Enlaces accesibilidad

EE.UU. anuncia 1.000 millones de ayuda a Ucrania tras las suspensión del acuerdo del gas con Rusia

  • El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, está de visita en Kiev
  • Gazprom ha suspendido la rebaja del gas a Ucrania a partir de abril
  • Ucrania negocia con el FMI un rescate después de que Moscú frenara el crédito

Por
 El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, estrecha las manos del presidente en funciones ucraniano Alexánder Turchínov (izquierda) y el primer ministro Arseni Yatseniuk (derecho) en Kiev.
El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, estrecha las manos del presidente en funciones ucraniano Alexánder Turchínov (izquierda) y el primer ministro Arseni Yatseniuk (derecho) en Kiev. AFP AFP PHOTO/ PARLIAMENT PRESS-SERVICE HAND OUT/ ANASTASIYA SIROTKINA

La crisis política ucraniana también se traslada a la economía y, en especial, preocupa el principal arma de la exrepública soviética: el gas. El gobierno de Estados Unidos ha anunciado una ayuda económica para Ucrania con un subsidio de alrededor de 1.000 millones de dólares (720 millones de euros) para energía después de que el gigante gasístico ruso Gazprom afirmara horas antes que dejará de vender gas a Ucrania a precio reducido a partir de abril.

Coinciendo con la visita del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, a Kiev, la Casa Blanca ha emitido un comunicado en el que deja claro que el presidente Barack Obama está comprometido a "continuar su apoyo al gobierno de Ucrania, incluida la ayuda económica".

El gobierno de EE.UU. "ha estado trabajando intensamente con sus socios internacionales para desarrollar un paquete de asistencia que proporcionará apoyo financiero y técnico rápido para que Ucrania recupere su estabilidad económica", señala.

Como parte de ese esfuerzo internacional Washington ha preparado una ayuda bilateral "enfocada en la atención de las necesidades más apremiantes de Ucrania y que ayude a que Ucrania aplique las reformas necesarias para que tenga éxito su programa con el Fondo Monetario Internacional". Esta ayuda se traduce en 1.000 millones de dólares en garantías de préstamos para proteger " a los ucranianos vulnerables de los efectos de la reducción de los subsidios a la energía".

De hecho, el Tesoro estadunidense ha anunciado su intención de vincular este paquete a la postergada aprobación de la reforma del sistema de cuotas del FMI. "Estamos trabajando con el Congreso para aprobar la reforma de cuota del FMI de 2010, que permitiría respaldar la capacidad del Fondo para prestar recursos adicionales a Ucrania, a la vez que ayudaría a preservar el liderazgo de Estados Unidos dentro de esta importante institución", ha afirmado el secretario del Tesoro Jack Lew en un comunicado.

Además, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, ha pedido a Obama que permita las exportaciones de gas natural para aliviar la crisis y responder a la "hostilidad" de Rusia en Crimea atendiendo a la "responsabilidad" de Estados Unidos de "defender la libertad y la democracia en todo el mundo". Sin embargo, el presidente no se ha pronunciado al respecto.

Gazprom suspende la rebaja del gas a Ucrania

Este comunicado se ha dado a conocer horas después de que la empresa rusa Gazprom anunciara que dejará de vender gas a Ucrania a precio reducido a partir de abril, con el argumento de que este país solo ha pagado hasta ahora menos del 50 % de su deuda con esa compañía y sigue debiendo 1.529 millones de dólares al consorcio ruso. Una medida de presión al nuevo Gobierno de Kiev, al que Moscú no reconoce.

"En estas condiciones, cuando Ucrania no cumple sus compromisos, no cumple los acuerdos que se alcanzaron con la cláusula complementaria al contrato por la que se otorgó la rebaja, Gazprom ha tomado la decisión de no seguir concediendo esta rebaja desde principios del mes próximo", ha señalado el presidente de la compañía Alexei Miller, tras una reunión con el primer ministro ruso, Dimitri Medvédev. "Nuestros socios ucranianos informaron ayer de que no podrán pagar la totalidad del volumen del gas suministrado en febrero", ha apuntado el presidente de la gasística rusa.

A su vez, el jefe del Gobierno ruso ha advertido de que el Gobierno de Ucrania "debe entender que sobre él recaerán todas las consecuencias" por no pagar a tiempo la deuda contraída por la compra del gas ruso, "entre ellas la anulación de los acuerdos alcanzados antes sobre los suministros privilegiados de gas".

Medvédev ha instado al presidente de Gazprom para que insista en el pago total de la deuda por el gas ruso que arrastra Ucrania.

Rusia sopesa otorgar un crédito por valor de entre 2.000 y 3.000 millones de dólares a Kiev para que el país vecino pueda hacerse cargo de las facturas pendientes con el gigante gasístico ruso. "He encargado al Ministerio de Finanzas que sopese todas las posibilidades y dificultades actuales, todas las contraindicaciones relacionadas con la extremadamente baja calificación de la deuda pública ucraniana (...) para conceder a Ucrania un crédito de 2.000-3.000 millones de dólares para que pague sus deudas por el gas del año pasado y los suministros actuales", ha dicho Medvédev.

El pasado 17 de diciembre, en medio de las multitudinarias protestas populares en toda Ucrania contra el entonces presidente Yanukóvich, Moscú asumió el compromiso de socorrer a la deprimida economía ucraniana con la inversión de 15.000 millones de dólares y una rebaja de más de un 30 % del precio del gas que Rusia exporta a Ucrania.

Poco después del vuelco de poder en Kiev, Rusia suspendió la ayuda económica y ahora da la puntilla al acuerdo firmado entonces entre Putin y Yanukóvich al anular la rebaja sobre el precio del gas.

La UE tiene el suministro "garantizado"

El comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, ha salido este martes al paso de las preocupaciones sobre si las tensiones entre Rusia y Ucrania a cuenta del gas tendrán un impacto en el suministro hacia la Unión Europea.

"No hay razón para la inquietud. El suministro de gas para la industria y para los hogares esta garantizado", ha indicado Oettinger en una rueda de prensa al término del consejo de ministros europeos de Energía celebrado en Bruselas.

El comisario europeo ha puntualizado que ha habido "un invierno clemente" y que la UE cuenta con suficiente cantidad de gas almacenado. Ha asegurado, además, que la UE "ha hecho los deberes desde 2009", cuando una disputa comercial por el precio del gas entre Rusia y Ucrania acabó afectando a varios Estados miembros.

El Ejecutivo comunitario afirma que en los últimos años la UE ha acometido diversas reformas como la diversificación de gasoductos, la creación de interconectores y la implantación de sistemas de flujo reversible, aunque reconoce que la mayor parte de esas mejoras figuran todavía como proyectos más que como infraestructuras terminadas.

El 30% del gas de la UE proviene de Rusia, a través de Ucrania

Ucrania ocupa un enclave estratégico para el suministro de gas natural en Europa. El 30 % del gas que la Unión importa del exterior procede de Rusia y, de ese porcentaje, la mayor parte llega a territorio comunitario a través de Ucrania, que es el principal Estado de tránsito. Estonia, Finlandia o Lituania dependen casi exclusivamente del gas ruso, mientras que para Alemania, que es el principal comprador, supone el 24% de sus importaciones, aunque tiene su propia conexión, Nord Stream, y no todo procede de Ucrania.

España, al contrario, no compra gas ruso. Tiene ampliamente diversificado el suministro gracias a una ley que limita en un 50% la dependencia energética de un solo exportador. En concreto, lo adquiere a 11 países. Argelia copó casi el 50% en 2013. El resto procede de Nigeria, Noruega y Catar, fundamentalmente.

La UE dispone de 40.000 millones de metros cúbicos de gas almacenado, una cantidad que equivale a la mitad de su capacidad total de almacenamiento, según fuentes de la Comisión de Energía.

Gazprom exportó 133.000 millones de metros cúbicos de gas a la UE en 2013, de los que casi la mitad, 65.000 millones, fueron transportados a través de Ucrania y el resto mediante los gasoductos de Yamal (Bielorrusia), Nord Stream y diversas conexiones bilaterales.
  

Noticias

anterior siguiente