Enlaces accesibilidad

Obama sigue pensando en una acción "limitada" para responder a los "crímenes" de Asad

  • EE.UU. tiene "pruebas claras" de que el ataque químico fue obra del régimen
  • Kerry dice que tienen la responsabilidad de responder al ataque químico

Por
Obama sigue pensando en una acción "limitada" en Siria

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha dicho que todavía está pensando si ordenará un ataque a Siria, que en todo caso sería "limitado", en respuesta al ataque químico de la semana pasada, del que Washington tiene pruebas "claras" de que fue obra del régimen.

Obama ha hecho unos breves comentarios sobre la cuestión después de que el secretario de Estado, John Kerry, haya presentado las conclusiones de sus servicios de inteligencia sobre lo ocurrido el 21 de agosto en las afueras de Damasco y haya reiterado que los "crímenes contra la humanidad no pueden quedar impunes".

A pesar de que ambos responsables han insinuado que habrá un ataque, también han dejado la puerta abierta a la diplomacia, pese a que se han mostrado muy contrariados con el bloqueo en Naciones Unidas, donde Rusia defiende a su aliado, el presidente sirio Bachar Al Asad.

Kerrry ha asegurado que EE.UU. tiene "alta confianza" en lo que ha denominado "pruebas claras" de que el régimen fue responsable de los ataques químicos. "Sabemos desde dónde se lanzaron los proyectiles (...) vinieron solo de áreas controladas por el régimen y fueron solo a áreas controladas por la oposición", ha dicho en una declaración pública.

El jefe de la diplomacia estadounidense se ha comprometido a publicar rápidamente algunas de estas pruebas y ha estimado que en el ataque murieron 1.429 personas, entre ellas al menos 426 niños. Esas cifras van en la línea del balance que ofreció la oposición siria en el que incluía no solo las víctimas del ataque químico, sino de los bombardeos convencionales.

Además, ha dicho que los inspectores de Naciones Unidas que han acabado este viernes su trabajo en los lugares del ataque "no nos pueden decir nada que no sepamos ya". El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha explicado que su mandato es confirmar que se produjo el ataque químico, y no determinar quiénes fueron sus autores.

"Con más cuidado que en Irak"

"Nuestra comunidad de inteligencia ha revisado y vuelto a revisar la información sobre el ataque y lo ha hecho con más cuidado que en Irak. No repetiremos ese momento", ha asegurado,

Con todo, Kerry ha dicho que lo importante ahora es que estos "crímenes contra la humanidad" no queden impunes. En ese sentido, ha reiterado que Washington está decidido a dar una respuesta militar, aunque no ha concretado plazos ni el tipo de ataque.

Después, Obama ha declarado: "No estamos considerando un compromiso (militar) indefinido. No estamos considerando el envío de tropas". Kerry ha recordado que para esa acción cuenta con el apoyo de Francia, Australia, Turquía, la Organización de la Cooperación Islámica y la Liga Árabe.

Estas declaraciones llegan un días después de que el Parlamento británico votara en contra de una posible implicación militar del Reino Unido en Siria sin el aval de Naciones Unidas.

"El riesgo de no hacer nada"

"Necesitamos preguntarnos sobre el riesgo de no hacer nada", ha advertido el jefe de la diplomacia estadounidense, quien ha asegurado que el presidente Barack Obama sabe que la decisión "tendrá grandes consecuencias". Kerry ha dicho que la decisión será un mensaje para otros que se plantean el uso de armas de destrucción masiva, como la milicia libanesa Hizbulá o Corea del Norte.

"Sabemos que después de una década, los estadounidenses están cansados de la guerra, yo también, pero esa fatiga no nos exime de nuestra responsabilidad... La historia nos juzgará si damos la espalda", advirtió Kerry.

No obstante, también ha dicho que Estados Unidos "sigue comprometido con un proceso diplomático" que, al final, resuelva con negociaciones y por la vía política, no militar, la situación en Siria.

Noticias

anterior siguiente