Anterior CaixaBank gana 708 millones en el primer semestre un 75% más, tras incorporar Barclays Siguiente Tres exdirectivos de la dueña de Fukushima serán imputados por el accidente nuclear Arriba
Una aplicación que te permite medir la contaminación acústica en tu móvil.

El móvil como instrumento para medir la contaminación acústica

  • Una aplicación para el móvil permite medir el ruido ambiental

  • La medición se envía a la Agencia Europea de Medio Ambiente

  • Unos 100 millones de europeos viven expuestos a un ruido excesivo

|

Cualquier persona con un smarthpone puede contribuir y aportar datos sobre la contaminación acústica, la cantidad de ruido que se registra en una determinada zona geográfica.

La plataforma basada en datos móviles Noise Watch es parte del proyecto Eye on Earth, desarrollado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y en el que colabora Microsoft.

En Noise Watch los ciudadanos pueden aportar sus mediciones de ruido. Todo ello a través de una aplicación para el teléfono móvil (para iPhone, Windows Phone y Android) que utiliza el micrófono del teléfono para medir el ruido del ambiente.

Esa medición, acompañada con datos referentes a la ubicación geográfica obtenidos del GPS del teléfono, se envían a través de la conexión a Internet del móvil. Los datos enviados por los ciudadanos se suman a las mediciones científicas y oficiales que se obtienen o que facilitan los países y se incorporan en el mapa Noise Watch de la AEMA.

«El ruido ambiental es uno de los contaminantes más omnipresente en el mundo actual» según la AEMA. Tráfico rodado, aviones, fábricas e industrias,… Y también el ruido que hacen otras personas. Y sin embargo el acústico es probablemente el tipo de contaminación que menos atención recibe por parte de las autoridades. Y eso a pesar de que habitualmente es el más fácilmente perceptible.

No sólo es molesto: también altera el ambiente y el ritmo de vida. Según la AEMA 100 millones de ciudadanos europeos viven expuestos a niveles de ruido dañinos. Y vivir expuesto a una cantidad de ruido excesiva, especialmente de forma prolongada en el tiempo, resulta dañina para la salud.

Según el Observatorio de la Sostenibilidad en España (OSE), «unos altos niveles de ruido puede causar enfermedades cardíacas, problemas cognitivos y tinnitus, mientras que la exposición prolongada a incluso niveles bajos de ruido puede provocar hipertensión arterial y perturbar el sueño».

Incluso se puede considerar una invasión al derecho de intimidad cuando traspasa las paredes del hogar. El teléfono móvil pone en manos de los ciudadanos la posibilidad de participar en el estudio del ruido ambiental de forma fácil, directa y efectiva. Eso sí, dentro de las limitaciones que supone el uso del micrófono del móvil como instrumento para la medición del ruido.

Más contenidos de Noticias

anterior siguiente