Anterior Educación destinará 1.420 millones de euros a becas y ayudas para el curso 2017/18 Siguiente El Gobierno decidió aumentar su control a la Generalitat tras detectar un desvío de 6.150 euros Arriba Ir arriba
El remodelado gobierno de Maduro opone argumentos económicos al parlamento electo

Diputados chavistas piden al Tribunal Supremo que anule cualquier decisión que tome la Asamblea Nacional

  • Mientras sigan en el Parlamento los tres diputados suspendidos cautelarmente

  • Solicitan la prohibición de publicar en la gaceta oficial todo acto que se apruebe

  • La oposición tiene mayoría en la Asamblea Nacional por primera vez en 17 años

|

La minoría chavista en el Parlamento de Venezuela ha pedido al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que declare la nulidad de cualquier decisión que tome la nueva Asamblea Nacional mientras en la misma continúen los tres diputados suspendidos cautelarmente que juraron ayer sus cargos.

Además, los chavistas han solicitado que el Supremo anule el juramento de esos tres diputados de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD)elegidos en el estado Amazonas, cuya investidura el mismo tribunal había suspendido cautelarmente tras una denuncia del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) por supuesto fraude en las votaciones.

El diputado chavista Pedro Carreño ha declarado a los periodistas a la salida del tribunal que en las tres demandas presentadas piden también al Supremo que ordene al Ejecutivo "la prohibición de publicar en la gaceta oficial cualquier acto que apruebe la asamblea por estar viciada de nulidad absoluta".

Carreño ha manifestado que la Asamblea "queda inhabilitada de hecho para interpelar, para llamar, para que los poderes de la república hagan caso omiso, y en esa opera bufa, en ese circo que tienen montado, todo lo que se apruebe, lo que se legisle está viciado de nulidad".

Por su parte, el presidente del Parlamento venezolano, Henry Ramos Allup, ha desestimado los señalamientos del oficialismo de que el órgano legislador incurrió en "desacato" al juramentar a los parlamentarios suspendidos. Ramos Allup ha dicho que para ejercer sus deberes constitucionales los parlamentarios no pasan "por el tamiz de ningún otro poder".

Otro de los recursos presentados responde a la decisión adoptada por la nueva Asamblea de investigar en una comisión la designación de una docena de magistrados por el Parlamento saliente, controlado por el chavismo, poco antes de perder el poder. Esta decisión subroga "de manera fraudulenta facultades del poder ciudadano", ha dicho Carreño, quien ha señalado que, una vez designados los jueces del Supremo, solo pueden ser destituidos previa calificación de la Defensoría del Pueblo, el Fiscal General y el Contralor General.

Además, la oposición también ha anunciado que el Parlamento derogará la reforma de la Ley del Banco Central (BVC), que decretó Maduro a través de poderes especiales para legislar. Los cambios efectuados por el presidente permiten, entre otras cosas, que los directores y el presidente del instituto emisor sean nombrados por el gobernante, quitando esa potestad a la Asamblea Nacional.

La Asamblea Nacional se constituyó el pasado martes en una tensa sesión en la que juraron el cargo los diputados elegidos en los comicios parlamentarios del 6 de diciembre, que dieron la mayoría a la oposición al Gobierno por primera vez en 17 añosLos 54 diputados chavistas abandonaron la sala en plena sesión constitutiva por "violación flagrante del Reglamento".

Ramos Allup, principal blanco de críticas

Ramos Allup ha sido el principal blanco de críticas por parte del chavismo, que lo ha calificado de "fascista" y de querer promover la derogación de las leyes socialistas. Además, este jueves, ha sido señalado por haber ordenado el retiro de retratos del prócer independentista Simón Bolívar, del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y del jefe de Estado, Nicolás Maduro, de la sede de la Asamblea Nacional.

Trabajadores de la Asamblea Nacional retiran las imágenes del expresidente Chávez del edificio. Trabajadores de la Asamblea Nacional retiran las imágenes del expresidente Chávez del edificio.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en un manifiesto leído por el ministro de defensa Vladimir Padrino, ha expresado su "profunda indignación" y ha considerado estos hechos como un "ultraje". Maduro, por su parte, ha señalado este jueves que "es el más grave ultraje que jamás se ha cometido en la historia de 200 años contra la memoria sagrada del Libertador de América Simón Bolívar".

En un acto celebrado en el Cuartel de la Montaña, donde reposan los restos del fallecido presidente Chávez, Maduro ha señalado que estas acciones de la oposición quieren llevar al país a una confrontación para buscar una intervención internacional de una coalición encabezada por EE.UU.

Ramos Allup, en su defensa, ha argumentado que ha ordenado retirar las imágenes de Chávez y de Maduro por considerarlo un "abuso" contra la independencia del Poder Legislativo.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente