Enlaces accesibilidad

'La teoría del todo': Stephen Hawking y la ecuación irresoluble del amor

  • Está nominada a cinco Oscar, incluidos mejor película, actor y actriz
  • El actor Eddie Redmayne deslumbra con su interpretación del físico inglés
  • La película se centra en las luces y sombras de su primer matrimonio
  • RTVE.es adelanta en exclusiva un making of con Stephen Hawking en el rodaje

Por
RTVE.es os adelanta en exclusiva un 'making of' de 'La teoría del todo' con imágenes de Stephen Hawking en el rodaje

5 NOMINACIONES AL OSCAR

Mejor película
Mejor actor: Eddie Redmayne
Mejor actriz: Felicity Jones
Mejor guión adaptado: Anthony McCarten
Mejor banda sonora: Jóhann Jóhannsson

FICHA TÉCNICA

Título original: The theory of everything
Duración: 123 min.
País: Reino Unido
Director: James Marsh
Guion: Anthony McCarten
Reparto: Eddie Redmayne, Felicity Jones, Charlie Cox

¿Qué es el tiempo? ¿Tuvo un principio y tendrá un final? Todos nos hemos hecho alguna vez esas preguntas. Un astrofísico británico a quien en 1963 dieron solo dos años de vida trató de responderlas en su Breve historia del tiempo. El libro se convirtió en todo un superventas de divulgación científica y elevó a Stephen Hawking a la popularidad de las estrellas del rock en la década de los ochenta.

Ahora llega a las pantallas la lucha de ese brillante teórico contra la enfermedad de la neurona motora que fue acabando con su capacidad para moverse y hablar. El oscarizado documentalista James Marsh (Man on wireProyecto Nim) narra, por encima de todo, una nada convencional historia de amor que abarca un cuarto de siglo con la ciencia y el sacrificio como telón de fondo. 

La teoría del todo es la historia del matrimonio formado por Stephen y Jane Hawking, con sus altibajos desde el romance en la Universidad de Cambridge y el cruel diagnóstico hasta la consagración profesional y académica del científico.

Redmayne, un prodigioso y sutil Hawking

Para interpretar al científico los productores escogieron al actor londinense Eddie Redmayne, visto en Los Miserables, Mi semana con Marilyn y en la adaptación televisiva de Los pilares de la tierra. Redmayne convence dando vida al tímido universitario enamorado del comienzo de la película y logra transmitir sentimientos complejos con solo mover las cejas en las etapas más avanzadas de la enfermedad.

El propio Stephen Hawking ha alabado su actuación, asegurando que en ocasiones "se veía en pantalla" al ver el trabajo del intérprete. Para preparar el papel, Redmayne visitó a varios pacientes de ELA y elaboró sus propias tablas con las distintas fases de la enfermedad.

Más allá del tópico de que los académicos aman este tipo de interpretaciones, lo cierto es que su trabajo es merecedor de premios como el Globo de Oro recién otorgado. En la carrera por el Oscar tendrá que superar a Michael Keaton y Benedict Cumberbatch, sus rivales más directos en un año con grandes interpretaciones masculinas.

Al protagonista lo podremos ver en febrero en El destino de Júpiter, la próxima película de ciencia ficción de los hermanos Wachowski y cuyo estreno fue retrasado desde la fecha prevista de verano de 2014.

Jane, el centro del universo de Stephen (y de la película)

El guion está basado en el libro de memorias de Jane Hawking Hacia el infinito - Mi vida con Stephen Hawking, en el que narra su vida junto al físico y los cambios en su relación a medida que el deterioro avanzaba. Felicity Jones, a quien podremos ver en Un monstruo viene a verme de J.A. Bayona, encarna a la mujer que se empeñó en formar un hogar con el desahuciado Hawking pese a la oposición de sus familias.

Una película como esta no podría sostenerse sin una buena interpretación femenina como réplica. A Jones le toca seguramante el trabajo más complicado del reparto y consigue salir airosa gracias a una actuación que refleja las contradicciones de su personaje.

Su Jane es una mujer religiosa casada con un hombre de ciencia que cuestiona la existencia de Dios. Una universitaria atrapada entre el deber de cuidar a su marido y la necesidad de vivir una vida propia. Nadie duda de que Jones será nominada a los Oscar, aunque la gran favorita seguirá siendo la Julianne Moore de Siempre Alice.

Los diálogos entre Stephen y Jane, con un Hawking alentado a desarrollar sus teorías sobre el origen del universo y el tiempo, forman parte de lo mejor de una película que se vuelve más previsible con la aparición de terceras personas. Aún así, remonta en el tramo final y tiene el sello de calidad de la producciones históricas de Working Title (El topoAnna Karenina), con una preciosa banda sonora de Jóhann Jóhannson que ha sido reconocida con el Globo de Oro.

Noticias

anterior siguiente