'.

    La elegancia de Cate Blanchett sobre la alfombra roja con Armani Privé. La actriz está maravillosa en 'Carol'.

    AFP

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente