Enlaces accesibilidad

La Junta adquirirá los terrenos del hotel Algarrobico para demolerlo

  • Inicia el trámite para inscribir los terrenos a nombre de dominio público
  • En 2006 ejerció derecho de retracto por 2,3 millones de euros

Por
La Junta de Andalucía comprará los terrenos del hotel Algarrobico para su demolición

La Junta de Andalucía ha anunciado este miércoles que ha comenzado las gestiones para inscribir los terrenos del hotel Algarrobico, de Carboneras (Almería), a nombre del dominio público con la intención de demoler la instalación construida en el Parque Natural del Cabo de Gata Níjar. según lo ha afirmado este miércoles el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, durante la presentación del Mundial de Kitesurf de Tarifa (Cádiz).

La decisión del Gobierno andaluz se produce después de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que declaraba legal la licencia de obra del hotel, ha señalado el consejero, que ha calificado como "extraño" el procedimiento seguido entre los juzgados en este caso.

Tras analizar esa sentencia, el Ejecutivo andaluz ha decidido formalizar el derecho de retracto que ya había ejercido sobre los terrenos del hotel en 2006, para lo que había hecho un depósito en la Caja Provincial de Depósitos de Almería por 2,3 millones de euros.

"Una monstruosidad que nunca debió construirse"

Jiménez Barrios ha agregado que el hotel es una "monstruosidad que nunca debió haberse construido", y ha agregado que esta decisión "muy importante" del Gobierno corrobora la iniciativa de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de hacer "lo posible y lo imposible" para derribar la instalación hotelera.

El consejero ha subrayado que con este trámite sobre los terrenos "estamos ante una acción definitiva" para demoler en el menor tiempo posible el hotel, y ha añadido que la Junta seguirá analizando la sentencia sobre la licencia de obra para recurrirla.

Además, ha enmarcado esta decisión en el contexto generado por las últimas resoluciones judiciales en torno al establecimiento de una veintena de plantas y 411 habitaciones y al "extraño procedimiento entre uno y otro juzgado" que ha concluido con la reciente sentencia del TSJA que declara conforme a derecho a licencia municipal de obras concedida en 2003 para su construcción.

La Junta había adquirido el suelo en 2006

Cabe recordar que la Junta adquirió el suelo sobre el que se levanta el por 2,3 millones de euros a la promotora en septiembre de 2006 con el objetivo, según indicó el entonces presidente del Gobierno andaluz, Manuel Chaves, de restaurar la zona para devolverla al estado anterior a su construcción y de hacer "desaparecer" el establecimiento de una veintena de plantas y 411 habitaciones.

La iniciativa avanzada este martes por Jiménez Barrios supone "formalizar" ese derecho, que ya estaba ejercido sobre los sectores ST-1 y ST-2 del paraje con el depósito en la Caja Provincial de Depósitos de Almería de la cuantía económica, con la inscripción registral como "dominio público" de la Junta.

En concreto, y tal y como ha determinado el TSJA en tres sentencias, de las que dos han sido recurridas ante el Tribunal Supremo (TS) por la promotora Azata, debe ser el delegado provincial de la Consejería de Medio Ambiente en Almería el que, en nombre de la Junta, "formalice las escrituras de compraventa o, en su defecto, las actas de pago y ocupación", así como la demás documentación necesaria para la "total inscripción" de las cinco fincas que componer los sectores urbanísticos señalados de El Algarrobico en "los registros pertinentes".

"Estamos ante un momento muy importante en el devenir de El Algarrobico y esperemos que sea la acción definitiva poniendo a disposición de la administración esa monstruosidad para su derribo", ha asegurado.

Seguridad jurídica

El colectivo ecologista 'Amigos del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar' interpuso en mayo un incidente de ejecución ante TSJA en el que pedía que se instase desde la sala de lo contencioso-administrativo a la Junta a hacerse con la propiedad del suelo sobre el que se levanta el hotel de Azata del Sol.

El escrito solicitaba que se obligase la administración a hacer efectivo el retracto de las fincas conforme a lo dispuesto por el 104.2 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-administrativa y para cumplir la sentencia devenida en firme por la que el Alto Tribunal validaba dicho derecho.

El colectivo conservacionista pedía, asimismo, sin perjuicio de lo anterior, que el TSJA instase a ejecutar el protocolo general de colaboración entre la Junta y el Gobierno central para la recuperación de la playa del Algarrobico publicado en el BOE de 6 de diciembre de 2011.

Por su parte, en el marco de este procedimiento, la Junta andaluza contestó que se oponía a hacer efectiva la compra por, entre otros argumentos, quedar "pendiente la firmeza de otras dos sentencias" del propio TSJA referentes al retracto ya que, aunque se pronunciaron en el mismo sentido al confirmar que la adquisición de las fincas fue conforme a derecho, ambas fueron recurridas en casación por Azata y Azata del Sol ante Supremo.

Sostuvo, asimismo, que estas dos sentencias no se podrían ejecutar "ni aún provisionalmente" porque se debe tener en cuenta "la inseguridad jurídica" que crearía "la alteración de la inscripción o la cancelación de asientos en los registros públicos" para modificar la titularidad de suelo "cuando quedan pendientes las decisiones del TS".

Interés medioambiental

El TSJA declaró el 13 de enero la firmeza de una de las tres sentencias que dan a la Junta la propiedad del suelo sobre el que se levanta el hotel de Azata por un importe de 2,3 millones de euros mientras que las otras dos en el mismo sentido se encuentra en trámite de recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS).

La sentencia de la Sección Primera del Alto Tribunal que ya es firme, dictada en octubre de 2013, considera conforme a derecho el retracto ejercido por la Junta sobre cinco fincas propiedad de Azata y establece que el suelo es, por tanto, de titularidad pública.

Apunta, con respecto a la posibilidad o imposibilidad de restaurar los terrenos a su estado primitivo, que el destino que haya de darse a los terrenos objetos de litigio "es una cuestión que se suscitará con posterioridad y a resultas del derecho de retracto".

El TSJA subrayó en su sentencia que el interés medioambiental del paraje "resulta notorio" por estar bajo hasta seis figuras conservacionistas europeas y aludió a la sentencia que dictó la misma sala en junio de 2012, en la que se revocaba el PORN que entró en vigor en 2008 al entender que había rebajado el nivel de protección con respecto a 1994 y que este podía "hacer factible la realización de nuevas edificaciones o rehabilitación de las ya existentes".

Noticias

anterior siguiente