Enlaces accesibilidad

Hebrón, nuevo foco de la violencia entre israelíes y palestinos

  • Un palestino ha herido a un soldado con un cuchillo antes de ser abatido
  • En las protestas posteriores, ha fallecido un adolescente palestino
  • Otro palestino está crítico tras intentar apuñalar a un agente de seguridad
  • El domingo murió una joven palestina de 17 años, también en Hebrón
  • Netanyahu sopesa privar de residencia a los palestinos de Jerusalén

Por
Policías y soldados israelíes inspeccionan el cuerpo sin vida del palestino de 22 años Raeed Jaradat.
Policías y soldados israelíes inspeccionan el cuerpo sin vida del palestino de 22 años Raeed Jaradat, abatido en un control militar cerca de Hebrón en un supuesto intento de apuñalamiento. EFE

Hebrón ha tomado el relevo de Jerusalén como foco de la ola de violencia entre palestinos e israelíes, con dos intentos de apuñalamiento este lunes que se han dejado un palestino abatido, un egundo muerto en los enfrentamientos con el Ejército, otro en estado crítico y un soldado israelí grave después de recibir una cuchillada en el cuello, según el Ejército de Israel.

El primer ataque ha tenido lugar en un control militar muy cerca de Hebrón, en la Cisjordania ocupada, cuando un palestino ha atacado a un israelí en el el cruce de Bet Einun. "El asaltante atacó al israelí en el cuello, hiriéndolo de forma grave. El atacante fue disparado por los soldados y murió en el sitio", ha relatado el Ejército israelí en un comunicado.

El suceso ha ocurrido alrededor de las 9:30 horas (8:30 hora penínsular española) en las proximidades de la colonia judía de Kiriat Arba, aledaña a la ciudad de Hebrón. La víctima, de 19 años y que algunos medios locales han identificado como un soldado, ha sido trasladada por una unidad de cuidados intensivos a un hospital de Jerusalén, donde su estado ha sido calificado de "grave" e "inestable".

Ofer Merim, médico jefe de urgencia en el hospital Shaarei Tsedek de Jerusalén, ha explicado que la víctima "sufre heridas muy graves en el cuello" y que "de no ser por los cuidados que recibió en la ambulancia, no habría sobrevivido a la media hora de viaje" desde Hebrón.

Un muerto en las protestas posteriores al ataque

El agresor ha sido identificado por fuentes palestinas como Raed Jaradat, de 22 años y natural de aldea de Sair, próxima a la ciudad de los patriarcas. Según la agencia local palestina Maan, era un estudiante de la Universidad Al Quds.

Imágenes del suceso divulgadas por un medio palestino muestran al agresor acercándose a un control militar israelí, tras lo cual se abalanza sobre una persona, aunque que no es posible distinguir si se trata de soldado o civil. Segundos después, uno de los soldados del control abre fuego contra el atacante.

La muerte de Jaradat ha desencadenado nuevas protestas en Hebrón, en las que grupos de jóvenes palestinos se han enfrentado a las fuerzas de seguridad israelíes y en las que ha muerto un adolescente palestino, alcanzado por los disparos, según ha informado el Ministerio de Sanidad palestino.

La misma fuente ha identificado al fallecido como Iyad Rawhi Jaradat, de 17 años, y ha detallado que murió al recibir un disparo en la cabeza en la aldea de Beit Anoun, según recoge la agencia de noticias palestina Maan. Una portavoz del Ejército israelí ha señalado que se están investigando esas informaciones.

Ataque en la Cueva de los Patriacas

Por otro lado, otro palestino ha intentado apuñalar a un agente de seguridad en la Cueva de los Patriarcas, lugar sagrado para musulmanes, cristianos y judíos situado también en Hebrón. El agresor ha sido reducido a tiros por los soldados israelíes y se encuentra en estado crítico, según la Policía israelí.

"Fuerzas del Ejército frustraron un ataque en Hebrón cuando un palestino intentó apuñalar a un soldado. En respuesta a un peligro inmediato, las fuerzas en el lugar dispararon al autor [del ataque]", señala un comunicado el Ejército, que no ofrece detalles. Medios vinculados al movimiento islamista Hamás han identificado al supuesto agresor como Said al Atrash, de 19 años y vecino del barrio de Abu Sneina de la ciudad de Hebrón.

Estos ataques engrosan una ola de violencia entre israelíes y palestinos que ha dejado ya más de 60 muertos, más de 50 palestinos -en torno a la mitad abatidos en asaltos con cuchillos- y nueve israelíes, además de decenas de heridos. En el mismo período han muerto un eritreo y el árabe-israelí que perpetró el ataque en la central de autobuses de Beer Sheva la semana pasada.

Este pasado domingo, también en Hebrón, una joven palestina de 17 años murió por disparos de soldados israelíes que aseguraron que había intentado apuñalarles. Además, dos israelíes resultaron heridos por arma blanca en los asentamientos de Ariel (norte de Cisjordania ocupada) y Gus Etzion (sur) en ataques en los que los agresores lograron huir.

Trasladan el cuerpo de la mujer palestina muerta en Hebrón cuando supuestamente intentaba acuchillar a soldados israelíes, el 25 de octubre de 2015. REUTERS/Mussa Qawasma

Trasladan el cuerpo de la mujer palestina muerta en Hebrón cuando supuestamente intentaba acuchillar a soldados israelíes. REUTERS/Mussa Qawasma Reuters

Israel estudia revocar la residencia de los palestinos de Jerusalén

Para hacer frente a esta escalada, el Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanayahu, ha endurecido las medidas de seguridadPor ejemplo, la autoridad palestina ha hecho público este lunes que más de un millar de palestinos, la mitad de ellos menores, han sido arrestados en el mes de octubre por los distintos organismos de seguridad de Israel.

Ahora, el Ejecutivo israelí sopesa revocar el estatus de residencia a los palestinos de varios barrios de Jerusalén Este, una posibilidad a la que se han opuesto varios de sus ministros, informa Efe.

La medida afectaría a unos 80.000 palestinos, de los más de 370.000 que viven en el término municipal de Jerusalén según lo definen las autoridades israelíes. El estatus de residente ofrece a la población de esos barrios moverse con libertad por todo el territorio de Israel, a diferencia de la población del resto de Cisjordania que requiere de permisos especiales.

Israel ocupó Cisjordania y Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días, en 1967. La anexión de la parte árabe de Jerusalén, que Israel considera su capital, no es reconocida internacionalmente.

Noticias

anterior siguiente