Enlaces accesibilidad

Un plan para encontrar la tumba de Cervantes

  • Un georradar buscará sus restos en la iglesia de las Trinitarias de Madrid
  • Los hechos históricos constatan que se enterró allí y nunca fue trasladado
  • El proyecto llevará meses y estiman que cueste alrededor de 100.000 euros

Por
Buscan el lugar de enterramiento de Miguel de Cervantes

"Estamos buscando" y "no es una tarea imposible", ha dicho ante la prensa el antropólogo forense Francisco Etxeberría, miembro del equipo que desde este lunes tratará de hallar los restos mortales del escritor Miguel de Cervantes, fallecido en 1616, y que se cree reposan en alguna parte de la iglesia de las Trinitarias, en el madrileño barrio de las Letras.

Con un presupuesto inicial de 12.000 euros, la primera fase consistirá en obtener información con un georradar, que pretende localizar restos humanos en el subsuelo, los muros y otros recovecos del edificio. Uno de los sitios clave es la cripta, que lleva años sellada.

Este es un método "no intrusivo" que proporcionará una "imagen tridimensional absolutamente completa de todo el edificio", y "dará planos detallados de la realidad", ha explicado Luis Alvial, director técnico de la empresa encargada de realizar esta prospección geofísica. El radar "no te puede decir si ese cuerpo es del escritor", pero sí da muchísima información del espacio físico en el que está, ha matizado.

Del resultado de esta búsqueda dependerá que se llevan a cabo las otras dos fases del proyecto: la excavación y el análisis forense de los restos hallados. La primera se haría de forma "selectiva y cuidadosa" por la importancia del edificio, ha detallado Etxeberría, que asegura que es imposble predecir el estado de conservación de los huesos.

Una "caracterización antropológica"

Solo uno de los sobrinos del escritor tiene descendencia viva a día de hoy, pero han pasado 12 generaciones, por lo que el experto forense ha descartado la identificación de los restos por ADN, pues no tendrían con qué compararlo.

El método sería a través de una "caracterización antropológica", es decir, a través de rasgos físicos del propio Cervantes de los que se tiene constancia por los documentos históricos.

"El mismo Cervantes se describe como un hombre cargado de espaldas, una nariz curva y solo seis dientes en la boca", precisa Etxeberría, que añade que buscan identificarle mediante las heridas que sufrió en la batalla de Lepanto, en la que recibió dos arcabuzados en el pecho y otro en la mano izquierda dejándosela "seca y agurrada".

"Buscamos un individuo que siendo varón tenga cerca de 70 años, que tenga su artrosis en la columna vertebral, que le falten muchos dientes en la boca" y que tenga en su torso y su brazo izquierdo las lesiones que tenía el escritor, detalla el forense.

La voluntad de Cervantes

El autor de El Quijote y padre de la novela moderna fue enterrado en la iglesia de las Trinitarias como él mismo solicitó y tras servir a las monjas. "Los hechos demuestran fue enterrado ahí, jamás han salido sus restos de ahí y permanece ahí", ha explicado el historiador Fernando de Prado.

Según los expertos, su búsqueda se llevará a lo largo de 2014 y durará unos meses, pues la zona está bastante acotada, pero como el propio Etxeberría ha dicho no quieren dar plazos ni "crear falsas expectativas". El presupuesto final previsto es de 100.000 euros.

De hallarse e identificarse, los restos seguirían reposando en esa iglesia, porque fue su voluntad. "Violar la voluntad de don Miguel me parece que no lo aceptaría nadie (...). Tendría que volver a ser enterrado en la iglesia, pero eso sí, con una placa encima suyo que recuerde su nombre y quien es", ha precisado de Prado.

Noticias

anterior siguiente