Enlaces accesibilidad

Ambiente preelectoral en un debate sobre el estado de la nación con la vista en las urnas

  • Las cuatro citas electorales han estado en los corrillos del Congreso
  • Cospedal y la esposa de Rajoy, entre otros, han acudido al debate
  • Posibles candidatos a las elecciones han coincidido en la tribuna
  • Femen ha protestado a las puertas del Congreso por la 'ley mordaza' 

Por
Los presidentes de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra; de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, escuchan el debate desde la tribuna del Congreso.
Los presidentes de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra; de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, escuchan el debate desde la tribuna del Congreso. EFE EFE/Javier Lizón

'Elecciones' ha sido una de las palabras más escuchadas en el Congreso de los Diputados en esta jornada de arranque del debate sobre el estado de la nación, el último de la legislatura, celebrado en un año cargado de citas electorales.

El presidente, Mariano Rajoy, no la ha pronunciado ni una sola vez en su discurso de algo más de hora y media pero no ha ocultado un proyecto de futuro para España, tras hacer balance de los tres años de Gobierno y anunciar medidas que consolidarán la ola de crecimiento económico en la que, a su juicio, España se ha subido.

Por su parte, el líder de la oposición, Pedro Sánchez, que se ha estrenado en este debate, tampoco se ha referido expresamente a ningún proceso electoral pero ha ofrecido su proyecto de salida de la crisis "por la izquierda" y también ha lanzado posibles compromisos que sonaban a promesas electorales.

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, también ha aprovechado su primer debate del estado de la nación para situarse en la carrera a la Moncloa.

Los líderes políticos, por tanto, no han hablado directamente de elecciones, pero el 'run run' electoral sí ha estado en los corrillos y los pasillos del Congreso, en los que no se ha podido eludir que este año los partidos se la juegan en los procesos electorales en Andalucía y Cataluña, además de las elecciones municipales y autonómicas y las generales.

Ya lo ha dicho el presidente del Congreso, Jesús Posada, nada más llegar a la Cámara Baja: "Esta claro que este año la expectación es máxima al tratarse de un momento muy especial señalado por las múltiples elecciones".

 Y al terminar el discurso del jefe del Ejecutivo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido el proyecto de Rajoy "para los próximos años" en España.

Las citas electorales, en la mente de los diputados

¿Tú cuándo vas a Andalucía?, preguntaba un diputado a otro en el Congreso. La campaña electoral arrancará en breve y los partidos organizan los mítines y actos de partido.

La mente está puesta en las urnas y el propio presidente, sin citar ni una de las fechas electorales previstas, ha aprovechado para alertar de "ventoleras ideológicas" y discursos "demagógicos"en clara referencia a Podemos, que pueden torcer, en su opinión, el camino de recuperación ya emprendido. 

En la mente de todos, las encuestas electorales, incluida la del CIS, que marcan, por primera vez en democracia, un hemiciclo muy diferente al actual en la próxima legislatura con la irrupción de fuerzas como Podemos o Ciudadanos.

"Hay que apoyar más que nunca al presidente", decían los parlamentarios 'populares' al llegar al debate y así ha sido. Rajoy ha recibido el calor de su bancada con más de una veintena de aplausos durante su discurso, especialmente cuando ha anunciado nuevas medidas para cerrar la legislatura. También algún reproche por parte de la oposición, que ha criticado la "triunfalista y alejada de la realidad" intervención del jefe de Gobierno.

En el turno de Sánchez, sus diputados no se han quedado atrás en aplausos y vítores. La competición ya ha llegado, hasta en aplausos.

Los momentos en los que más han jaleado los parlamentarios a los líderes han sido precisamente aquellos que sonaban más a mitin, con la mirada puesta en el futuro.

A ratos, los diputados se han despistado con los móviles. Una vez más, twitter se ha convertido en el hemiciclo paralelo.

El Congreso ha estado al completo en este debate sobre el estado de la nación, que este año ha cumplido sus bodas de plata, con diputados y senadores de los distintos grupos parlamentarios. Solo ha faltado el presidente de Izquierda Plural, Cayo Lara, que por la mañana debía asistir a un entierro en Argamasilla de Alba (Ciudad Real), su pueblo natal.

Apoyo de algunos 'barones' y algunas 'rivalidades' preelectorales

Un total de cinco presidentes autonómicos, entre ellos los de Madrid, Ignacio González, y la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, ambos aún pendientes de su posible designación como candidatos a las elecciones autonómicas, han asistido al debate. También el jefe del Gobierno de Murcia, Alberto Garre; y el presidente de La Rioja, Pedro Sanz.

Desde la tribuna de invitados han escuchado y aplaudido también a Rajoy la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, sentada junto a la esposa del presidente, Elvira Fernández, que nunca falta a esta cita parlamentaria.

Y una vez más, cuestiones preelectorales se han trasladado al Congreso con una delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, sentada justo detrás de Ignacio González. La política 'popular' suena como una de las posibles candidatas para gobernar en el Ayuntamiento de la capital o en la Comunidad de Madrid y muchos flashes buscaban la instantánea de los 'rivales' pero compañeros de partido.

Pedro Sánchez ha recibido el apoyo desde la tribuna de la presidenta del PSOE, Micaela Navarro; el secretario de Acción Política y Ciudadanía, Patxi López, así como los candidatos socialistas a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, y a la Presidencia de Aragón, Javier Lambán.

Femen protesta a las puertas del Congreso contra la "ley mordaza"

Mientras esto sucedía en el interior del Congreso, fuera activistas de la organización feminista Femen han protestado con el torso descubierto contra la aplicación de la Ley de Seguridad Ciudadana, que han denominado 'ley mordaza', según informa Efe.

Las dos activistas han corrido hacia la Puerta de los Leones del Congreso con los lemas "Se busca libertad española" y "Femen for freedom" (Femen por la libertad) pintados con tinta negra en su torso y espalda, al grito de "¡Protestar no es ilegal" y con los puños en alto.

La policía ha actuado de inmediato y después de algunos forcejeos han sido reducidas por los agentes, que han tratado de cubrir sus cuerpos desnudos y les han tomado declaración dentro del Congreso.

Revuelo por un vídeo de Celia Villalobos durante el debate

Las redes sociales se han llenado este martes por la tarde de comentarios de los internautas a raíz de la difusión de un vídeo en el que se ve a la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, supuestamente jugando en su tableta al juego Candy Crush mientras presidía el debate sobre el estado de la nación.

En las imágenes, grabadas desde la tribuna de prensa del hemiciclo se observa a Villalobos usando su tableta en el momento en que hablaba en la tribuna el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, según informa Efe.

Apenas puede verse lo que hay en la pantalla, aunque según La Marea, que ha difundido la grabación, la vicepresidenta estaría jugando a un conocido juego para dispositivos electrónicos. Fuentes parlamentarias han asegurado que Villalobos ha alegado que estaba leyendo la prensa.

Noticias

anterior siguiente