Enlaces accesibilidad

García-Margallo sobre el incidente con Morales: "Nos dijeron que Snowden estaba dentro"

  • El Gobierno español pidió una garantía por escrito de que Snowden no estaba en el avión
  • Sobre una llamada de EE.UU.: "Eso forma parte del secreto del sumario"
  • El ministro de Exteriores asegura que siempre permitió la escala del boliviano
  • "España no tiene que pedir disculpas", dice García-Margallo

Por
García-Margallo sobre el incidente con Morales: "Nos dijeron que Snowden estaba dentro"

El ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, ha revelado que España recibió información de que el extécnico de la CIA, Edward Snowden, se encontraba dentro del avión del presidente de Bolivia, Evo Morales.

"Nos dijeron que Snowden estaba dentro", ha dicho el ministro en el programa Los desayunos de TVE, sin revelar quién facilitó dicha información. "Yo puedo operar con los datos que me dan... nos dijeron que estaban claros, de que estaba dentro", ha dicho García-Margallo.

Preguntado sobre si el gobierno español recibió o hizo una llamada al estadounidense, el ministro solo ha contestado: "Eso forma parte del secreto del sumario".

García-Margallo, sobre si hubo llamada de EE.UU.: "Eso forma parte del secreto del sumario"

"Las reacciones de los países europeos es porque la información que nos daban era que estaba dentro", ha dicho el ministro, lo que explicaría que Francia y Portugal denegaran el permiso de sobrevuelo a la aeronave oficial. Morales tuvo que aterrizar de urgencia en Viena y esperar a que se concedieran los permisos para continuar viaje, lo que ha provocado una crisis diplomática internacional.

"Se midió el riego [de que Snowden se encontrara en el avión]. Pero una vez que por escrito tengo la garantía de que el señor Snowden no está en el avión yo creo en la palabra de un país amigo, y Bolivia lo es", ha explicado.

Si se hubiera dado la situación de que Snowden hubiera pisado suelo español, "en ningún caso podríamos acceder a detenerle y extraditarle sin más (...) Primero se hubiera que haber sustanciado la petición de asilo", ha explicado García-Margallo, quien ha recordado que España tiene tratado de extradición con los EE.UU.

España siempre permitió la escala de Morales

García-Margallo ha insistido en que España nunca cerró su espacio aéreo al avión de Morales y siempre autorizó la escala en Las Palmas. En cambio, sí pidió al canciller boliviano, David Choquehuanca, que le garantizara por escrito que el fugitivo estadounidense no se encontraba a bordo.

El ministro ha relatado lo ocurrido en la noche del pasado martes. "Nos piden una escala de sobrevuelo, se concede; nos piden además escala en Las Palmas, porque la escala en las Azores no se pudo hacer porque Portugal niega el permiso. Se les concede. Despegan de Moscú a Las Palmas donde se les espera de acuerdo con el plan de vuelo avisado; plan de vuelo que abortan porque al estar cerrado el espacio francés tiene que ir a Viena. Entonces nos llaman para pedirnos esta intervención delante de nuestros amigos. (...) A las 9:29 yo dije ningún problema, os están esperando en Las Palmas".

El ministro ha asegurado que las autorizaciones de vuelo de la noche y de la mañana tienen el mismo número identificativo, lo que muestra que una vez que autorizó la escala España nunca la denegó.

García-Margallo ha negado también que el embajador español en Austria, Alberto Carnero, intentara convencer a Morales para subir a su avión con la excusa de "tomar un café".

"Ninguna autoridad española puede registrar un avión presidencial porque tiene extraterritorialidad, y menos en un país extranjero", ha subrayado García-Margallo. "El canciller boliviano [Choquehuanca] me llamó para que intentase mediar con Francia e Italia para que abrieran el espacio aéreo. Pedí garantía escrita que me dio y él me dijo: 'y si es necesario estamos dispuestos a que se registre el avión'. Yo le dije: te envío al embajador y haceis lo que queráis, porque en otro estado no puede entrar", ha explicado.

"El embajador estuvo todo el tiempo para que se abriera el espacio aéreo francés y para asegurar la escala en Las Palmas, que por cierto fuimos el único país que permitió la escala", ha insistido.

La expresión tomars un café probablemente sea cierta, pero no hay que darle importancia

"La expresión 'tomarse un café' probablemente sea cierta, pero no hay que darle más importancia, solamente se habría producido si hubieran invitado al embajador. En ningún caso se exigió eso como condición".

Respuesta a Maduro

Tras la polémica causada por el tratamiento a Morales, quien ha exigido disculpas y ha calificado lo ocurrido de "agresión a América Latina" , García-Margallo cree que "las naciones europeas tendrán que decidir cuál ha sido su comportamiento y cuál debe ser su actitud. España no tiene que pedir disculpas".

García-Margallo ha respondido a las palabras del presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ha calificado de "infame" la actitud del gobierno español por lo ocurrido. "Son declaraciones sin un conocimiento exacto de lo que pasó. Le he pedido al embajador español en Caracas relatar los hechos adjuntando además la declaración del gobierno boliviano", en la que este agradece las gestiones de España para que Morales pudiera continuar viaje.

"Quiero pensar que hay desconocimiento", ha insistido el ministro.

"Interrupción del mandato" en Egipto

Por otro lado, el ministro ha comentado la situación en Egipto tras el golpe de Estado contra Mohamed Morsi. "El gran temor en Egipto - ha dicho García-Margallo - en estos momentos es un escenario a la argelina". "En el año 92 el Frente Islámico de Salvación, movimiento islamista gana las elecciones, el ejército interrumpe el proceso y asistimos a una guerra civil que duró 10 años y 200.000 muertos", ha recordado.

García-Margallo en ningún momento se ha referido a lo sucedido como un "golpe". "Ha habido una interrupción de un mandato de un presidente elegido, eso es evidente. Otra cosa es que en la situación de vacío de poder y desesperanza económica... no solo hablamos del Ejército. El Ejército ha aparecido rodeado por autoridades religiosas, por Mohamed al Baradei, premio Nobel y gran demócrata, y por una parte del salafismo, el movimiento Al Nur, que ha considerado necesario corregir para preservar los valores en los que se inspiró la revolución". 

"No podemos caer en la magia negra de las palabras, lo importante es lo que hay que hacer ahora:  calma, no violencia, gobierno, elecciones y democracia", ha subrayado el ministro español.

Noticias

anterior siguiente