Enlaces accesibilidad

Una veintena de muertos en enfrentamiento entre insurgentes y Policía en la capital de Chechenia

  • Las víctimas son 10 policías y 9 milicianos
  • Los atacantes se han atrincherado durante horas en una escuela

Por
Un enfrentamiento entre insurgentes y Policía en Chechenia deja varios muertos

Al menos nueve insurgentes y una decena de policías han muerto en Grozni, la capital de Chechenia (Rusia), en un enfrentamiento armado que se inició en la noche del miércoles y ha terminado, según las autoridades rusas, en la mañana del jueves. Sin embargo, el canal ruso Russia Today asegura que aún se escuchaban disparos esporádicos a medio día.

"La operación especial ha terminado. Tenemos nueve cadáveres. El resto los están buscando", ha dicho el presidente de la república de Chechenia, Ramzán Kadírov, citado por medios locales.

El Comité Nacional Antiterrorista (CNA) ha asegurado que la operación permitió "prevenir la comisión de actos terroristas de gran magnitud", según informa Efe. El CNA asegura que hay 28 policías heridos.

Por su parte, el portal Kavkaz Center, que sirve de altavoz a los grupos islamistas armados del Cáucaso Norte, asegura que se trata de una operación a gran escala de "muyahidines" y que los combates continúan en el centro de la ciudad. El ataque ha sido reivindicado en esta web en nombre del Emirato del Cáucaso.

Combatientes armados en Grozni

Según el presidente de Chechenia, Ramzán Kadírov, fiel a Moscú, la operación empezó cuando un grupo de combatientes armados que circulaban en tres coches por la ciudad abrió fuego contra una patrulla policial que intentó detenerles para comprobar su documentación.

La policía chechena, ha asegurado Kadírov, había recibido información operativa acerca de que un grupo de "terroristas" había llegado a la ciudad para preparar una serie de atentados planeados para el próximo 12 de diciembre, Día de la Constitución rusa.

"Se tomaron todas las medidas oportunas para frustrar esos planes", ha asegurado Kadírov, que apunta a que el grupo pudo llegar a la república desde otros territorios de la conflictiva región del Cáucaso Norte.

Posteriormente, los asaltantes ocuparon el edificio de la Casa de la Prensa, donde fueron aislados y abatidos por la Policía. Un segundo grupo se ha atrincherado en una escuela, donde continúan los enfrentamientos.

Región inestable

El ataque demuestra la frágil situación en Chechenia y en el Cáucaso ruso, donde grupos armados de raíz nacional o religiosa atacan frecuentemente a las fuerzas de seguridad. En octubre pasado, cinco policías fueron asesinados y 12 resultaron heridos en un ataque suicida en Grozni.

Chechenia fue escenario de violentas guerras en 1994-96 y 1999-2000 en las que Rusia se impuso sobre los independentistas.

El presidente ruso, Vladímir Putin, se ha referido a los sucesos de Grozni durante su discursión sobre el estado de la Federación,  

"Estoy seguro de que las fuerzas del orden locales se harán cargo. Son los que trabajan para liquidar la enésima reaparición de los terroristas", ha dicho.

Putin ha recordado que durante las guerras de Chechenia muchos países criticaron a Moscú. "Nos acordamos bien de quiénes y cómo apoyaron entonces abiertamente el separatismo e incluso el terror, llamaron rebeldes a los asesinos que tenían las manos ensangrentadas y los recibieron al más alto nivel", ha declarado el líder del Kremlin ante los diputados.

Noticias

anterior siguiente