Enlaces accesibilidad

Castilla-La Mancha aprueba bajar a 33 los diputados regionales tras cambiar la ley electoral

  • Con el voto a favor del PP y el rechazo de los socialistas
  • Cospedal califica la norma de "justa, plural, objetiva y representativa"
  • El PSOE recurre la reforma al Constitucional y la califica de "pucherazo"

Por
Cospedal defiende la reducción de diputados en Castilla-La Mancha

Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este lunes, con el voto a favor del PP y el rechazo de los socialistas, la reforma de la ley electoral de Castilla-La Mancha, que supone reducir de 49 a 33 el número de diputados en las Cortes autonómicas.

Con esta ley, que ha llegado al Parlamento autonómico sin ninguna enmienda por parte de los grupos parlamentarios, cada provincia tendrá tres escaños fijos, mientras que el reparto de los restantes, en proporción a la población de cada provincia, no se conocerá hasta que aparezca especificado en el Decreto de convocatoria de elecciones.

De acuerdo a la población actual de Castilla-La Mancha, Toledo quedaría con 9, Ciudad Real con 8, Albacete con 6 y Cuenca y Guadalajara con cinco escaños cada una, señala la agencia Europa Press.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha defendido, en una intervención del pleno de las Cortes, esta norma que ha calificado de "justa, plural, objetiva, representativa, equilibrada y adecuada" para los tiempos de crisis.

Para Cospedal, la reducción de parlamentarios es un "paso histórico", que permite a los políticos "tener un comportamiento ejemplar para los ciudadanos" y una medida que acerca la política a la ciudadanía.

La reforma de la ley electoral para reducir el número de parlamentarios autonómicos llega tras la modificación del estatuto de Castilla-La Mancha, que cifró en una horquilla de 25 a 35 el número de diputados autonómicos.

Para el portavoz parlamentario del PSOE, José Luis Martínez Guijarro, esta reforma electoral se ha producido "faltando el respeto a todos los grupos políticos de España", ya que la reforma del Estatuto no obtuvo ningún apoyo en el Congreso de los Diputados.

Martínez Guijarro, que ha aclarado que no se han presentado enmiendas al texto para "no ser cómplices de este pucherazo", ha lamentado que la nueva ley "va contra el pluralismo político e impedirá la presencia de las minorías", ya que a partir de ahora "hay provincias donde serán necesario el 18% de los votos" para tener un diputado.

Cospedal: "La nueva ley electoral es la más democrática"

La presidenta de Castilla-La Mancha ya había defendido este mismo lunes, en una entrevista en Radio Nacional de España (RNE), que el sistema de proporcionalidad que implantan es "el más democrático, técnico y aséptico, en términos electorales" y que en ningún caso se pretende favorecer al PP con la modificación.

Ha justificado además la reforma asegurando que "cuando se pide un esfuerzo a los ciudadanos, hay que demostrar que se puede hacer lo mismo con menos parlamentarios".

Cospedal ha defendido esta reforma que aprobarán con la mayoría del PP y que según ha afirmado "es constitucional" porque da garantías de representación en "todas y cada una de las provincias".

Dichas garantías, ha añadido, "no tienen que ver con el número de diputados", y la ley "opera automáticamente" de tal forma que si hay aumento de población subiría el número de diputados por provincias.

Supone la segunda ley electoral que se tramita en la actual legislatura, ya que en mayo de 2012 se aprobó una norma que suponía elevar el número de parlamentarios autonómicos de los 49 actuales a 53, el máximo de diputados permitido en el anterior estatuto de autonomía.

Con la aprobación de esta ley electoral, Castilla-La Mancha se convierte en la segunda comunidad autónoma en reducir diputados para la próxima legislatura, puesto que la primera fue Cantabria que aprobó pasar de 39 a 35 escaños.

PSOE recurre la reforma

El secretario general del PSOE en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha recurrido ante el Tribunal Constitucional (TC) la reforma del Estatuto de Autonomía que permite a María Dolores de Cospedal ser reelegida presidenta "con menos votos que otro partido", ha dicho.

A su juicio, la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha también "juega a que partidos que ahora están emergiendo puedan no tener ninguna representación" y a que "más de un 25% de los votos de la región se pueden quedar en la basura sin ser computados".

"Cospedal intenta incluso el poder tener más diputados perdiendo en votos las elecciones y se burla del principio de representación política, porque obliga a los partidos minoritarios a tener hasta un 17% de los votos en algunas provincias, en vez del 5, para obtener escaño", ha aseverado.

Ha denunciado que se trata de un "intento de pucherazo electoral y democrático", por lo que el recurso de amparo que ha presentado supone un "acto de justicia pidiéndole al TC que restablezca el orden democrático, el orden constitucional".

Según Page, no se conoce una región ni un país en el mundo en el que se haya cambiado la ley electoral en sentido contrario en un mismo año y esto "sólo responde al estado de nervios de Cospedal, que no puede salir a la calle sin treinta guardias civiles, pero lo que quiere es ganar las elecciones con menos votos que los siguientes partidos".

También IU ha anunciado que presentará recurso ante el Tribunal Constitucional por esta reforma, pues la coalición de izquierdas considera que no se garantiza el pluralismo político.

Si la oposición quiere recurrir al Tribunal Constitucional "está en su derecho", ha admitido Cospedal, quien defiende la norma en todo caso porque responde "con ejemplaridad" a una demanda que está haciendo la sociedad.

Noticias

anterior siguiente