Enlaces accesibilidad

La Guardia Civil no descarta el móvil económico e investiga el entorno de la familia de Asunta

  • La niña fue sedada y asfixiada, según los informes de toxicología
  • La Guardia Civil ha registrado las viviendas de los padres en Santiago
  • Alfonso Basterra y Rosario Porto están imputados por homicidio
  • Ambos pasarán el próximo viernes a disposición del juez

Por
La Guardia Civil no descarta el móvil económico e investiga el entorno de la familia de Asunta

La Guardia Civil ha finalizado este jueves el registro de las viviendas de Alfonso Basterra y Rosario Porto, padres adoptivos de la niña hallada muerta en un municipio cercano a Santiago y que están imputados por homicidio. Los últimos análisis toxicológicos han demostrado que la pequeña Asunta fue sedada y maniatada antes de morir asfixiada.

Las investigaciones se centran ahora en conocer quién o quiénes son los responsables de este crimen, sin descartar que puedan producirse más arrestos; así como en determinar el móvil que habría desencadenado esta tragedia que podría ser económico, según informa TVE, que cita a fuentes de la investigación.

Tras el arresto de sus dos padres que pasarán el próximo viernes a disposición del juez, las pesquisas buscan saber dónde fue asesinada la menor y cómo y quién trasladó su cadáver, ya que no perdió la vida en el lugar en el que apareció.

El Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha señalado que el viernes, a las 08:00 horas, Rosario Porto pasará primero a disposición del juzgado de instrucción número dos de Santiago y, a continuación, declarará el padre.

Así, según han informado fuentes de la investigación a la agencia Efe, se indaga en el círculo íntimo de la pareja, y en el caso de la madre ha llamado la atención que tuviese contacto frecuente con un ciudadano marroquí, exsindicalista y asentado en la capital gallega, que en estos momentos se enfrenta a un juicio por una supuesta explotación ilegal de inmigrantes y para quien el fiscal pide siete años de prisión.

En la actualidad, y tras cerrar su bufete, a Rosario Porto no se le conocía actividad profesional concreta, pero según han afirmado las citadas fuentes,  viajaba con cierta frecuencia a Marruecos en labores comerciales, por representar a empresarios con intereses en ese país.

Asunta Basterra Porto, la niña fallecida, era la única beneficiaria de la cuantiosa herencia de sus abuelos maternos, fallecidos con poco menos de un año de diferencia, según recoge la Efe. No obstante, en uno de los registros se ha encontrado un documento de 1975 que sitúa a Rosario Porto como la única heredera de sus progenitores, aunque no impide que haya sido modificado con posterioridad ya que Asunta no fue adoptada hasta el año 2001

El juez José Antonio Vázquez Taín ha reanudado este jueves los registros en propiedades inmobiliarias de la familia de la niña. El registro en la casa en la que vive la madre de Asunta ha concluido tras unas tres horas en las que los agentes han  recabado información relativa al caso. A continuación se han llevado a cabo las diligencias en la vivienda del padre.

Han salido entre gritos de "asesinos"

Los padres adoptivos, que están detenidos e imputados por homicidio, han salido de la vivienda materna escoltados por la Guardia Civil entre gritos de "asesinos" de la multitud de personas que congregaron en la calle Doutor Teixeiro desde primera hora de la mañana.

De la casa de la madre de la niña, los agentes han sacado cajas y al menos media docena de bolsas de papel con pruebas minutos antes de  que se llevasen a los detenidos.

Desde allí, la madre y el padre de Asunta se han desplazado al número 8 de la calle República Argentina  para comenzar el registro en la vivienda del padre de la menor, según recoge Europa Press.

Rosario Porto pasará a disposición judicial para tomarle declaración el viernes por la mañana, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Alfonso Basterra y Rosario Porto ya asistieron este miércoles al registro que se prolongó durante siete horas, de una finca propiedad de la madre situada a unos kilómetros del lugar donde apareció el cadáver.

La casa de Montouto ya fue inspeccionada el pasado domingo y en la diligencia se halló una cuerda igual a la que se encontró al lado del cuerpo sin vida de Asunta, cuyos padres están separados.

La investigación da un giro

El periodista y padre de la menor, Alfonso Basterra, fue imputado este miércoles por la presunta comisión de un delito de homicidio, los mismos cargos de los que se acusa a su ex mujer Rosario Porto, que fue arrestada este martes tras la ceremonia de cremación de la pequeña Asunta Basterra Porto.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia han precisado que el juez José Antonio Vázquez Taín ha tomado esta decisión "sin perjuicio de las concreciones que pueda hacer una vez declaren en el juzgado".

Asunta Basterra Porto era la principal beneficiaria de la herencia de sus abuelos maternos, fallecidos con menos de un año de diferencia, según fuentes próximas a la investigación y al entorno.

El 11 de diciembre de 2011 murió María del Socorro Ortega Romero, que había sido profesora titular de Historia del Arte en la Universidad de Santiago, y este óbito causó consternación en la capital gallega por su carácter repentino.

El 26 de julio del año siguiente feneció su marido, el abogado Francisco Porto Mella, a los 88 años, una doble pérdida que por su proximidad en el tiempo suscitó convulsión en una ciudad pequeña, Compostela, en la que este matrimonio era muy conocido y querido. Ambos, al igual que Asunta, fueron incinerados en la intimidad familiar.

"Incongruencias y versiones contradictorias"

Rosario Porto, su única hija, fue hasta 2006 cónsul de Francia en Santiago, cargo que heredó de su padre, y según fuentes próximas a la familia hace tiempo que dejó de ejercer como abogada y cerró su bufete en Santiago. Estas mismas fuentes han precisado que en la actualidad Charo, como se la conoce en su círculo, tenía algún problema de liquidez.

No se le conocía a Rosario actividad profesional concreta, según las mismas fuentes, pero viajaba con frecuencia a Marruecos en labores comerciales y en compañía, en alguna ocasión, de un ciudadano de ese país asentado en la capital gallega que sería amigo personal suyo y que en este momento se enfrenta a un juicio por una presunta explotación de inmigrantes en sus tiempos de sindicalista.

Rosario Porto, abogada y excónsul de Francia en Santiago fue arrestada el martes por la Guardia Civil de una manera muy discreta y está imputada por la presunta comisión de un delito de homicidio tras caer en "incongruencias, ambigüedades" y "versiones contradictorias" sobre la desaparición de la menor, según han indicado a Efe fuentes de la investigación.

También ha sido determinante, han señalado a Efe fuentes cercanas al caso, el hecho de que una de las cámaras próximas al domicilio de Rosario Porto en la capital gallega grabase a la madre y a la niña en el interior de un coche a una hora en la que según la versión de la ahora imputada la cría ya habría sido dada por desaparecida.

La cámara de una óptica permite descubrir las contradicciones en la declaración de Rosario Porto

Fuentes del entorno cercano a Rosario Porto han manifestado a EFE que ella recibía tratamiento psiquiátrico desde la ruptura de la relación con Alfonso Basterra y que había pasado por algún problema físico.

El cadáver de Asunta Yong Fang Basterra Porto, de origen chino y a la que Alfonso Basterra y Rosario Porto adoptaron cuando apenas tenía un año, fue hallado en la madrugada del domingo en una pista del municipio de Teo que discurre paralela a la carretera AC-841, próxima a Santiago.

Noticias

anterior siguiente