Enlaces accesibilidad

La Agencia Tributaria investigará el origen de los fondos para las tarjetas b de Caja Madrid y su uso

  • Quiere averiguar si se realizaron gastos a través de partidas no declaradas
  • El PSOE presenta una denuncia formal ante el fisco para pedir la investigación
  • El partido recibe esta semana la información pedida a sus militantes implicados

Por
Hacienda investigará a los 83 consejeros que usaron las tarjetas de Caja Madrid

La Agencia Tributaria investigará a los 83 directivos de Caja Madrid que hicieron uso de las tarjetas de crédito sin declarar para conocer la operativa que llevaban a cabo y hacer un seguimiento de los ingresos que obtuvieron presuntamente de forma irregular, según han confirmado este lunes fuentes de la investigación a Europa Press. De esta forma, también va a llevar a cabo un procedimiento inspector sobre el uso que estos 83 directivos realizaron de las tarjetas, así como la procedencia de las partidas que manejaban.

Se trata, por tanto, de investigar no solo las responsabilidades tributarias de Caja Madrid como entidad financiera, sino también de las personas físicas que se aprovecharon de estos ingresos presuntamente ocultos al fisco. Entre ellas, figuran inspectores de Hacienda (el presidente Miguel Blesa), un expresidente de la Agencia Tributaria (Estanislao Rodríguez Ponga) o incluso un exministro de Economía y Hacienda (Rodrigo Rato), a los que se presupone un buen conocimiento de la legislación tributaria.

Hacienda ya adelantó el viernes que lanzará un plan de inspección centrado en las empresas del Ibex 35, para conocer si estas grandes compañías utilizan tarjetas de crédito en 'b', tras el escándalo surgido entre los directivos de Caja Madrid, que gastaron más de 15 millones de euros entre 2003 y 2012 a través de estas tarjetas ocultas al fisco.

El departamento de Cristóbal Montoro trata de averiguar si estas empresas realizan gastos a través de economía sumergida y de partidas no declaradas a Hacienda, algo que no tiene nada que ver -según el ministerio- con las tarjetas de representación que pueden manejar directivos de estas grandes empresas, pero cuyos gastos están justificados y declarados como rentas en especie o como gastos de representación.

El PSOE presenta una denuncia

Precisamente, este lunes, el secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha formalizado una denuncia de su partido ante la Agencia Tributaria para que este organismo investigue la utilización de tarjetas 'opacas' en Caja Madrid y Bankia, un caso que ya ha sido llevado a la Audiencia Nacional por la Fiscalía Anticorrupción.

En declaraciones a los medios de comunicación tras presentar esa denuncia poco antes de las 9 h. de este lunes, Luena ha explicado que quieren que la Agencia Tributaria dilucide si existen delitos fiscales o infracciones tributarias en el caso de quienes usaron esas tarjetas en Caja Madrid y Bankia. También han solicitado que se investigue a los órganos rectores de esas entidades porque, si han existido esas infracciones, "seguro que alguna responsabilidad tienen".

Además, dada la obligación de "prevenir" esos delitos, el PSOE pide a la Agencia Tributaria que investigue si otras entidades financieras o empresas están utilizando tarjetas no declaradas.

Según un informe de auditoría interna realizado por Bankia y que ahora consta en el sumario del caso que instruye el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, la cúpula de Caja Madrid gastó 15,25 millones de euros entre 2003 y 2012 con tarjetas de crédito 'opacas', emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos se gestionaban de forma separada al resto de las de empresa.

El uso de todas estas tarjetas, según los datos de los informes elaborados por Bankia, no aparece conectada con los gastos de representación o relacionados con actividades profesionales de sus titulares, como por ejemplo cargos elevados por compras de alimentación, grandes superficies, ropa o retiradas de efectivo. Además, tampoco consta en los informes elaborados por la auditoría interna de Bankia que los tenedores de estas tarjetas hayan declarado los gastos como sumas percibidas en sus declaraciones correspondientes de IRPF o Impuesto de Sociedades.

La investigación interna de los socialistas

Luena ha subrayado que el PSOE ha actuado "inmediatamente" tras conocer que 16 militantes del partido estaban entre los 83 que usaron esas tarjetas "de la vergüenza" y les ha abierto una investigación interna a cada uno de ellos.

Según el responsable de Organización del partido, una vez que el PSOE ha actuado de forma "implacable" y con "mano dura" con sus propios militantes, ese partido exige al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que haga lo propio, incluso con "alguno de sus colaboradores" que, al parecer, estaba "acostumbrado" al uso de esas tarjetas.

Luena ha explicado que esta semana el Partido Socialista empezará a recibir la documentación requerida a los 16 militantes y, si fuera necesario, realizará audiencias a cada uno de ellos.

Les pedirán que respondan ante la sociedad, pero no se conforman con "el escarnio", sino que les reclamarán la devolución del dinero gastado mediante las tarjetas de la entidad bancaria.

"Como mínimo" serán suspendidos de militancia, ha asegurado el secretario de Organización socialista, y en caso de que no puedan justificar el uso de esas tarjetas, serán expulsados del partido.

Luena considera que el mero uso de esas tarjetas "no es" una conducta propia de un militante del PSOE, y la dirección actuará en consecuencia, combinando siempre la garantía procesal con la firmeza.

Aunque desconoce si el Gobierno tiene intención de negociar con el PSOE una regulación para el uso de tarjetas de crédito por parte de altos cargos de la Administración, César Luena ha precisado que, en cuanto a tarjetas 'opacas' no declaradas -como las del caso Caja Madrid-, hay "muy poco que negociar" porque no se pueden utilizar "ni un minuto más".

Noticias

anterior siguiente