Anterior El activista argentino Santiago Maldonado falleció "por ahogamiento" en un río, según la investigación Siguiente Superviviente de violencia: "No quería tener una niña para que no pasara por lo mismo que yo" Arriba Ir arriba
El exdictador Ríos Montt, condenado por genocidio a 80 años, niega los hechos

La Justicia guatemalteca condena al exdictador Ríos Montt por genocidio a 80 años

  • 50 años por genocio y crímenes de guerra y 30 por delitos contra la humanidad

  • El tribunal ha ordenado la inmediata detención y traslado a prisión preventiva

  • El exdictador de 86 años ha anunciado que apelará el fallo

|

El exdictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt, que gobernó de facto el país entre marzo de 1982 y agosto de 1983, ha sido condenado a 80 años de prisión por el genocidio perpetrado durante su gestión contra la etnia indígena ixil y crímenes de lesa humanidad.

Ríos Montt, ha sido condenado a 50 años de prisión por genocidio y a 30 por delitos contra deberes de la humanidad, como la legislación guatemalteca tipifica los crímenes de lesa humanidad.

El exdictador ha insistido en su inocencia y ha anunciado que apelará el fallo, que ha calificado de ilegal por responder a un "show político internacional".

La juez Jazmín Barrios, presidenta del Tribunal Primero A de Mayor Riesgo, al leer la sentencia, ha dicho que "Ríos Montt tuvo conocimiento" de las matanzas perpetradas por las Fuerzas Armadas bajo su mando, y que "no lo detuvo a pesar de tener el poder para evitarlo".

En el histórico fallo, el tribunal aseguró que el militar, de 86 años, es "responsable" del genocidio perpetrado en contra de los ixiles "en calidad de autor", el cual durante el período en que gobernó de facto el país, se cobró la vida del 5,5% del total de la población perteneciente a esa etnia.

El tribunal también ha revocado el arresto domiciliario del exdictador, en el que permanecía desde enero de 2012, y ha ordenado su inmediata detención y traslado a un cuartel militar que funciona como prisión preventiva.

Los jueces han considerado que las Fuerzas Armadas "utilizaron el hambre como arma militar" para destruir a los ixiles, los cuales fueron declarados "enemigos internos del Estado", y que todas las acciones represivas contra los indígenas tenían como objetivo "la aniquilación" de esa etnia.

Acusado de la muerte de 1.771 indígenas

Ríos Montt, quien ha escuchado la sentencia del tribunal con aparente serenidad, fue acusado por la Fiscalía de la muerte de 1.771 indígenas ixiles a manos del Ejército durante los 15 meses que gobernó de facto Guatemala.

Los crímenes por los que el exjefe de Estado fue juzgado fueron perpetrados en el marco de la guerra interna de 36 años (1960-1996) que padeció este país centroamericano.

Por otra parte, el tribunal ha absuelto al general retirado José Rodríguez Sánchez, exjefe de Inteligencia Militar, quien fue juzgado junto a Ríos Montt por los mismo delitos, al considerar que "no tuvo injerencia" en las operaciones contra los indígenas ixiles.

El tribunal también ha ordenado a la Fiscalía investigar al resto de personas que pudieron haber participado en los hechos juzgados, aunque no precisó sus nombres.

Con la sentencia emitida, ha explicado la juez Barrios, "se reconoce la verdad" de los hechos ocurridos, que "deberá ayudar a sanar las heridas del pasado" y "fortalecer la democracia del país".

Este tipo de hechos no deben de volver a repetirse

"Este tipo de hechos no deben de volver a repetirse. El pueblo de Guatemala desea vivir en paz", ha subrayado la juez.

Esta es la primera vez en la historia de Guatemala que un exjefe de Estado es procesado por las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la guerra interna.

Montt anuncia que recurrirá

"Es un show político internacional que va a afectar el alma y el corazón del pueblo guatemalteco, pero nosotros tenemos paz porque nunca derramamos o no nos manchamos las manos de sangre de nuestros hermanos", ha declarado Ríos Montt a los periodistas previo a su traslado a un cuartel militar que funciona como prisión.

El general, de 86 años, ha dicho que él ha sido siempre "el primero en lamentar la tragedia" que padecieron los indígenas guatemaltecos durante la guerra interna de 36 años que vivió el país (1960-1996).

"Me han enjuiciado y me han condenado por genocidio. El tribunal creyó oportuno verme a mi como genocida, pero el gran problema es que solamente trabajó sobre supuestos elementos de investigación que no tienen ninguna sustentación legal; en consecuencia, todo lo actuado no tiene valor", ha señalado el exjefe de Estado.

Con tono de voz enérgico, el militar retirado ha dicho que el fallo del tribunal responde a intereses de los jueces, que no actuaron "por interés de nación sino institucional o personal".

"No han respetado las pruebas ni el debido proceso, en consecuencia los señores abogados tratarán de anular la sentencia de hoy", ha anunciado Ríos Montt en referencia a su equipo legal.

Me voy a preparar para irme a prisión

Ahora, ha dicho sonriente, "me voy a preparar para irme a prisión. No se preocupen, no tengo mucha angustia, no tengo mucha pena, lo lamento profundamente por mi familia, pero de todas maneras de forma personal, no tengo angustia porque he cumplido con la ley".

"La única manera de tener paz es haciendo justicia y precisamente de eso adolecemos hoy", ha concluido.

El general retirado José Rodríguez Sánchez, quien fue enjuiciado junto a Ríos Montt por los mismo delitos y que fue absuelto por el tribunal, al considerar que "no tuvo injerencia" en las operaciones militares contra los indígenas ixiles, recuperó de inmediato su libertad.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente