Anterior Condenan a más de cuatro años de prisión al empresario Jorge Dorribo por el caso Campeón Siguiente Los familiares de la tripulación del submarino desaparecido pierden la esperanza: "No van a volver nunca más" Arriba Ir arriba
Un juez británico apunta a Vladímir Putin como probable inductor del asesinato de Litvinenko

Putin ordenó "probablemente" el asesinato de Litvinenko, según la investigación del juez británico

  • El ex agente del KGB fue envenenado con la sustancia radioactiva polonio-210

  • El juez encargado del caso apuntó a la posible participación del Estado ruso

  • Según Moscú la investigación británica está "politizada"

|

El presidente ruso, Vladímir Putin, "probablemente" aprobó el asesinato del exespía Alexander Litvinenkoenvenenado en Londres en 2006, según la investigación pública británica sobre el caso del exagente.

El juez Robert Owen, a cargo de la indagación sobre el asesinato de Litvinenko, ha concluido este jueves que, posiblemente, el presidente ruso firmó la orden de muerte de Litvinenko, envenenado con la sustancia radiactiva polonio 210 en noviembre de 2006.

En su documento, de 300 folios, el magistrado señala que los exagentes rusos Andréi Lugovói y Dmitri Kovtun, con los que Litvinenko se reunió el día que fue envenenado tras tomar una taza de té, probablemente actuaron bajo la dirección de los servicios de inteligencia rusos FSB y a las órdenes de Putin.

Los que fueran espías rusos Andrei Lugovoi (izq) y Dmitri Kovtun en Moscú, en una foto de archivo Los que fueran espías rusos Andrei Lugovoi (izq) y Dmitri Kovtun en Moscú, en una foto de archivo

Litvinenko no fue el único

El uso de polonio 210, puntualizó el juez, es un "fuerte indicio de participación estatal", detalla Owen, y añade: "Teniendo en cuenta todas las pruebas y análisis disponibles", había encontrado que "la operación de la FSB para matar a Litvinenko fue probablemente aprobada por el señor (Nikolai) Patrushev (entonces director del FSB) y también por el presidente Putin".

El juez, que tuvo acceso a documentos secretos de los servicios británicos de espionaje, ha apuntado como posibles motivos del asesinato a las críticas de Litvinenko contra el FSB y Putin, además de sus vínculos con el magnate ruso Boris Berezovsky. El juez mencionó además las rivalidades entre Litvinenko y Putin, que datan de los años en que el dirigente ruso estuvo en el FSB.

El exespía hizo "repetidos ataques personales" contra Putin después de solicitar asilo en el Reino Unido en 2000, agregó. Si bien hay pruebas "circunstanciales", otros casos sugieren que antes de la muerte de Litvinenko, el Estado ruso pudo haber estado implicado en el asesinato de personas críticas de Putin, dijo Owen, cuyo texto fue presentado en el Tribunal Superior de Londres.

El espía ruso Litvinenko también trabajaba con el CNI

Extradición pendiente de los autores materiales

La Policía Metropolitana de Londres (Met, más conocida como Scotland Yard) ha señalado esta jueves que aún están vigentes las órdenes de arresto contra Lugovói y Kovtum y que el objetivo es conseguir la extradición de los dos para procesarles en el Reino Unido.

"Este ha sido un asesinato calculado y a sangre fría, que causó enorme sufrimiento a Alexander y a su familia y que no consideró la seguridad del público en Londres", ha indicado la Met en un comunicado.

Según los términos de la investigación dictados por el Gobierno, Owen -que tomó las declaraciones en 2015- no podía formular acusaciones civiles ni criminales, sino que debía limitarse a explicar las circunstancias de la muerte y la presunta responsabilidad sobre la misma.

Envenenado por dos veces

De acuerdo con el examen forense, habría ingerido polonio-210 por primera vez en una reunión en una empresa de seguridad en octubre de 2006 y después otra vez -la ya conocida- el 1 de noviembre.

Litvinenko, que pidió asilo político al llegar a Londres en noviembre de 2000, obtuvo la nacionalidad británica y trabajó para los servicios secretos MI6. Owen interrogó a testigos y escuchó los alegatos de las partes, entre ellos a la familia de Litvinenko, entre el 27 de enero y el 31 de junio de 2015.

Según los términos de la investigación dictados por el Gobierno, Owen no puede formular acusaciones civiles ni criminales, sino que debe limitarse a explicar las circunstancias de la muerte y la presunta responsabilidad sobre la misma.

Foto de archivo del ex espía ruso Alexander Litvinenko, tomada en Moscú en 1998 Foto de archivo del ex espía ruso Alexander Litvinenko, tomada en Moscú en 1998

Moscú: una investigación "politizada"

Después del anuncio de Owen, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso ha considerado esta jueves que la investigación británica está "politizada", ha dicho la portavoz del Ministerio, María Zajárova. "Desde luego, necesitamos tiempo para estudiar el contenido de ese documento y luego daremos nuestra valoración", ha añadido, apuntando que Moscú no esperaba en cualquier caso una investigación "imparcial".

La diplomática, en un comentario difundido por la web de la cancillería, lamentó que "una investigación puramente penal fuera politizada y oscureciera el ambiente general en las relaciones bilaterales" entre Rusia y el Reino Unido.

"La decisión de concluir la investigación forense para iniciar otra pública tenía una connotación claramente politizada. La razón está clara. El proceso no era transparente ni para la parte rusa ni para la opinión pública, teniendo en cuenta que la vista del sumario fue cerrada con el pretexto de ser secreto" de Estado, ha denunciado.

En estas circunstancias, ha agregado, "no era de esperar que el informe final de una investigación parcial y extremadamente opaca, ajustada una conclusiones determinadas de antemano, resultara de repente objetiva e imparcial".

El embajador ruso en Reino Unido, Alexander Yakovenko, ha calificado a su vez de "absolutamente inaceptable" la conclusión de la investigación: "El tiempo que ha llevado cerrar este caso nos hace creer que se trata de un encubrimiento de la incompetencia de los servicios especiales británicos", ha señalado el diplomático ruso a las puertas del ministerio de Exteriores británico, tras una reunión.

Su viuda culpa directamente al presidente ruso

Tras la noticia, Marina Litvinenko, viuda del ex espía asesinado, ha conminado a Londres a imponer "sanciones económicas" a Rusia, y a prohibir la entrada en territorio británico al presidente Putin y los agentes incriminados.

Por su parte, Lugovoi, el agente al que el juez apunta como principal autor material, afirma que las conclusiones son "absurdas".

Desde el principio del proceso, Marina Litvinenko estuvo de acuerdo con el juez sobre la existencia de pruebas que aparentemente apuntan a la implicación del Estado ruso, y había acusado al presidente ruso, Vladímir Putin, de ser responsable de la muerte de su esposo.

Ben Emmerson, el abogado de la viuda, alegó que Livinenko fue asesinado como acto de "venganza política", para disuadir a otros y también para evitar que declarara "en un proceso criminal en España" que hubiera expuesto supuestamente los lazos de Putin con el crimen organizado.

Durante el proceso, se ha analizado si la muerte del exagente pudo estar ligada a su apoyo al empresario ruso Boris Berezovsky, también exiliado en el Reino Unido y perseguido por el régimen de Putin, que en marzo de 2013 apareció ahorcado en su mansión inglesa, en un aparente suicidio.

El abogado también reveló detalles del pasado de Litvinenko, que en 1998 denunció públicamente corrupción en el Servicio Federal de Seguridad ruso (sucesor del KGB), al que pertenecía.

Cronología del caso Alexander Litvinenko

Estos son los principales hechos del caso:
- Noviembre 1998.- Alexander Litvinenko acusa al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia de haberle dado instrucciones para asesinar al magnate ruso Boris Berezovsky.
- Marzo 1999.- Litvinenko es detenido en Rusia, tras lo que pasa nueve meses en prisión acusado de "abuso de poder".
- Noviembre 1999.- Litvinenko es puesto en libertad.
- 1 Noviembre 2000.- Alexander Litvinenko abandona Rusia y llega al Reino Unido, donde solicita asilo político. El Gobierno británico se lo concede en 2001.
- 2002.- El exespía coescribe un libro, "El FSB dinamita Rusia", en el que acusa a sus antiguos superiores en el FSB de llevar a cabo una serie de bombardeos en unos edificios de viviendas en Moscú en 1999.
- 7 de octubre 2006.- La periodista rusa Anna Politkóvskaya, gran crítica del Kremlin y la guerra en Chechenia, muere abatida a tiros en Moscú.
En Londres, el exespía ruso Alexander Litvinenko, detractor del presidente ruso, Vladímir Putin, empieza a investigar el asesinato.
- 1 de noviembre 2006.- Litvinenko se reúne en el hotel Millennium de Londres con dos compatriotas, entre ellos Andréi Lugovói, exagente del KGB, antiguo servicio de espionaje soviético.
Ese mismo día, se entrevista en un restaurante japonés con el académico italiano Mario Scaramella, quien tiene contactos en el mundo del espionaje.
Horas después, el ex espía se siente mal y es internado en el Barnet General Hospital (norte de Londres).
- 17 de noviembre 2006.- Litvinenko es trasladado al University College Hospital, en el centro de Londres, y su salud empeora vertiginosamente.
- 21 de noviembre 2006.- El toxicólogo John Henry, uno de los médicos que atienden al exespía, señala que fue envenenado con "talio radiactivo".
- 22 de noviembre 2006.- El Servicio de Espionaje Exterior (SVR) de Rusia niega cualquier implicación en su aparente envenenamiento.
- 23 de noviembre 2006.- Tras un grave deterioro de su salud, Litvinenko fallece sin que los médicos logren saber el motivo de su enfermedad. Scotland Yard asume la investigación de la muerte.
- 24 de noviembre 2006.- La Agencia británica de Protección de la Salud confirma que se ha hallado en la orina de Litvinenko una "gran cantidad" de radiación alfa probablemente emitida por una sustancia radiactiva denominada polonio 210.
En una carta póstuma, Alexander Litvinenko acusa a Putin de estar detrás del supuesto crimen.
- 26 de noviembre 2006.- Scotland Yard admite como "sospechosa" la muerte de Litvinenko.
- 28 de noviembre 2006.- Deciden practicar la autopsia al cadáver del exespía.
- 29 de noviembre 2006.- Hallan rastros de una sustancia radiactiva en dos aviones de British Airways, además de en varios establecimientos y hoteles de Londres.
- 26 de enero 2007.- La Fiscalía General de Rusia descarta la posible extradición del empresario ruso Lugovói, principal sospechoso en el asesinato de Alexander Litvinenko.
- 22 de mayo 2007.- La Fiscalía británica anuncia que presentará cargos contra Lugovói por el asesinato de Litvinenko, mientras la ministra de Exteriores, Margaret Beckett, pide colaboración a las autoridades rusas.
- 10 julio 2007.- Las autoridades rusas rechazaron formalmente la extradición del empresario y exagente Andrei Lugovói, requerido en el Reino Unido en relación con el asesinato de Litvinenko.
- 22 julio 2014. - La ministra de Interior del Reino Unido, Theresa May, anuncia que sir Robert Owen presidirá una investigación oficial pública para esclarecer la muerte de Litvinenko.
- 26 enero 2015 - Comienzan las vistas orales sobre la investigación de la muerte de Litvinenko.
- 30 julio 2015 - Final de las audiencias orales.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente