Enlaces accesibilidad

El número de parados bajó en 225.000 personas entre abril y junio, y el total cae de seis millones

  • La EPA sitúa el total de desempleados en 5.977.500 personas, el 26,26%
  • Casi un tercio del descenso se debe al desplome de la población activa
  • Se modera algo la destrucción de empleo: 633.500 empleos menos en un año
  • En desestacionalizado, la ocupación bajó 0,29% respecto al primer trimestre

Ver también: Cuadro macroeconómico 2013, en pdf

Enlaces relacionados

Por

El paro, en cifras

Tasa de paro: 26,26%

Paro juvenil: 56,14%

Paro femenino: 27,06% 

Paro masculino: 25,58%

Hogares en paro: 1.821.100

Empleos creado: 149.000

Población activa: 22.761.300

Fuente: EPA segundo trimestre

El número de parados bajó en 225.200 personas en el segundo trimestre, con lo que se sitúa por debajo de la barrera psicológica de los seis millones (5.977.500), según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con esta reducción, la tasa de paro cae casi un punto porcentual hasta quedar en el 26,26%, frente al nivel récord del 27,16% alcanzado en el primer trimestre.

También se ha producido una significativa reducción en la tasa de paro juvenil, ya que cae hasta un 56,14% frente al máximo del 57,2% marcado en el primer trimestre. Esto supone que entre abril y junio había 933.300 jóvenes menores de 25 años sin trabajo, 27.100 menos que en la EPA anterior.

La reducción del número de parados ha llevado a que baje un 4,4% el número de hogares con todos sus miembros en paro, aunque aún hay 1.821.100 familias en esa situación.

En comparación con la evolución del paro de este trimestre con la del mismo período de los cinco años anteriores, la bajada mostrada por esta EPA es la mayor desde 2008, según el INE. Por ese hecho, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha reiterado en el Congreso que se aprecia "un cierto cambio de tendencia", aunque ha advertido que es "muy incipiente".

Baja la ocupación en términos desestacionalizados

Si se desestacionalizan los datos -es decir, si se elimina el efecto de las diferencias de calendario (por ejemplo, cuándo se celebró la Semana Santa) y del impacto de circunstancias como la temporada turística-, el INE constata que el número de ocupados cayó un 0,29% respecto al primer trimestre del año.

Esta es la variación más baja en esta tasa desde el segundo trimestre de 2011, cuando fue de -0,12%. La evolución trimestral de esta tasa ha sido negativa desde el segundo trimestre de 2008. (Ver documento en .pdf)

Por lo que se refiere al paro, en términos desestacionalizados, entre abril y junio el número de desempleados se redujo un 1,05% respecto al período enero-marzo. Esto supone la primera bajada en este indicador desestacionalizado desde el segundo trimestre de 2007, cuando hubo una bajada del 1,03% respecto al trimestre previo.

Desplome de la población activa

No obstante, casi una tercera parte del descenso de parados se explica por la caída en la población activa, que se redujo en 76.100 personas, con lo que el número total de activos (personas que trabajan o buscan empleo de forma activa) queda en 22.761.300, el 59,54% del total de la población.

Esta tasa de actividad se ha reducido más de un punto y medio desde junio del año pasado, el equivalente a 349.100 personas. Ese recorte se produce por la salida del mercado de trabajo de los que se jubilan, los que dejan de buscar trabajo de manera activa por el desánimo ante la situación económica o quienes abandonan el país.

La bajada trimestral de la población activa ahonda aún más en la caída experimentada desde el comienzo de la crisis y que llevó, al cierre de 2012, a la cifra de población activa más baja desde 1976, cuando se empezaron a recopilar los datos y hacer series estadísticas. Ahora, esa cifra aún se ha reducido más.

Con los datos sin desestacionalizar, se produjo por el incremento de la ocupación: en el segundo trimestre, hubo 149.000 ocupados más que en el primer trimestre (0,94%), lo que llevó número total de activos con trabajo hasta los 16.783.800. Esta creación de empleo trimestral es similar a la registrada en el segundo trimestre de 2011, según destaca el INE.

Así, la destrucción de puestos de trabajo acumulada en 12 meses se modera hasta quedar en un -3,64% interanual, lo que supone que hay 633.500 empleos menos de los que había en junio de 2012.

Por sexos, en el segundo trimestre se crearon más empleos para los hombres (107.400) que para las mujeres (41.600), al igual que la ocupación subió más entre los españoles (86.100) que entre los extranjeros (62.900). Se registró aumento del empleo en todos los grupos de edad, sobre todo, en el de 40 a 49 años, y en el de mayores de 55.

Fuerte subida del empleo en el sector servicios

Al analizar los datos de esa creación de empleo, se observa el tirón del sector servicios, lógico en un trimestre marcado por el inicio de la temporada alta del turismo. Así, la ocupación en ese sector aumentó en 154.800 personas.

A él se unió la creación de empleo en agricultura, donde hubo 37.500 ocupados más, coincidiendo con la recogida de la fruta y el comienzo de las cosechas.

Por el contrario, en el sector de la construcción hubo un recorte de puestos de trabajo de 26.500 y en la industria, el número de ocupados cayó en 16.800.

Al comparar estos datos de empleo por sectores con el comportamiento del paro en cada uno de ellos, llama la atención que el número de parados se redujese en todos.

Así, en los servicios hubo 157.900 desempleados menos (más que los empleos creados en ese sector), en la industria se redujo el paro en 37.500 personas, mientras que en construcción y agricultura los descensos fueron similares (25.500 y 24.200, respectivamente).

Estas disparidades entre empleo creado y reducción del paro se explicarían por la ya mencionada caída en la población activa. No hay que olvidar tampoco que los trabajadores en paro de un sector pueden encontrar empleo en otros

Aparte, los datos estadísticos muestran un crecimiento del paro en el colectivo sin empleo anterior (23.500 más que en el trimestre anterior, un incremento del 4,82%) y una ligera reducción de 3.500 personas (-0,12%) en el de los parados de larga duración, es decir, los que perdieron su empleo hace más de un año.

Pese a esa ligera mejora, en los últimos 12 meses, el paro se ha reducido en construcción (90.300 parados menos, -20,44%), industria (40.100, -12,52%) y agricultura (8.700, -3,09%), mientras que ha subido levemente en servicios (400, 0,02%). En cuanto a los parados de larga duración, han aumentado en 404.800 personas (16,24%).

Suben los asalariados, pero caen los contratos fijos

Entre abril y junio aumentó en 111.900 el número de asalariados (0,82%), lo que mitigó algo el desplome acumulado en este colectivo en el último año: 672.800, un 4,67% menos de los que había en junio de 2012.

Respecto al tipo de contrato, el número de asalariados con contrato fijo bajó en 50.400 personas (-0,48%), mientras que los que tenían contrato temporal aumentaron en 162.200 (5,39%). Esto ha provocado una subida de un punto porcentual en la tasa de temporalidad, que se sitúa en el 23,12%. Este incremento de la temporalidad refleja, en parte, la naturaleza de la contratación habitual en el sector servicios para cubrir la temporada turística.

En el acumulado desde junio del año pasado, se comprueba que los contratados fijos han bajado en 439.300 personas (-4%) y que el desgaste por la crisis ha sido aún mayor en el colectivo de los temporales, que se redujo en 233.500 personas, el 6,85% del total de este grupo.

Los contratos a tiempo completo subieron en el segundo trimestre en 56.400, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial creció en 92.600 personas. Así, el porcentaje de personas que trabajan a tiempo parcial se sitúa en un 16,41%.

Aumentan los autónomos y cae el empleo público

Destaca también el fuerte incremento del trabajo por cuenta propia. En el segundo trimestre hubo 37.300 autónomos más que en el precedente (1,24%), con lo que ya hay más de tres millones de trabajadores de este tipo (3,049 millones), 37.100 más de los que había hace un año.

Sin embargo, en este colectivo se han producido cambios en los últimos 12 meses: los autónomos empleadores (con trabajadores contratados) se han reducido en 59.600 personas (-6,45%) mientras que los empresarios sin asalariados o trabajadores independientes se han incrementado en 107.400 (5,56%) desde junio de 2012.

Entre abril y junio, el empleo privado (asalariados de este sector, empleadores y trabajadores autónomos) aumentó en 151.600 personas (1,1%), con lo que el total asciende a casi 14 millones de ocupados.

Por contra, el empleo público (asalariados de empresas públicas y de todas las administraciones) bajó en 2.600 personas (-0,09%) y el total de empleados públicos es de 2,84 millones.

El principal sindicato de funcionarios, CSI-F, ha detallado esos datos del sector público y ha asegurado que, de todas las administraciones públicas, solo se crearon empleos en los ayuntamientos (18.000 nuevos puestos de trabajo).  Las comunidades autónomas destruyeron 14.600 empleos entre abril y junio, mientras que la Administración Central perdió 1.600 empleos, la Seguridad Social, 4.300 puestos y las empresas e instituciones públicas, 2.400 empleos.

El sindicato explica que el recorte de empleo público se debe fundamentalmente a la amortización de plazas (empleados públicos que se jubilan sin que se cubra su puesto) y al "despido encubierto de miles de interinos", especialmente, en sectores como la enseñanza, sanidad y servicios sociales.

Con estos datos, desde junio de 2012 se han destruido el 6,51% de los empleos públicos (197.900) y el 3,03% de los privados (435.600).

Respecto al comportamiento del empleo por comunidades autónomas, el empleo subió en ocho de las 17 autonomías y se mantuvo inalterada en una (Galicia).

Las mayores subidas en la ocupación se registraron en Baleares y Andalucía, mientras que los descensos más fuertes se produjeron en la Comunidad de Madrid y Canarias.

En cuanto al paro, el número de desempleados bajo en 14 de las 17 comunidades, ya que solo hubo subidas en La Rioja, Cantabria y Galicia.

Noticias

anterior siguiente