Enlaces accesibilidad

El presunto asesino de Bilbao, un 'falso' maestro shaolín

Enlaces relacionados

Por
El presunto asesino de dos mujeres en Bilbao, un 'falso' maestro shaolín

El hombre detenido en Bilbao por dejar en coma a una mujer, que luego murió, y relacionado con los retos de otra fallecida, se dio a conocer en los medios en el año 97 como el primer maestro saholín occidental. Algo que ha desmentido el Templo Shaolín de España, puesto que no poseía ninguna graduación oficial ni estaba autorizado por el Templo de Henan (China).

El presunto asesino se hizo conocido públicamente a finales de los años 90 por decir que había sido el primer occidental en ser reconocido como maestro shaolín.

J.C.A, de 47 años, apareció en radios, periódicos y televisiones en el año 1997 como primer monje shaolín occidental, tras haber sido campeón del mundo de formas y armas de kung-fu.

Fue arrestado el domingo por la Ertzaintza en el gimnasio de artes marciales zen4, del que es propietario y en el que la Policía vasca le halló junto a una mujer que había sido brutalmente agredida y que fue encontrada con ataduras en manos, pies y cuello.

La víctima, una prostituta de mediana edad, ha estado hospitalizada en coma en el hospital bilbaíno de Basurto, hasta su fallecimiento el miércoles día 5.

La Ertzaintza detuvo al dueño del gimnasio como supuesto autor de la agresión y, tras la investigación iniciada por estos hechos, descubrió en el gimnasio restos óseos que pertenecían a otra mujer colombiana.

Artes marciales como vía de control

En uno de sus vídeos publicados en internet, J.C.A. -"Huang C. A."- se presenta como "abad del monasterio Sifú" y que entrena en el "Monasterio Budista Chan/Zen Océano de la Tranquilidad", en referencia a su gimnasio en Bilbao.

Escribe: "Mi camino se separa de toda organización, estilo o familia. Tan solo sigo la senda del chan / zen. Dominar la mente y el cuerpo de manera suave".

Mi camino se separa de toda organización

En alguna de las entrevistas concedidas entonces a la prensa, como en una que difundió TVE, el arrestado hablaba de las artes marciales como vía para el "control de las emociones".

Algunos vecinos de la zona en la que se ubica el citado gimnasio han explicado a los medios de comunicación que iba poco al local, que principalmente era atendido por otros profesores.

Noticias

anterior siguiente