Enlaces accesibilidad

El juez del caso Nóos admite los correos aportados por Diego Torres como prueba

  • Se ha rechazado la petición de que se investigue la procedencia de los mail
  • La Fiscalía aún no ha decidido sobre la situación procesal de la infanta Cristina
  • Tampoco ve indicios contra Francisco Camps y Rita Barberá

Por
El juez del caso Nóos admite los correos aportados por Diego Torres como prueba

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha validado como prueba los correos electrónicos aportados por el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, en una providencia. Mientras, la Fiscalía ha matizado que aún no ha tomado ninguna decisión sobre la situación procesal de la infanta Cristina.

Con los mail aportados por Torres, éste pretendía probar que la Casa Real estaba al tanto y supervisaba las actividades llevadas a cabo desde el Instituto Nóos, dirigido por él y el duque de Palma.

La Fiscalía aún no ha tomado ninguna decisión al respecto y tampoco ha presentado ningún escrito sobre este asunto. Los investigadores ya anunciaron el pasado  día 16, tras la declaración de Diego Torres, que no tenían previsto, por el momento, llamar a declarar a la infanta Cristina ni como imputada, ni como testigo.

Sin embargo, Castro ha rechazado la petición de uno de los imputados en la causa de que investigue la procedencia de los correos electrónicos incorporados al sumario y que ha aportado Diego Torres.

En una providencia dictada este miércoles, el juez del caso rechaza la solicitud sobre esos correos que había realizado la defensa de Robert Coockx, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares en un comunicado.

El abogado de Coocks, Javier Saavedra, registró ante el juzgado un escrito pidiendo que se investigara el origen de los numerosos correos electrónicos aportados por Torres y que se han incorporado a la causa.

El pasado sábado, tanto la defensa de Iñaki Urdangarin como la del secretario de las infantas, Carlos García Revenga, cuestionaron ante el juez la validez de los correos y se reservaron la posibilidad de impugnarlos, algo que por el momento no han formalizado ante el juzgado.

Torres aportó varias tandas de correos

A lo largo de la instrucción de esta pieza separada del caso Palma Arena, que dura ya más de dos años, Torres ha ido aportando al juez en varias tandas correos electrónicos, cartas, contratos y otros documentos relacionados con la gestión del Instituto Nóos y de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis).

La última entrega la llevó a cabo el mismo día que acudió a declarar a los juzgados de Palma, el pasado 16 de febrero, cuando aportó unos 200 documentos en total, con los que trataba de implicar al rey en los negocios de Urdangarin, en relación al proyecto Ayre de vela, y también por una oferta laboral realizada a Urdangarin por la princesa Corinna Sayn-Wittgenstein, amiga del monarca.

El pasado 10 de enero, Torres había entregado otra remesa de correos al juez, con la intención de apuntar al duque de Palma como "alma mater" de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (Fdcis), que se investiga como presunta heredera de Nóos y por si fue utilizada para desviar fondos a paraísos fiscales.

En abril de 2012, Torres aportó ocho correos electrónicos datados entre 2005 y 2007, en los que se menciona al rey Juan Carlos y a la infanta Cristina en relación al proyecto de vela en Valencia y con los que además intentó demostrar que las actividades de Urdangarin en el Instituto Nóos fueron más allá de marzo de 2006, en contra de lo declarado por el duque de Palma ante el juez en febrero de 2012.

En la misma providencia, el juez Castro también da traslado a las partes personadas de las peticiones de sobreseimiento en relación a ellos formuladas por dos imputados, el empresario catalán Joaquim Boixareu y el consultor Valentí Giró.

La Fiscalía aún no se ha decidido sobre la situación de la infanta

En un principio, la Fiscalía no veía ningún indicio contra la Casa Real ni la infanta Cristina en Nóos, ya que las últimas declaraciones, investigaciones y correos entregados por el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, no han aportado prueba alguna que avalase una supuesta intervención en los negocios del duque de Palma.

Así lo han asegurado fuentes de la Fiscalía, que han afirmado también que en el actual estado de la instrucción judicial tampoco el círculo próximo a las infantas parece estar implicado en los hechos que investiga el juez del caso Nóos, Jose Castro, sobre supuesta corrupción en las actividades del instituto sin ánimo de lucro que dirigieron Urdangarin y Torres.

Aunque la Fiscalía ve muy claro que este caso acabará en juicio, en el que se sentarán en el banquillo la mayoría de los imputados, entre ellos Urdangarin, también considera de la misma forma que el caso no afectará a ningún miembro más de la Familia Real, con arreglo a las pruebas existentes en la actualidad y teniendo en cuenta que ya se llevan dos años de investigación judicial.

El juez del caso Nóos investiga, por otra parte, si Iñaki Urdangarin, la infanta Cristina y el exsocio del duque de Palma y su mujer se acogieron a la amnistía fiscal personalmente o a través de alguna sociedad.

La Fiscalía tampoco ve indicios contra Camps y Barberá

El ministerio público tampoco ve indicios en el caso contra la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el expresidente de Valencia Francisco Camps por los pagos que se hicieron al instituto de Urdangarin y Torres por la celebración de la Valencia Summit, que tuvo lugar en esta ciudad en los años 2004, 2005 y 2006.

Fuentes fiscales han explicado que en su declaración judicial una responsable de la firma de este convenio asumió responsabilidades en el asunto y no implicó a Barberá ni a Camps.

Lo que no ven claro en la Fiscalía es la necesidad de que el caso se desgaje en dos procedimientos que lleven a dos juicios distintos, uno de ellos en Palma sobre el grueso del caso y el otro en Valencia sobre la parte que afecta al convenio firmado por las tres cumbres de la Valencia Summit.

La Fiscalía está en contra de que el procedimiento se divida en dos y considera más conveniente que finalmente acabe en juicio solo en la capital balear.

En este sentido, fuentes de la Fiscalía han valorado la labor llevada a cabo por los tribunales baleares en los casos de corrupción en los que se ha pronunciado y que refuerzan la imagen de la independencia judicial.

El caso continuará su curso normal con las diligencias que se precisen y con la declaración de algunos testigos.

También está pendiente de si finalmente es llamado a declarar como testigo el asesor jurídico de la Casa del Rey, José Manuel Romero, quien recientemente reiteró a través de un comunicado que no prestó asesoramiento jurídico alguno para la constitución de la Fundación Cultura, Deporte e Integración Social (Fdcis), heredera del Instituto Noós, y precisó que sólo indicó que Iñaki Urdangarin debía limitarse a formar parte de su consejo asesor.

Noticias

anterior siguiente