Anterior El rey llama a la "unidad de todos" para conseguir "grandes éxitos" como Barcelona 92 Siguiente Rajoy, testigo de Gürtel y primer presidente que declara en un juicio Arriba Ir arriba
CORREGIMIENTO DE LAS MERCEDES EN CHOCÓ ESTA MILITARIZADO.
Un miembro del Ejercito de Colombia observa algunos botes pasar en el corregimiento de Las Mercedes, en el departamento occidental del Chocó (Colombia) EFE EFE/LUIS EDUARDO NORIEGA.

Santos afirma que quiere "continuar las negociaciones" con las FARC

  • Suspendió las negociaciones el lunes tras el secuestro del general Alzate

|

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha señalado este miércoles que quiere "continuar con las negociaciones" de paz con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba, suspendidas por su Gobierno el lunes tras el secuestro del general del Ejército Rubén Darío Alzate en el noroeste del país.

"Necesitamos deponer las armas y la violencia, y ese conflicto armado necesitamos terminarlo, por eso yo espero que este impasse que se ha presentado en La Habana se resuelva pronto", ha apuntado en un acto en la localidad de Ataco, en el departamento del Tolima, en el centro del país, donde pidió el apoyo de Cuba y Noruega, países garantes del proceso de paz, para resolver la situación.

Este miércoles, la guerrilla han confirmado de manera oficial que tienen secuestrado desde el domingo al general Rubén Darío Alzate y dos acompañantes en el noroeste de Colombia.

Desde La Habana, los negociadores de la guerrilla apuntaron que es un "hecho extraordinario", aunque al mismo tiempo "normal", dentro de una guerra y han pedido reflexión sobre la necesidad de un alto el fuego bilateral.

El diálogo de paz en Colombia cumple dos años en crisis tras el último secuestro de las FARC

Dos años del inicio del proceso

Este miércoles se cumplen dos años exactos desde el inicio de la negociación entre el Gobierno y las FARC en La Habana, unos diálogos en los que, según Santos, se han conseguido avances que nunca antes se habían logrado en los procesos anteriores que, "por diversos motivos, fallaron y fracasaron".

El jefe de Estado ha subrayado que esos procesos pudieron fallar porque "tal vez (faltó) voluntad política" o porque no se dieron las condiciones necesarias, algo que sí debe darse en este caso para poder conseguir que el conflicto armado que azota Colombia desde hace más de 50 años llegue a su fin.

En este sentido, ha reiterado que espera que el parón tras el secuestro del general Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, que lo acompañaban el domingo en una visita al caserío de Las Mercedes, en el departamento del Chocó, y la posterior suspensión de los diálogos "se resuelva pronto".

Por ello, ha agradecido al embajador de Noruega, Lars Vaagen, presente en el acto, así como a las autoridades cubanas su mediación, porque conseguir retomar los diálogos y que estos conduzcan a la paz es una añoranza compartida por todos los colombianos. "Queremos continuar las negociaciones para terminar esta guerra que nos ha desangrado a todos los colombianos", ha añadido.

La superación del conflicto armado

Santos también ha aprovechado el evento para destacar que la superación del conflicto armado es más que la firma de un acuerdo en La Habana y que debe hacerse implementando políticas en el país conducentes a conseguir una mayor equidad, reparación de víctimas e impulso económico.

El presidente ha desgranado algunas de las medidas de su Gobierno en materia de logística, educación, reparación de víctimas y combate a la pobreza que, en su opinión, son ejemplo de esa voluntad de construcción de la paz. Asimismo, ha recordado que antes de iniciar el proceso de paz muchos les advirtieron que no lo iniciase porque iba a "tener muchos enemigos y sinsabores" y le recomendaron que mantuviera la labor que realizó como ministro de Defensa, "simplemente administrando la guerra", pero ha añadido que prefirió optar por la paz.

Desde el inicio del proceso, ha explicado que se ha enfrentado a "todo tipo de tropiezos como todo en la vida", así como "obstáculos y enemigos" tal y como le pronosticaron. Sin embargo, ha subrayado que "no importan las tempestades" puesto que "lo importante es que lleguemos a ese puerto de destino (la paz) y son ustedes (los colombianos) el combustible para seguir perseverando".

"Más pronto que tarde llegaremos a ese destino. No importan los obstáculos, las tempestades o los enemigos, llegaremos al puerto de destino que es una colombia en paz", ha concluido Santos

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente