Enlaces accesibilidad

El 'banco malo' pierde 261 millones en su primer ejercicio completo tras sanear 259 millones

  • El plan de negocio de la Sareb estimaba pérdidas netas de 47 millones en 2013
  • La gestión y desinversión de activos inmobiliarios supuso 3.800 millones

Por
El 'banco malo' pierde 261 millones en su primer ejercicio completo tras sanear 259 millones

La Sociedad gestora de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) ha cerrado 2013, su primer ejercicio operativo completo, con pérdidas de 261 millones de euros, tras realizar saneamientos en su cartera de préstamos por valor de 259 millones de euros.

El plan de negocio de la sociedad, que fue reelaborado por la auditora KPMG en marzo de 2013, auguraba unas pérdidas netas de 47 millones de euros, mientras que esperaba un beneficio récord en 2016, hasta 762 millones. La presidenta de la Sareb, Belén Romana, ha adelantado que la rentabilidad de la sociedad a lo largo de sus 15 años de vida será algo inferior al 14% establecido en su último plan de negocio.

Romana ha puntualizado que "tiene la obligación de revisar el plan de negocio una vez al año" y ha recordado que el 'banco malo' tiene previsto incrementar en 7.000 millones de euros los ingresos a lo largo de la vida de la sociedad, es decir, un 10% más.

El resultado bruto de explotación registrado el pasado ejercicio fue de 1.195 millones de euros, mientras que la gestión y desinversión de activos inmobiliarios y financieros adquiridos a los bancos en reestructuración generó unos cobros totales de 3.800 millones.

De esta cantidad, el 41% provino de la actividad desinversora (el 21% ventas de inmuebles y el 20% de ventas de préstamos y créditos). Los activos en renta (alquiler) generaron el 2% de los ingresos totales. El 57% restante procedió de los intereses de los préstamos, de amortizaciones y recobros.

En este sentido, la Sareb canceló con cargo a estos ingresos 2.000 millones de euros en deuda y abonó más de 1.200 millones de euros en intereses a las entidades rescatadas, contribuyendo así a su saneamiento.

Venta de 9.000 inmuebles y 2.500 hectáreas

La actividad desinversora, que se produjo en su mayor parte durante la segunda mitad de 2013, se concretó en la venta de 9.000 inmuebles y 2.500 hectáreas de suelo en operaciones minoristas y en el cierre de una docena de operaciones de venta de carteras mayoristas, tanto de inmuebles como de préstamos a fondos e inversores institucionales. En su primer año de funcionamiento vendió 6.400 viviendas.

En el canal minorista, Sareb se situó en 2013 entre las 10 primeros agentes de venta de inmuebles, con un ratio de venta de 25 inmuebles al día. Para 2014, Sareb aspira a situarse entre en los cinco primeros agentes más activos del mercado español, con una previsión de venta minorista superior a los 30 inmuebles diarios, un 15% más que en 2013, y a crecer en los cinco mercados más representativos (Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia y Málaga).

La sociedad jugó durante 2013 un indudable papel de reclamo y catalizador de la inversión institucional internacional en el mercado mayorista, manteniendo encuentros con más de 600 inversores internacionales.

De la docena de carteras mayoristas vendidas durante 2013 a inversores institucionales, el 80% fueron préstamos (sindicados y bilaterales de compañías inmobiliarias cotizadas) o préstamos con activos comerciales como colaterales. El restante 20% corresponde a operaciones de carteras de inmuebles.

A lo largo del pasado ejercicio, el 'banco malo' llevó a cabo una due diligence masiva de su cartera con el fin de acreditar y documentar el valor de los activos inmobiliarios traspasados por las ocho entidades financieras sometidas a reestructuración.

Objetivo: amortizar un 50% más este año

De cara a 2014, el 'banco malo' prevé seguir avanzando en el proceso de cancelación de deuda y amortizar un 50% más respecto a 2013, concretamente otros 3.000 millones, según recoge el plan de negocio diseñado para este año.

Para la presidenta de la Sareb, “la cancelación de deuda es una de las prioridades de gestión". Apunta que en su "capacidad de generar recursos va a permitir en todo momento afrontar el pago y cancelación de la deuda y evitar que se active el aval del Estado, que entrañaría mayores
costes para los contribuyentes”.

Además, ha puesto en marcha una nueva estrategia de creación de más valor para sus activos en cartera, que prevé elevar, en total, en 7.000 millones de euros los ingresos generados por la sociedad hasta su disolución en 2027.

Nueva estructura directiva

A finales del pasado mes de febrero, la Sareb diseñó una nueva estructura organizativa y reforzó su equipo con la incorporación de Jaime Echegoyen como nuevo consejero delegado para desarrollar una estrategia de mayor impulso comercial y optimización de balance, que incluye la finalización de obra en curso, la aceleración de las recuperaciones y el impulso del alquiler, entre otras iniciativas.

En este sentido, el responsable de activos financieros, Eduardo Bóveda, dejará su cargo en la Sareb de "forma inminente" tras recibir una oferta laboral de un fondo, según fuentes financieras. Bóveda trabajó en el equipo liderado por Luis Moreno, quien decidió abandonar el 'banco malo' por discrepancias con Romana, según publicaron varios medios.

Además, en enero, el director general, Walter de Luna, presentó su dimisión. Sobre este último, Romana ha apuntado que se debió a "una cuestión de equipo más que de personalismo". "El equipo de Sareb es muy sólido. Es un organismo vivo donde hay personas que entran y otras que salen", ha precisado tras añadir que se se siente "muy orgullosa" de la gente que trabaja en la Sareb.

Echegoyen estima que la Sareb debe cambiar su modelo de negocio para crear valor y  "pasar de ser un mero almacén de activos a un modelo de fábrica". Así, prevé "finalizar 130 promociones de vivienda cuyas obras están al 80%, urbanizar y preparar suelo y desarrollar una aproximación industrial a medio plazo al negocio del alquiler”.

Para conseguir sus objetivos, la compañía se apoyará en los promotores y en el resto de agentes de un mercado que, según el 'banco malo', empieza a mostrar ya síntomas de recuperación.

Noticias

anterior siguiente