Enlaces accesibilidad

La conectividad a Internet de los coches, próximo reto de la tecnología móvil

  • Tesla ofrece una pantalla gigante para configurar el coche y la conducción
  • Muchos fabricantes compiten por las mejores utilidades en sus coches
  • Mercedes, con GNX, propone un control de mandos más orgánico y seguro

Por
El modelo S de Tesla.
El modelo S de Tesla. Tesla

Uno de los protagonistas de la actual edición del Mobile World Congress ha sido el automóvil y las ventajas que ofrece la conectividad permanente a Internet de los coches.

Se prevé que los vehículos nuevos en Europa tengan instalada una tarjeta SIM

A partir de octubre de 2015, se prevé que todos los vehículos de nueva fabricación que se vendan en el mercado europeo tengan instalada una tarjeta SIM, que permitirá la conectividad permanente a Internet del coche y, en caso de accidente, efectuará una llamada automática de seguridad.

Ahora bien, una vez que el vehículo viene con una tarjeta SIM instalada, la conectividad proporciona infinidad de utilidades, como nos cuenta Víctor Vergara, del Centro de Innovación de Telefónica.

Según Vergara, el fabricante del automóvil puede obtener datos del estado de mantenimiento del vehículo de forma permanente, y prevenir una avería en caso de necesidad. Pero también el operador de datos, como Telefónica, puede ofrecer servicios de ocio para los ocupantes del vehículo mediante internet.

El vehículo podrá evitar accidentes, como chocar con otro automóvil o atropellar a un peatón

Incluso, con una combinación de herramientas como el posicionamiento GPS y la navegación por Internet, el vehículo podrá evitar accidentes, como chocar con otro automóvil o atropellar a un peatón.

Varios fabricantes compiten por impactar al visitante del Congreso Mundial de Móviles. Uno de los que más impacto mediático tiene es el constructor de automóviles de lujo Tesla Motors, proveniente de California. Pero también están presentes la empresa canadiense GNX y la nortemericana General Motors.

El modelo eléctrico Tesla

El modelo que Tesla expone actualmente en Barcelona es un coche totalmente eléctrico de gran autonomía (unos 500 km), valorado en unos 60.000 euros. Posee una pantalla de un tamaño enorme en su interior, que impresiona a cualquiera que se siente en el vehículo.

Sin embargo, las funcionalidades del ordenador de a bordo no se direfencian mucho de aquellas que ya puede hacer un coche moderno convencional. A través de la pantalla de control del Tesla, el conductor puede configurar las características mecánicas del vehículo, como la altura de las luces, o también el posicionamiento del coche mediante GPS, para prevenir la ruta. Algo que cualquier conductor de hoy en día está acostumbrado a hacer.

El alto precio del Tesla está justificado por la calidad de sus baterías

El alto precio del Tesla está justificado por la calidad de sus baterias, que ocupan todo el tamaño del chasis, equilibrando el peso y, así, facilitando la conducción. Además, estas baterías tienen una duración por encima de la media, lo que facilita la mayor autonomía del vehículo. Este modelo de Tesla estará comercializado en España por Telefónica este mismo 2014.

General Motors busca programadores

El gigante norteamericano General Motors, propietario entre otras de la marca alemana Opel, ha traido a Barcelona su modelo Opel Insignia, equipado con un ordenador preparado para descargar e instalar directamente aplicaciones móviles.

Sin embargo, estas aplicaciones no serán idénticas a las que conocemos de nuestros smartphones, por lo que GM y Opel se han acercado al MWC para contactar con diseñadores de aplicaciones.

La seguridad, prioritaria

Debido a un protocolo de seguridad, el coche no permite instalar aplicaciones que puedan distraer al conductor  mientras conduce.

Por tanto, habrá dos tipos diferentes de aplicaciones: aquellas que solo se pueden usar cuando el coche está aparcado, y aquellas que también se pueden usar con el vehículo en movimiento, porque garantizan que no se distraerá al conductor.

GNX, el ordenador de a bordo del futuro

La empresa canadiense GNX fabrica hardware para automóviles de alto standing, y trabaja para marcas como Porsche, Audi, Toyota y Mercedes. En el Congreso Mundial de Móviles muestra un prototipo fabricado por Mercedes y equipado con un ordenador que facilita la conducción del futuro en materia de seguridad, como nos comenta Mike Shane, de GNX.

Entre otras ventajas, el coche viene equipado con cámaras traseras y delanteras, y el conductor puede ver en la pantalla tras el volante las imágenes de dichas cámaras.

La prioridad de la empresa de Canadá GNX es la seguridad y la usabilidad de las aplicaciones

Además, gracias a la tecnología móvil, el vehículo puede prevenir choques con otros coches o puede evitar un atropello.

Según Shane, la prioridad de la empresa de Canadá GNX es la seguridad y la usabilidad de las aplicaciones que pueda llevar el vehículo. Su pantalla es mucho más ergonómica que la del Tesla y, por tanto, ayuda a una mejor conducción.

Estos modelos aún no están a la venta, pero las marcas tienen previsto proveer a sus modelos más avanzados con este equipamiento.

Noticias

anterior siguiente