Enlaces accesibilidad

Putin reconoce que planeó anexionar Crimea desde el momento de la caída de Yanukóvich

  • Declaraciones del presidente ruso en un documental
  • Asegura que tomó la decisión el 23 de febrero, y no en marzo como había dicho hasta ahora

Por
El presidente ruso, Vladimir Putin
El presidente ruso, Vladimir Putin EFE EFE/EPA/MICHAEL KLIMENTYEV/RIA NOVOSTI POOL

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha reconocido que ordenó la anexión de Crimea tan solo horas después de que el Parlamento ucraniano depusiera de su cargo al entonces presidente Víktor Yanukóvich. De esta manera, el presidente ruso reconoce que inició su plan para hacerse con la estratégica península del Mar Negro una semana antes de que las autoridades regionales se rebelaran contra Kiev y convocaran el referéndum independentista.

El presidente ruso ha revelado este dato en un documental titulado "Regreso a la patria", del que la cadena estatal Rusia 1 ha adelantado un extracto este pasado domingo. Putin asegura que otro de los objetivos de su plan era salvar la vida de Yanukóvich, quien había huído de Kiev y se refugiaba en su ciudad natal de Donetsk.

"Hice venir al Kremlin a los responsables de nuestros servicios secretos, del Ministerio de Defensa, y les confié la misión de salvar la vida del presidente ucraniano. Iba a ser masacrado", asegura Putin en el avance del documental, según la versión recogida por AFP y Efe. "Fue en la noche del 22 al 23 de febrero, terminamos a las 7 de la mañana. Cuando nos íbamos, les dije a mis colegas: 'debemos comenzar a trabajar para reintegrar a Crimea en territorio ruso'".

Cuando nos íbamos, les dije a mis colegas: 'debemos comenzar a trabajar para reintegrar a Crimea en territorio ruso'.

Cuatro días después, el 27 de febrero, un comando de hombres fuertemente armados, con uniforme verde pero sin distintivos, tomaron el Parlamento regional de Crimea, donde los diputados votaron la organización de un referéndum de independencia. El día 28, Ucrania denunció una invasión de Rusia y la presencia de 2.000 soldados en la península.

Aunque Putin ya había reconocido la participación de las tropas rusas en la anexión de Crimea, siempre había asegurado que esa intervención fue puesta en marcha para garantizar la celebración del referéndum sobre la reunificación convocado por las autoridades prorrusas de la península el 1 de marzo.

Preparados para sacar a Yanukóvich

El presidente ruso siempre ha defendido que Crimea es un territorio históricamente ruso, pese a haber sido entregado a Ucrania en 1954, cuando ambos formaban parte de la Unión Soviética.

El 16 de marzo de 2014, Crimea aprobó en referéndum su secesión de Ucrania y su voluntad de integrarse en la Federación Rusa. Dos días después Rusia declaraba la anexión unilateral, que no ha sido reconocida por Kiev ni por la UE ni EE.UU.

Putin revela también cómo sus tropas prepararon la salida de Yanukóvich, quien se encuentra refugiado en Rusia. "Habíamos colocado metralletas de gran calibre para no tener que hablar. Estábamos preparados para sacarlo del mismo Donetsk, por tierra, mar y aire", ha declarado.

Tras las anexión de Crimea, milicias prorrusas de las regiones ucranianas de Donetsk y Lugansk iniciaron una rebelión contra Kiev que de momento ha provocado más de 6.000 muertos, según cifras de la ONU.

Noticias

anterior siguiente