Anterior Colau pide "prudencia" a los Mossos para evitar "una escalada de violencia" Siguiente Obama en Hiroshima: "Hace 71 años la muerte cayó del cielo y el mundo cambió" Arriba Ir arriba
El presidente de EE.UU., Barack Obama
El presidente de EE.UU., Barack Obama

Obama urge a Putin a cesar los bombardeos contra la oposición moderada en Siria

  • Ambos mandatarios conversan por teléfono sobre los acuerdos de Múnich

  • Moscú y Washington mantienen diferencias sustanciales sobre el conflicto

  • El futuro de Asad es un punto de fricción entre la Casa Blanca y el Kremlin

|

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha urgido a su homólogo ruso, Vladímir Putin, a que cese los bombardeos contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria, indica la Casa Blanca.

Obama, durante una conversación telefónica el sábado por la noche, "hizo hincapié en la importancia de que Rusia juegue ahora un papel constructivo mediante el cese de la campaña aérea contra las fuerzas de la oposición moderada en Siria", indica en un comunicado el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Según la misma fuente, los dos líderes conversaron sobre las "decisiones" y "acuerdos" alcanzados en la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC) para lograr en una semana el "cese de las hostilidades" en Siria.

Este pacto ruso-estadounidense para Siria se logró tras más de seis horas de negociaciones en Múnich del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, en el que participan esos dos países, además de Turquía, Irán, Arabia Saudí, Catar, Egipto, Francia, Alemania y Reino Unido.

Cese de hostilidades

En su conversación telefónica, Obama y Putin enfatizaron la importancia de iniciar el cese de las hostilidades en Siria y de permitir la llegada de ayuda humanitaria a las zonas sitiadas en el país árabe, según la Casa Blanca.

"Los líderes acordaron que Estados Unidos y Rusia mantendrán comunicaciones sobre la importante labor del grupo Internacional de Apoyo a Siria", añade el portavoz.

Pese a los acuerdos, que aún tienen que implementarse sobre el terreno, Moscú y Washington mantienen diferencias sustanciales sobre el conflicto sirio.

Estados Unidos defiende que, con el apoyo aéreo ruso, el ejército del presidente Bachar al Asad bombardea a la oposición moderada, mientras que Rusia asegura que sus ataques se dirigen contra "terroristas".

El futuro de Asad, punto de fricción

El futuro de Asad, que cuenta con el respaldo de Rusia e Irán, es el otro gran punto de fricción entre la Casa Blanca y el Kremlin, aunque ambas partes coincidieron en Múnich en que debe ser el pueblo sirio, en unas negociaciones, quien decida cómo se articulará el país tras la guerra.

En su conversación con Putin, Obama también instó al Kremlin a que cumpla con los Acuerdos de Minsk, firmados hace un año en la capital bielorrusa con mediación de Rusia, Francia y Alemania y en los que se acordó un alto al fuego, violado continuamente por las partes.

En este sentido, el mandatario estadounidense pidió a su homólogo ruso que garantice que la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) puede acceder a todas las áreas del este de Ucrania, incluyendo la frontera internacional, con el objetivo de preparar las elecciones locales en el este de Ucrania.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente